La Confederación Hidrográfica del Júcar actúa en el Barranco Capenal a su paso por el término municipal de Cocentaina

0
12
12

(CHJ) Durante los días 12 al 16 de julio de 2012 se produjo un incendio forestal dentro del Parque Natural de Mariola que afectó a 500 hectáreas repartidas entre los términos municipales de Cocentaina y Alcoy.

Este incendio obligó al desalojo de un gran número de urbanizaciones y viviendas situadas dentro de la masa forestal, causando alarma social ante el peligro evidente de que aquéllas pudieran verse afectadas por las llamas.

La Confederación Hidrográfica del Júcar, con el fin de aumentar la seguridad en las urbanizaciones situadas cerca del barranco y de paliar los efectos causados por este incendio, comenzó a principios de la pasada semana una serie de labores de acondicionamiento encaminadas a la recuperación de la capacidad fluvial de este cauce. Para ello se ha estado procediendo al corte y aclareo del arbolado presente en el lecho del cauce y a la poda del arbolado restante.

Una de las actuaciones principales se centra en el desbroce selectivo del matorral, especialmente en los puntos de cruce del barranco con infraestructuras viarias, todo ello con objeto de garantizar el normal funcionamiento de los elementos de drenaje de la mismas, ya que, si bien la vegetación existente en el barranco no supone en la mayor parte de las zonas un impedimento en cuanto al normal funcionamiento de su régimen hídrico, sí que puede suponer un peligro desde el punto de vista de propagación de un incendio. Además, una alta densidad de vegetación puede ejercer de barrera en caso de que un episodio de fuertes lluvias arrastre los restos de la vegetación afectada por el reciente incendio.

Se está procediendo, asimismo, a la recogida de basuras, vegetación calcinada y otros elementos obstructivos presentes en el cauce. Todos los restos se trasladan a vertedero autorizado.

Está previsto que todas estas labores finalicen esta semana.

Comentarios