El cambio climático disminuirá los días de crecimiento de las plantas para 2100

0
59
59

Un potencial de 'beneficio' clave del calentamiento global que se ha considerado es que las plantas en las latitudes septentrionales prosperarán en un mundo más cálido, pero esta suposición prevaleciente ignora el hecho de que las plantas del norte seguirán limitadas en cuanto a la radiación solar, frenando los efectos positivos del calentamiento y la disponibilidad adicional de CO2, según un estudio publicado este miércoles en 'Plos Biology' por la Universidad de Hawai, en Estados Unidos.

Además, ese mismo calentamiento podría superar las tolerancias de temperatura de las plantas en zonas tropicales de todo el mundo y además estar acompañado por la sequía. "Aquellos que piensan que el cambio climático beneficiará las plantas necesitan ver la luz, literal y de forma figurada", dice el autor principal del trabajo, Camilo Mora, profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Hawai, en Manoa.

"Un enfoque limitado sobre los factores que influyen en el crecimiento de las plantas ha dado lugar a grandes subestimaciones de los potenciales impactos del cambio climático en las plantas, no sólo en latitudes más altas, sino con mayor severidad en los trópicos, dejando al descubierto el mundo a graves consecuencias", añade.

El cambio climático en curso conducirá a la disminución general de los días de crecimiento de las plantas para 2100

El nuevo estudio muestra que el cambio climático en curso conducirá a la disminución general de los días de crecimiento de las plantas para 2100, debido a una mezcla de calentamiento, sequía y radiación solar limitada. Utilizando los datos obtenidos por satélite, el estudio identificó los rangos de temperaturas, la humedad del suelo (la disponibilidad de agua) y la luz (radiación solar) dentro de los cuales se produce el 95 por ciento del crecimiento del mundo vegetal actualmente.

Luego, los investigadores emplearon proyecciones climáticas para contar el número de días en un año que estarán dentro de estos rangos climáticos adecuados para el crecimiento de plantas en el futuro. Aunque el trabajo encontró que las tendencias de calentamiento incrementarán el número de días con temperaturas por encima de cero grados en latitudes más altas en un 7 por ciento, estos mismos lugares quedarán limitados en cuanto a la luz, una tendencia que se ha perdido en estudios anteriores que se centraron solo en la temperatura.

"Las regiones en latitudes más altas probablemente tendrán menos heladas y nieve en el suelo en el futuro, pero muchas plantas no serán capaces de aprovechar esas temperaturas más cálidas, ya que no habrá suficiente luz solar para sostener su crecimiento", afirma el coautor del estudio Iain Caldwell.

El mismo calentamiento que parecía ser una influencia positiva en el crecimiento de plantas en latitudes más altas se vio que era perjudicial para las plantas en las regiones tropicales, donde las condiciones se vuelven demasiado calientes y secas durante la mayor parte del crecimiento de las plantas.

En general, todo el planeta podría sufrir una reducción del 11 por ciento en el número de días con climas adecuados para el crecimiento de las plantas, con algunas regiones tropicales haciendo frente a una reducción de hasta 200 días por año para 2100.

"Aunque a las plantas que ya se han adaptado a vivir en condiciones cálidas y secas extremas podría irles bien en un planeta que se calienta, el reto será para los ecosistemas agrícolas y forestales tropicales para adaptarse a las condiciones que probablemente superarán lo que pueden tolerar en la actualidad", dice Jamie Caldwell, otro de los autores.

La nueva investigación va más allá al evaluar dónde resultarán más afectadas las personas por los cambios en el número de días de crecimiento de las plantas

Las plantas también sostienen a las sociedades humanas gracias al suministro de alimentos, fibra, combustible, así como el empleo y los ingresos asociados. Sin embargo, sólo pueden ofrecer esas cosas cuando los climas son adecuados para su crecimiento.

La nueva investigación va más allá al evaluar dónde resultarán más afectadas las personas por los cambios en el número de días de crecimiento de las plantas. Mientras que algunas regiones del norte -predominantemente en China, Rusia y Canadá- probablemente experimentarán mejores condiciones climáticas para el crecimiento de las plantas, aproximadamente 2.100 millones de individuos son muy vulnerables a los cambios proyectados.

Estos 2.100 millones de personas normalmente viven en países que dependen en gran medida de las plantas para la alimentación, el empleo y los ingresos, tienen una capacidad mínima de adaptarse porque son pobres, y además, podrían perder un 30 por ciento o más del periodo actual de crecimiento de sus plantas.

"El cambio climático tendrá impactos desproporcionados sobre los más pobres del mundo --advierte Miqueas Fisher, otro miembro del equipo--. Nuestro análisis mostró, por ejemplo, los posibles impactos humanos dramáticos en el Sahel y en ciertas islas del pacífico. Si los agricultores de subsistencia en el Sahel pierden la mitad de loa días de crecimiento para los cultivos de plantas, será difícil para ellos alimentar a sus familias".

En una nota más positiva, los cambios en los días adecuados de cultivo de plantas eran insignificantes bajo escenarios de mitigación fuertes y moderados, lo que sugiere que incluso modestas reducciones en las emisiones podrían prevenir estos cambios drásticos y sus consecuencias asociadas a los ecosistemas y las personas.

Comentarios