Preocupante retroceso récord de los glaciares de Groenlandia

0
66
  • Preocupante retroceso récord glaciares Groenlandia
66

Los glaciares de Groenlandia se están retirando rápidamente, y un nuevo estudio calcula que lo hacen por lo menos dos veces más rápido que en cualquier otro momento de los últimos 9.500 años.

El trabajo, publicado en 'Climate of the Past', también ofrece nueva evidencia de cómo los glaciares son sensibles a la temperatura, lo que demuestra que respondieron a períodos anteriores de enfriamiento y calentamiento abrupto, algunos de los cuales podrían haber durado sólo décadas.

Para realizar un seguimiento de cómo los glaciares crecieron y se redujeron con el tiempo, los científicos extrajeron muestras de sedimentos de un lago glaciar que proporcionó la primera observación continua del cambio glaciar en el sureste de Groenlandia. Luego compararon los resultados con muestras similares de Islandia y la isla de Baffin de Canadá para obtener una visión regional.

Los glaciares de Groenlandia se están retirando rápidamente por lo menos dos veces más rápido que en cualquier otro momento de los últimos 9.500 años

"Hay dos cosas que están sucediendo. Una es que hay una disminución muy gradual en la cantidad de luz solar que llega a las latitudes altas en el verano. Si eso fuera lo único que sucede, podríamos esperar que estos glaciares se deslizasen lentamente. Pero luego comenzó la quema de combustibles fósiles y la adición de dióxido de carbono a la atmósfera, y los glaciares que todavía estaban creciendo empezaron a fundirse porque las temperaturas de verano son más calientes",  ha explicado el coautor del estudio, William D'Andrea, una paleoclimatólogo de la Universidad de Columbia.

Los glaciares son dinámicos y pesados. A medida que un glaciar se mueve, muele el lecho de roca debajo, creando sedimentos que son arrastrados por el agua de deshielo del glaciar hasta el lago en su término. Cuanto más grande es el glaciar, más roca madre se muele y arrastra.

Los científicos pueden tomar muestras de sedimentos del fondo de los lagos alimentados por glaciares para ver cuánto limo y materia orgánica se depositó en el tiempo, junto con otros indicadores de un clima cambiante. A continuación, puede utilizar la datación por radiocarbono para determinar cuándo se depositó más o menos cieno, según ha informado el Earth Institute de la Universidad de Columbia.

Dos glaciares de 9.500 años

Fueron muestras de sedimentos del del lago alimentado por el glaciar Kulusuk permitieron a los científicos rastrear los cambios en dos glaciares cercanos que se remontan 9.500 años. Antes del siglo XX, la mayor tasa de retroceso de los glaciares que se refleja en el núcleo fue hace unos 8.500 años, en momentos en que la posición de la Tierra con respecto al Sol resultó en más luz del sol de verano sobre el Ártico.

"Si comparamos la tasa a la que estos glaciares han retrocedido en los últimos cien años a la tasa en que se retiraron cuando desaparecieron hace entre 8.000 y 7.000 años, vemos que la tasa de retroceso en los últimos 100 años es casi el doble de lo que era bajo esta desaparición forzada natural", dijo D'Andrea.

La historia capturada en los núcleos de Kulusuk muestra que un período de calentamiento comenzó hace unos 8.500 años, cuando las tasas de erosión del glaciar cayeron rápidamente, lo que sugiere que el glaciar se hizo más pequeño. Luego, hace unos 8.200 años, las temperaturas comenzaron a enfriarse rápidamente y las tasas de erosión aumentaron de nuevo. Ese período de reflexión ha sido bien documentado por otros estudios y se ha conectado con grandes cambios en la circulación oceánica.

Poco después de ese avance, hace alrededor de 8.000 años, los glaciares se fueron consumiendo y pudieron haber desaparecido por completo. Los expertos ven poca erosión en el núcleo de sedimentos entre hace 7.000 y 4.000 años. Durante el período de calentamiento, el núcleo también muestra un gran aumento de materia orgánica de las plantas que crecen en los alrededores del lago.

Cuando los glaciares comenzaron a crecer de nuevo, hace unos 4.000 años, experimentaron una serie de impulsos de crecimiento que revelan su sensibilidad al cambio.

Los glaciares se expandieron en ráfagas, avanzaban rápidamente, se retiraban brevemente, y luego se mostraban en expansión de nuevo, hasta hace unos 100 años, según el estudio. "Esto demuestra que hay respuestas internas dentro del sistema climático que pueden hacer que los glaciares crezcan y se encojan en escalas de tiempo muy cortas. Son realmente sistemas dinámicos, sobre lo que no hemos tenido mucha evidencia previa a esto", ha declarado D'Andrea.

Los períodos documentados en núcleos de sedimentos oceánicos y en muestras de Islandia y la isla de Baffin, sugiere que los glaciares han respondido de forma sincronizada a través del Atlántico Norte durante al menos los últimos 4.000 años, escriben los autores.

Comentarios