¿Cómo influyen los ríos y los arroyos en la capacidad de los bosques para almacenar carbono?

0
77
  • ¿Cómo influyen ríos y arroyos capacidad bosques almacenar carbono?
77

Los bosques ayudan a eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera almacenándolo en los árboles, pero una cantidad considerable de gases de efecto invernadero en realidad escapa a través del suelo y en los ríos y arroyos, según concluye un documento que se publica este lunes en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

Los investigadores encontraron que, en todo Estados Unidos, la capacidad de los bosques para almacenar carbono no es tan robusta una vez que se mete en la ecuación el agua dulce. Estos expertos tienen la esperanza de introducir esto como un concepto importante a considerar cuando se modela la cantidad de carbono almacenada en los paisajes terrestres.

"Si nuestro objetivo es utilizar los bosques como una forma de gestionar las reservas de carbono, debemos saber qué se filtra en los arroyos, los ríos y los lagos", afirma el autor principal David Butman. "Nuestra investigación sugiere que, de hecho, estos paisajes no pueden estar recogiendo la mayor cantidad de carbono como pensamos porque no estamos representando lo que se va en los sistemas acuáticos", añade.

Una cantidad considerable de gases de efecto invernadero en realidad escapa a través del suelo y en los ríos y arroyos

Butman, junto con colaboradores de la Agencia Federal y el Departamento de Recursos Naturales de Wisconsin, analizó todos los datos y los estudios existentes que representan el carbono en los ríos de agua dulce, lagos y embalses de todo el país y sintetizaron la información y crearon nuevos modelos para echar un vistazo a la cantidad de carbono que se mueve en el agua.

De esta forma, encontraron que los ríos de agua dulce y arroyos transportan o almacenan más de 220 millones de libras de carbono cada año. Este carbono termina en el océano, en el sedimento del fondo de lagos y embalses o en la atmósfera como un gas de efecto invernadero. Con estas nuevas cifras de todo Estados Unidos, los científicos podrían estar sobreestimando la capacidad de los paisajes terrestres para almacenar carbono en casi un 30 por ciento, según el estudio.

"Estamos sugiriendo que una vez que se tiene en cuenta el carbono que se escapa de los paisajes por los entornos acuáticos, la cantidad de almacenamiento real de carbono se reduce en casi un 30 por ciento", apunta Butman.

Los investigadores presentaron los hallazgos en la reunión de este mes de la Unión Geofísica Americana y sus resultados contribuirán al siguiente Informe federal del del Ciclo del Carbono. El primer informe, publicado en 2007, no incluyó los ecosistemas de agua dulce como parte en la evaluación nacional del carbono, señala Butman.

La lluvia mueve carbono

La capacidad de los bosques para almacenar carbono no es tan robusta una vez que se mete en la ecuación el agua dulce

Los resultados variaron según la región, pero los investigadores encontraron que el alto volumen de lluvia anual en el noroeste del Pacífico mueve carbono con relativa rapidez a través del paisaje y las aguas costeras más rápido que en otras regiones. Estos bosques son generalmente considerados como grandes sumideros de almacenamiento de carbono, por lo que estos nuevos resultados pueden tener especial importancia para la región, según Butman.

El Servicio Geológico de Estados Unidos pasó cuatro años analizando el  carbono en todo el país, un proyectó que comenzó con fondos del Departamento de Seguridad Nacional para tratar de entender y calcular las reservas de carbono y los flujos en el medio natural. Butman se unió al trabajo como parte de su labor postdoctoral en la Universidad de Yale, Estados Unidos, centrándose específicamente en cómo se mueve el carbono en agua dulce.

Butman se centra actualmente en cómo entra carbono en los ecosistemas de agua dulce en el noroeste del Pacífico. Su reciente artículo en 'Nature Geoscience' sugiere que el tamaño del río o el arroyo ayuda a identificar el origen de carbono, bien filtrándose desde aguas subterráneas y suelos ricos en carbono o al ser liberado por organismos acuáticos que respiran y se descomponen en estos flujos de agua.

Comentarios