Las glaciaciones desgastan montañas más rápido de lo que la tectónica de placas puede construirlas

0
111
  • glaciaciones desgastan montañas más rápido lo que tectónica placas puede construirlas
    Santa Elías (Wikipedia/CC).
111

Investigadores han tratado de medir todo el material de salida y entrada en una cadena de montañas durante más de un millón de años y han descubierto que la erosión causada por la glaciación durante las edades de hielo puede, en las circunstancias adecuadas, desgastar las montañas más rápido de lo que la tectónica de placas puede construirlas.

Este estudio internacional, publicado este lunes en 'Proceedings of the National Academy of Sciences' y realizado por el Programa de Perforación Integrado del Océano y dirigido por científicos de la Universidad de Texas en Austin, la Universidad de Florida y la Universidad Estatal de Oregon, en Estados Unidos, añade información al debate de mucho tiempo acerca del equilibrio entre el clima y las fuerzas tectónicas que influyen en la formación de montañas.

Los científicos analizaron las montañas de San Elías en la costa de Alaska y encontraron que la erosión se aceleró bruscamente hace aproximadamente 1 millón de años, cuando el enfriamiento climático global desencadenadó edades de hielo más fuertes y más persistentes que los tiempos pasados. El estudio, realizado por un equipo de científicos de diez países, culminó más de una década de trabajo de campo.

El trabajo ha demostrado que la montañas están evolucionando de forma activa junto con y respondiendo al clima de la Tierra

Los investigadores utilizaron equipos sísmicos para tomar imágenes y mapear un gran abanico de sedimentos en el fondo del mar en el Golfo de Alaska causado por la erosión de las montañas cercanas y tomaron muestras de sedimentos pequeños para entender el sistema moderno. Después, recogieron y fecharon casi cuatro kilómetros de sedimentos del suelo del golfo y la plataforma continental de Alaska, revelando millones de años de historia geológica.

"Resultó que la mayoría [de los sedimentos] eran más jóvenes de lo que esperábamos y la mayoría de las tasas (de producción de sedimentos y erosión) fueron más altas de lo que esperábamos -afirma el autor principal y co-jefe Sean Gulick, del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas (UTIG, por sus siglas en inglés), una unidad de la Escuela Jackson de Geociencias-. Dado el gran cambio climático durante la transición al Pleistoceno medio cuando pasamos de cortas edades de hielo (unos 40.000 años) a super largas (unos 100.000 años), la erosión se hizo mucho mayor. De hecho, había más erosión de la que reponía la tectónica".

"Nos quedamos gratamente sorprendidos por lo bien que podríamos establecer las edades de las secuencias de sedimentos, a medida que perforábamos, y la composición de los sedimentos nos dio una clara evidencia de que la glaciación comenzó y luego se amplió en sintonía con las tendencias mundiales del clima en los últimos millones de años -destaca el co-autor Alan Mix, de la Universidad Estatal de Oregón, Estados Unidos--. Sólo mediante la perforación del fondo del mar, donde se acumula los sedimentos, podíamos ver estos detalles".

Las sierras montañosas se forman cuando las placas tectónicas se empujan unas a otras a través de millones de años y estrujan la corteza exterior de la Tierra. Pero incluso cuando las montañas se construyen por estas fuerzas titánicas, otros agentes -una combinación de procesos tectónicos y climáticos- funcionan para eliminar la capa acumulada.

Desde mediados del Pleistoceno, las tasas de erosión han seguido venciendo a las placas tectónicas en un 50 a 80 por ciento, lo que demuestra que los procesos climáticos, como el movimiento de los glaciares, pueden superar a la formación de montañas en un lapso de un millón de años. Los resultados de este trabajo ponen de relieve el papel fundamental que las fluctuaciones climáticas juegan en la formación de los accidentes geográficos de la Tierra.

"Los seres humanos a menudo ven cordilleras como partes estáticas e inflexibles del paisaje", destaca el científico John Jaeger, profesor asociado de Geología en la Universidad de Florida, Estados Unidos. "Pero nuestro trabajo ha demostrado que están evolucionando de forma activa junto con y respondiendo al clima de la Tierra, lo que demuestra lo verdaderamente dinámico y acoplado que es este planeta", concluye este experto.

Comentarios