"Los efectos del cambio climático son una amenaza muy preocupante en toda Latinoamérica"

1
456
  • " efectos cambio climático son amenaza muy preocupante toda Latinoamérica"
    Kristina Apinaniz, directora general de aclima

Un contenido de:

Sobre la Entidad

aclima
Clúster Vasco de Medio Ambiente. Aclima es el referente y el aglutinante del sector ambiental de Euskadi.

Colombia y México vienen a Bilbao para debatir sobre sus desafíos ambientales. Los próximos 13 y 14 de septiembre, el auditorio Bilbao Berrikuntza Factoria (C/ Urubitarte, 6) será el escenario del Primer Encuentro Aclima GLOBAL. Un encuentro en el que se abordarán los desafíos de estos dos países en materia de residuos, agua y protección del medio ambiente de la mano de protagonistas de primer nivel llegados del otro lado del Atlántico. 

Con este motivo entrevistamos a Kristina Apinaniz, directora general de Aclima, referente y aglutinante de la industria medioambiental de Euskadi.

Pregunta.- La primera pregunta es directa ¿cuáles son los desafíos ambientales en Colombia y México?

Respuesta.- Colombia y México se enfrentan a desafíos ambientales similares a los que nos podemos encontrar en otros países de Latinoamérica.

El reto más importante es ofrecer agua potable y saneamiento básico a todos los ciudadanos de forma eficiente

En materia de residuos se debe mejorar en los sistemas de recogida, clasificación y deposición final de residuos sólidos urbanos. Se están dando los primeros pasos para la gestión y tratamiento de otras corrientes de residuos post-consumo, incluyendo los peligrosos, pero falta por desarrollar legislación y crear las infraestructuras necesarias.

En lo que respecta al tema del agua, el reto más importante es ofrecer agua potable y saneamiento básico a todos los ciudadanos de forma eficiente, especialmente en las áreas rurales. Además, la regeneración de cuencas contaminadas también es urgente: uno de los casos de los que se hablará precisamente en el Congreso es el del Río Bogotá, en pleno proceso de recuperación.

En el apartado de patrimonio ambiental, se están dando pasos importantes en la protección de espacios naturales y preservación de la biodiversidad, pero los efectos del cambio climático son una amenaza muy preocupante en toda Latinoamérica. Especialmente en el caso de Colombia, es destacable la necesidad de adaptarse al cambio climático, ya que es uno de los países más vulnerables a sus efectos. 

No debemos olvidar, por último, que Colombia y México son países cada vez más urbanos, donde la población se concentra en ciudades cada vez más grandes, en las que la preocupación por la calidad del aire y el ruido crecen, ya que están afectando a la salud de sus ciudadanos.

P.- ¿Cuál es el estado de la gestión de los residuos en estos países?

R.- Por un lado, decir que la situación de la gestión de residuos no es homogénea en estos países, con municipios que han avanzado mucho en esta materia en los últimos años y otros, normalmente más pequeños, con objetivos básicos como aumentar la cantidad de residuos que terminan en un relleno sanitario y no vertidos de forma incontrolada.

Por otro lado, es necesario diferenciar entre la gestión de residuos urbanos y la gestión de residuos post-consumo o de manejo especial.  

En lo que respecta a residuos sólidos urbanos, si bien existen leyes nacionales que obligan a los municipios a desarrollar planes de gestión, algunos municipios no los están redactando y en cualquier caso la implementación de estos planes se está demorando más de lo esperado, normalmente debido a factores económicos y voluntad política.

En materia de residuos post-consumo, Colombia ha optado por una estrategia basada en el concepto de responsabilidad extendida del productor y México, en cambio, ha legislado de acuerdo con la responsabilidad compartida. En ambos casos se están empezando a dar los pasos para implementar los programas para las diferentes corrientes de residuos.

P.- ¿Qué inversión es necesaria para afrontar una gestión sostenible de los residuos?

R.- No se trata solo de un tema de inversión, que por supuesto es imprescindible para poder desarrollar las infraestructuras necesarias. El principal reto es la sostenibilidad económica de los sistemas: se deben implantar tarifas de autofinanciamiento de los servicios públicos, que garanticen un funcionamiento sostenible en el tiempo.

P.- ¿Las Administraciones Públicas están implicadas a todos los niveles en este objetivo?

R.- En lo que respecta a las inversiones, las Administraciones en general sí están implicadas: además, existen otras fuentes de financiación (normalmente organismos multilaterales) que les ayudan a afrontarlas. Como ocurre en muchos otros países, es necesario es que las inversiones en materia medioambiental sean prioritarias con respecto a otras necesidades que tienen los municipios y a así a estos proyectos se les dote de los recursos necesarios.

P.- Calidad del aire: ¿qué aire respiran colombianos y mexicanos? ¿cómo se puede mejorar su calidad?

R.- Como he dicho antes, en Colombia y México la mayor parte de la población vive en grandes ciudades en las que la calidad del aire es mejorable.  

Ciudad de México, a través del programa Proaire 2011-2020, está poniendo en marcha diversas medidas para la resolución de este problema: limitaciones en el uso del transporte privado y promoción del transporte privado, renovación de la flota automovilística, nuevas especificaciones para combustibles, eficiencia energética, infraestructuras verdes, etc. Pero el crecimiento demográfico e industrial y las condiciones fisiográficas y climatológicas del valle hacen que sea muy difícil de disipar la niebla densa que suele cubrir la ciudad.

Este problema no se limita a la ciudad de México: hay otras ciudades mexicanas con retos en materia de calidad del aire, como es el caso de Guadalajara: precisamente, Andrés Aranda, de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial del Estado de Jalisco, hablará en el Congreso sobre las políticas y proyectos para mejorar la calidad del aire de esta área metropolitana.

En el caso de Colombia, Bogotá, Medellín y Calí son las ciudades con los principales problemas de calidad del aire, pero también están siendo abordados, de manera eficaz. En el caso de Bogotá, además de las medidas relativas a fuentes móviles como el pico y placa ambiental, también se está trabajando en un Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) en el que se generan medidas como achatarramiento de los autobuses, cambio de tecnologías para control de emisiones, entre otras.

P.- En cuanto a la gestión del agua, tanto México como Colombia han trabajado duro para incrementar la cobertura de abastecimiento a la población ¿el reto actual está en las zonas rurales?

R.- Efectivamente el objetivo de que todos los colombianos y mexicanos tengan agua potable se está alcanzando con más dificultad en las áreas rurales. La calidad del servicio de agua y saneamiento ha mejorado notablemente en los últimos años, pero aún quedan importantes desafíos, sobre todo en la mejora de la eficiencia de los servicios de acueducto, con importantes pérdidas técnicas y comerciales, y en los temas de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.

Tanto las instituciones colombianas como las mexicanas están priorizando los proyectos rurales, especialmente en las zonas más empobrecidas.

P.- De forma trasversal ¿existe inversión suficiente para afrontar todos estos retos?

R.- Se están haciendo importantes esfuerzos tanto por parte de las instituciones públicas como de los organismos multilaterales para abordar las inversiones necesarias en infraestructuras medioambientales, pero a menudo no son suficientes. Se debe seguir en esta línea, buscando condiciones de financiación más atractivas y concienciando a los representantes de las instituciones para que siga existiendo voluntad política de atender los desafíos de los que estamos hablando.

P.- ¿Qué papel tiene la colaboración público-privada para solventar estos desafíos?

R.- La colaboración público-privada, desde luego, puede ser la solución para aquellos proyectos con mayores dificultades para ser financiados por las vías tradicionales. Determinadas empresas, con capacidad para invertir en proyectos de riesgo controlado y con interés en poner en valor esta capacidad ante sus competidores, están buscando proyectos en los que la financiación se resuelva por esta vía. Es claro que se trata de una solución en la que todos ganan.

En el caso de la construcción, gestión y mantenimiento de grandes infraestructuras para el tratamiento de aguas residuales empieza a ser cada vez más común, pero también están surgiendo proyectos en otras áreas como la gestión de residuos.

P.- El primer Encuentro Aclima GLOBAL abordará todas estas temáticas ¿qué destacaría del programa?

R.- Las misiones comerciales que Aclima ha realizado este año, han servido para conocer de primera mano los retos medioambientales a los que se enfrentan México y Colombia, lo cual nos ha permitido invitar a representantes de las principales instituciones encargadas de afrontarlos.

Los ponentes son, todos ellos, personas con capacidad de decisión y peso en las organizaciones a las que representan y con un elevado conocimiento de las materias sobre las que van a tratar sus intervenciones.

P.- Además del programa técnico se desarrollarán reuniones con los ponentes.

R.- Me atrevo a decir que el privilegio de poder reunirse con cualquiera de los ponentes en privado es una de las principales razones para inscribirse al Congreso.

P.- ¿Cómo pueden inscribirse todos los interesados en el Encuentro?

R.- La inscripción se realiza a través de la web del evento (www.aclimaglobal2016.com) e incluye la asistencia a los 3 bloques de ponencias, las reuniones B2B con los ponentes, que se solicitan a través del formulario de inscripción, visita descriptiva por la Ría de Bilbao, almuerzos y pausas café. 

Comentarios