Los microbios aumentan la velocidad a la que se funden los glaciares del Ártico

0
82
  • microbios aumentan velocidad que se funden glaciares Ártico
82

Científicos revelan cómo los microbios del Ártico están aumentando la velocidad a la que se funden los glaciares, en un proceso no computado en los modelos actuales de cambio climático. Así lo expondrán estos expertos este miércoles en la Conferencia Anual de la Sociedad de Microbiología que se celebra en Liverpool, Reino Unido, desde el lunes hasta el jueves.

La investigación, dirigida por el doctor Edwards Arwyn, de la Universidad de Aberystwyth, en Gales, se centró en una sustancia granulada, parecida a la tierra, que se encuentra en la superficie del hielo ártico conocida como crioconita, que está hecha de polvo y hollín industrial pegado entre sí por las bacterias fotosintéticas. Trabajando en la capa de hielo de Groenlandia, el equipo demostró que la crioconita oscurece la superficie del hielo, haciendo que se derrita y forme pequeños agujeros llenos de agua.

Los gránulos hechos por bacterias auto-regulan la profundidad y la forma de estos agujeros para maximizar su exposición a la luz solar, que a su vez derrite aún más el hielo de la superficie del glaciar. En verano, los agujeros de la crioconita pican la superficie de la región biológicamente productiva de la capa de hielo de Groenlandia, un área diez veces el tamaño de Gales (200.000 kilómetros cuadrados), que se está expandiendo a medida que el clima se calienta.

Los microbios del Ártico están aumentando la velocidad a la que se funden los glaciares

Trabajando en una capa de hielo en Svalbard, en el extremo norte de Noruega, el equipo demostró que este proceso es impulsado por una única especie de bacterias fotosintéticas, del género 'Phormidesmis'. El hielo ártico refleja aproximadamente el 60 por ciento de la luz que recibe (conocido como nivel de albedo) pero la crioconita disminuye el albedo del hielo a alrededor de 20 por ciento, transfiriendo más energía solar al hielo y acelerando su fusión.

Esta reducción del albedo promovida por las bacterias es mayor que la del polvo solo. Los orificios de fusión que estas especies de bacterias forman proporcionar un entorno para que otros microbios que florezcan, lo que conduce al crecimiento de los agujeros de crioconita.

El doctor Edwards explica: "Si reconocemos las superficies de hielo como un paisaje vivo, podemos ver que los propios microbios son capaces de cambiar la superficie glacial. Es sólo recientemente que hemos empezado a entender que estos agujeros de crioconita son dinámicos, cambian de tamaño y forma. Los microbios son capaces de diseñar ecosistemas y responder a los cambios en su entorno todo el tiempo".

"A medida que las áreas biológicamente productivas de glaciares y capas de hielo se expanden por el cambio climático, estos procesos microbianos pueden influir en su punto de fusión más y más. A largo plazo, esto contribuye a la pérdida de hábitats glaciares y la única biodiversidad microbiana que habia en ellos", alerta.

Los modelos actuales son incapaces de dar cuenta de manera efectiva de los impactos del crecimiento microbiano en el glaciar y el derretimiento del hielo, por lo que aprender más acerca de este ecosistema Ártico y la retroalimentación es un paso importante para entender el posible aumento del nivel del mar, según los autores.

Comentarios