Expertos piden crear una plataforma intergubernamental para resolver los desafíos del agua

0
54
  • Expertos piden crear plataforma intergubernamental resolver desafíos agua
    Imagen de UNSAGAB.
54

La gran importancia del agua y el saneamiento para el desarrollo y el bienestar merece la creación de una nueva y poderosa área global dentro de la Organización de Naciones Unidas (ONU) dedicada a la resolución de conflictos por este recurso y los retos comunes, mientras siguen los avances respecto a los objetivos globales de desarrollo acordados recientemente.

Esta nueva plataforma intergubernamental, apoyada por paneles fuertes e independientes de científicos mundiales, consejeros y expertos, es parte de un conjunto de gran envergadura de recomendaciones y conclusiones que se dan a conocer por la Junta Asesora del Secretario General de Naciones Unidas sobre Agua y Saneamiento ('United Nations Secretary-Generals' Advisory Board on Water and Sanitation' -UNSAGAB-) al final de sus 11 años de mandato.

Creado por el entonces Secretario General, Kofi Annan, en el año 2004 para avanzar en las metas relacionadas con el agua de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, esta élite de 21 miembros de UNSGAB -entre ellos el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría- advierte que la infraestructura institucional de hoy requiere de una actualización importante global para posibilitar el cumplimiento de los objetivos sobre el agua y el saneamiento en la Agenda de 2030, los nuevos "Objetivos de Desarrollo Sostenible" adoptados por los Estados Miembros de la ONU este año para alcanzar dentro de 15 años.

El órgano propuesto sería la esfera más importante del mundo para llegar a un consenso sobre las preocupaciones comunes sobre agua y saneamiento y para evaluar el progreso

"En la actualidad existe un desajuste entre la visión incorporada y ambiciosa para 2030 sobre el agua dulce y la gestión de servicios sanitarios y las estructuras políticas internacionales disponibles para contribuir a su puesta en práctica", dice el informe, presentado por el presidente de UNSGAB Uschi Eid al Secretario General Ban Ki-moon en sede de la ONU, en Nueva York, Estados Unidos.

El órgano propuesto sería la esfera más importante del mundo para llegar a un consenso sobre las preocupaciones comunes sobre agua y saneamiento y para evaluar el progreso. Estaría implicado en el sector privado y otros actores principales, soportado por una secretaría (ONU-Agua) y un panel de expertos independientes con el mandato de reunir información fidedigna sobre temas de agua y saneamiento y estimular la investigación para llenar las lagunas de conocimiento.

Esta entidad informaría de la toma de decisiones a nivel internacional "de una, de forma equilibrada, basada en hechos transparentes y completos". El objetivo de monitorizar el progreso hacia las metas mundiales de agua para 2030 complementaría el esfuerzo, ya que sería un nuevo consejero independiente al Secretario General para que triunfe UNSGAB. Estos expertos también piden un Panel de Jefes de Estado del Agua para defender y liderar el apoyo en torno a temas importantes.

El informe de despedida de UNSGAB subraya que el agua, el saneamiento y la higiene son fundamentales para la salud humana y contiene mensajes contundentes con la intención constructiva de mejorar el manejo de los problemas del agua. "Teniendo en cuenta que una gran cantidad de organizaciones de la ONU se ocupan del agua, pero sólo como una cuestión marginal, se necesita nada menos que una revolución cultural del agua a gran escala dentro de la ONU", dice el informe.

"Las organizaciones competentes de Naciones Unidas deben asignar (más) financiación básica al agua y la necesidad de revisar sus políticas. Es, por ejemplo, el momento de que la OMS [Organización Mundial de la Salud] respalde el agua, el saneamiento y la higiene como prevención primaria", añade esta élite de expertos.

Destacando la existencia de "persistentes y graves inconsistencias en los datos de las comunicaciones de Naciones Unidas relacionados con el agua", la Junta dice que una declaración de 2012 de que el objetivo global de agua potable se había cumplido se sustenta en la suposición errónea de que todas las fuentes de agua "mejoradas" proporcionan agua segura sin contaminar. UNSGAB matiza que "hay una diferencia entre una fuente de agua potable que sólo se 'ha mejorado' y el agua potable que es verdaderamente segura".

El documento de UNSGAB también reclama datos mundiales a nivel de la ONU para iluminar mejor el retroceso en el acceso a servicios de agua y saneamiento en las ciudades, ya que sus autores consideran que "no se está informando actualmente de manera explícita sobre la regresión mundial vista hoy en zonas urbanas".

"Realmente, se ha logrado mucho, pero el cubo de los desafíos del agua que hay que resolver sigue estando bastante lleno", afirma el presidente de UNSGAB, Uschi Eid. "Con las ventajas de 11 años de perspectiva, distinguidos miembros de nuestra Junta ofrecen recomendaciones para la acción global y la reforma institucional, junto con consejos sobre cómo los futuros consejos asesores independientes pueden organizarse para un máximo impacto", añade.

El agua potable, todavía un desafío

Las propuestas de estos especialistas se agrupan en siete temas, detallando los esfuerzos y logros de la Junta y otros actores internacionales, junto con puntos de vista y recomendaciones sobre estrategias y acciones futuras. Entre los puntos más destacados, los expertos abogan por crear la voluntad de actuar ahora y en el futuro en lo relativo al agua, puesto que alertan de que ésta sigue estando infravalorada y mal administrada, por lo que el agua potable sigue siendo un desafío.

El agua, el saneamiento y la higiene son fundamentales para la salud humana 

En este sentido, proponen que el término "agua potable" se utilice para agua potable no contaminada y trabajar para conseguir el acceso universal y equitativo al agua potable segura y asequible, intensificando los servicios de agua potable con urgencia mediante reformas institucionales, el impulso de la financiación, la eliminación de la corrupción y el fortalecimiento de la capacidad de sus sectores de servir agua.

También recomiendan ampliar el saneamiento más allá de los hogares, con inodoros en las escuelas, clínicas, centros de trabajo, mercados y otros lugares públicos, con el objetivo de dar prioridad al saneamiento como medicina preventiva y romper el círculo vicioso de enfermedades y malnutrición, que afectan especialmente a mujeres y niños.

Mayor prioridad al sector de agua y saneamiento, así como la gestión de los recursos hídricos en los presupuestos nacionales, y fomentar un mejor conocimiento de los gastos en todo el país sobre el agua son otros consejos de estos expertos. También apuestan por favorecer una mejor gestión de los recursos hídricos, con el reconocimiento de la interrelación entre el agua, la energía y los sistemas alimentarios dentro y entre los países y en todos los sectores.

Los países deben desarrollar políticas de saneamiento nacionales y planes maestros, incluyendo estimaciones de costos, plazos y planes de financiación sostenible, para garantizar que los planes de inversión de capital se corresponden con las fuentes de financiamiento externas e internas, además de prestar más atención a las operaciones de saneamiento y mantenimiento, según estos especialistas.

Finalmente, piden promover la protección y evitar la muerte y los daños por los desastres relacionados con el agua, tras resaltar que el cambio climático, la urbanización y la mala gestión del agua han aumentado los riesgos de desastre en casi todas partes, especialmente en los deltas urbanos. Así, consideran que los desastres relacionados con el agua deben abordarse como parte de la planificación del desarrollo, incluida la protección social necesaria.

Entre otras observaciones y recomendaciones UNSGAB, el informe insta a un enfoque global sobre el agua, pidiendo a las empresas a desarrollar estrategias globales para mitigar los riesgos.

Comentarios