La Confederación del Ebro reforzará la estabilidad de la ladera derecha del embalse de Yesa tras las intensas lluvias registradas en la zona

0
93
93

Temas

  • Vista del pantano de Yesa desde Ruesta (Wikipedia)
  • Las lluvias acumuladas en los últimos 15 días en la cuenca vertiente del embalse, hacen necesario adelantar una actuación prevista en la ladera derecha.
  • Esta actuación se suma a los trabajos de recrecimiento del embalse que ya se están ejecutando, una de las obras prioritarias para el Ministerio en toda la Cuenca del Ebro que, terminará definitivamente con los problemas de estabilidad.

(CHE) La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), reforzará la estabilidad de la ladera derecha del embalse de Yesa en cumplimiento de los necesarios niveles de seguridad tras el reciente episodio de precipitaciones en el que se registraron más de 280 l/m² acumulados en 15 días.

Las revisiones periódicas a la que se somete a la presa han detectado un movimiento “muy lento” en la ladera que recomienda adelantar los trabajos que ya estaban programados antes del episodio de lluvias.

De forma habitual los técnicos del Organismo de cuenca someten al embalse a sondeos, estudios piezómetros e inclinómetros y seguimiento topográfico que permiten descubrir cualquier variación en el paleodeslizamiento latente que ya se había detectado en las laderas del embalse lo que posibilita, como en este caso, reaccionar rápidamente ante cualquier cambio significativo.

En la ladera de la margen derecha existe constancia de movimientos de tierras desde, que en 1930, se realizaron los primeros estudios del embalse.

Los trabajos de estabilización consistirán en la construcción de unos muros de contención en la zona del pie de la ladera, además se procederá a una excavación de descarga en la zona superior y a la instalación de anclajes, como ya se realizó en la ladera izquierda, en la zona del Canal de Bardenas. El coste final de la obra dependerá de la evolución de los trabajos.

Esta actuación se suma a los trabajos de recrecimiento del embalse que ya se están ejecutando. Una obra prioritaria para el Ministerio, en la que este año invertirá 30 millones de euros, y que, según todos los estudios técnicos será la solución definitiva para terminar con todos los problemas de estabilidad detectados en las laderas de la presa.
La CHE ya ha informado sobre la necesidad de acometer estos trabajos tanto a su Asamblea de Usuarios como a su Junta de Gobierno, así como a la Comisión del Pacto del Agua y a las Comunidades Autónomas de Aragón y Navarra. El Ayuntamiento de Yesa también ha sido informado. Asimismo, se han solicitado los permisos para realizar las actuaciones necesarias.

Ya en el verano de 2006 los técnicos de la Confederación del Ebro detectaron en la ladera de la margen izquierda, en una zona donde se había instalado un vertedero de inertes de la obra, movimientos y la aparición de una grieta gracias, como ha ocurrido en esta ocasión, al seguimiento exhaustivo al que se somete al embalse lo que permitió la detección del problema y la definición y aplicación de medidas correctoras.

Comentarios