La Xunta quiere conseguir con los ayuntamientos en esta legislatura un pacto local del agua

0
59
59
  • Francisco Menéndez y Agustín Hernández
  • El consejero de Medio Ambiente destacó que es prioritario que las administraciones cooperen para facilitar esa mejora.
  • Hernández recordó que las experiencias de los consorcios para la gestión del agua del Louro y Valdeorras son un buen ejemplo del modelo de gestión que la Xunta quiere impulsar.

(Xunta) El consejero de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, destacó esta mañana que el departamento que dirige está trabajando en un gran acuerdo con los ayuntamientos para mejorar y homogeneizar la gestión del ciclo urbano del agua, con el fin de garantizar un servicio en iguales condiciones de calidad y cantidad para todos los ciudadanos de Galicia.

El consejero de Medio Ambiente avanzó este compromiso durante la clausura de la jornada de presentación de resultados del proyecto medioambiental WIZ, organizada por la Diputación provincial de Pontevedra. El programa WIZ (Waterize Spatial Planning) es un sistema de información on line que permitirá a ciudadanos, gestores y empresas disponer de herramientas e información para la gestión municipal de agua potable y de las infraestructuras hidráulicas.

Hernández explicó que la Xunta viene trabajando en el análisis de todas las posibilidades para conseguir una mejora de la gestión del agua, más justa y equitativa, que garantice un servicio a los ciudadanos en iguales condiciones de calidad y cantidad. Señaló que para conseguir esta coordinación es preciso contar con las administraciones locales, ya que es en ellas en las que recaen la mayoría de las competencias en la prestación de los servicios.

El reto que tiene la Xunta por delante es homogenizar las condiciones de prestación de los servicios del ciclo del agua que permitan su sostenibilidad a largo plazo y una mayor justicia para lo administrado

Según manifestó el consejero, el reto que tiene la Xunta por delante es homogenizar las condiciones de prestación de los servicios del ciclo del agua que permitan su sostenibilidad a largo plazo y una mayor justicia para lo administrado, como ya se inició con la aprobación del reglamento marco del saneamiento, recogido en la Ley de Aguas y aprobada en la pasada legislatura.

Hernández defendió esta modelo “porque las posibilidades de mejora son enormes, y porque es el momento de tener un sector del agua maduro y del que la ciudadanía se pueda beneficiar por igual”. Gracias a este plan se avanzará en la transparencia, se estudiarán los servicios y se establecerán referencias para la tarificación de los servicios municipales del agua, argumentó. Además, se evaluará la eficacia de los operadores, estudiando si su actuación es excelente, o se puede mejorar.

El consejero de Medio Ambiente destacó que es prioritario que las administraciones cooperen para facilitar esa mejora, y destacó que las diputaciones provinciales deben asumir un papel fundamental en la asistencia a los ayuntamientos más vulnerables. Informó de que estas cuestiones, por tratarse de competencias locales, deberán acordarse mediante un Pacto Local del agua entre Junta y ayuntamientos, a través de un diálogo que ya comenzó con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (FEGAMP) que después se materializará en el Reglamento marco del servicio del abastecimiento en Galicia, previsto en la Ley de Augas de Galicia.

Experiencias

Hernández recordó que las experiencias de los consorcios para la gestión del agua del Louro y Valdeorras son un buen ejemplo del modelo de gestión que la Xunta quiere impulsar, el de prestación supramunicipal de los servicios. Esto ofrece posibilidades de especialización, de cooperación y de coordinación por parte de las entidades locales respetando su autonomía, y permite adaptar los modelos de gestión a la realidad de cada territorio.

Entre las ventajas que esto implica, destacó la de evitar conflictos del agua compartiendo la gestión del abastecimiento o una mayor equidad tributaria cuando se asume la gestión del ciclo integral del agua en un ámbito supramunicipal.

En consecuencia, se desterrará el concepto de “venta de agua” entre administraciones, algo que suele ser fuente de conflictos y semilla de futuras deudas, afirmó.

Por último, añadió que el camino que se está iniciando dará sus frutos en esta misma legislatura y apostó por unir y sumar esfuerzos en este recorrido que busca mejorar la gestión del agua de manera que podamos garantizar un servicio a los ciudadanos en iguales condiciones de calidad y cantidad.

Comentarios