La Confederación del Duero firma un convenio de protección del territorio con la Fundación Tormes-EB

0
100
100
  • Río tormes a su paso porSalamanca
  • Es la primera vez que un Organismo de cuenca suscribe un acuerdo de este tipo.
  • Ambas entidades colaborarán en la protección de los ecosistemas vinculados al río Tormes.
  • Mejorar la calidad de las aguas y la biodiversidad, así como la reducción de las cargas administrativas, son los objetivos principales del convenio.

(CHD) El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) a través de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y la Fundación Tormes-EB han firmado un convenio para colaborar en la protección de los ecosistemas vinculados al río Tormes y en el fomento de su biodiversidad. José Valín, Presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, y Raúl de Tapia, en representación de la Fundación Tormes han formalizado este acuerdo mediante la firma del correspondiente documento en la sede de la Fundación en Almenara de Tormes, con la presencia también del Subdelegado del Gobierno en Salamanca, Javier Galán.

Tras la firma, las autoridades han realizado una visita a las instalaciones y al complejo lagunar objeto del convenio. Lo relevante de este convenio es que constituye el primer acuerdo de custodia del territorio que firma en España un organismo de cuenca.

La custodia del territorio, figura introducida por la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, y definida como el conjunto de estrategias a través de las cuales se implica a los propietarios y usuarios del territorio en la conservación y uso de los valores y los recursos naturales, aparece como una herramienta óptima para asegurar esta colaboración entre Administración y propietarios y usuarios de los terrenos vinculados a los ecosistemas fluviales en la buena gestión y la protección permanente de los valores naturales, contribuyendo a la consecución del buen estado ecológico de las masas de agua que exige la Directiva Marco del Agua.

En este caso concreto, el acuerdo se articula como una forma de colaboración público-privada entre dos entidades que comparten su interés por la protección del río Tormes y sus ecosistemas, en concreto a su paso por la finca propiedad de la Fundación en la margen izquierda del río en los términos municipales de Almenara y Pino de Tormes. Su ubicación en Red Natura 2000 y sus importantes valores ambientales hacen de ella un lugar estratégico para el seguimiento tanto de la biodiversidad como del estado del río en este punto de su tramo bajo. 

Mejorar la calidad de las aguas y la biodiversidad: objetivos principales del convenio

La finca alberga un valioso sistema lagunar, cuyas aguas han sufrido un deterioro de la calidad en estos últimos años, con la consiguiente pérdida de biodiversidad. Poner remedio a esta situación es uno de los objetivos del convenio, y para ello la Fundación llevará a cabo una serie de trabajos para instalar un sistema de aportación de caudales del río Tormes a las lagunas, actuación que contará con el apoyo técnico y administrativo de la CHD. La Fundación Tormes efectuará el seguimiento de esta actuación para evaluar sus efectos sobre el ecosistema fluvial, contando para ello con los muestreos y los análisis que realizará la Confederación Hidrográfica del Duero a través de sus equipos de toma de muestras y su Laboratorio de Aguas.

Otro objetivo importante del Convenio es facilitar la realización de las numerosas actuaciones de aclareos, podas selectivas y plantaciones que lleva a cabo la Fundación Tormes y que por realizarse en zona de dominio público hidráulico o en zona de afección del río Tormes precisan de numerosos permisos del Organismo de cuenca. Para ello se ha previsto un protocolo de actuación consistente en la presentación anual de un programa de trabajos que, una vez aprobado por la Confederación, autoriza a actuar a la Fundación con una importante simplificación de los trámites administrativos con el consiguiente ahorro de recursos para ella y para la administración.

La Confederación Hidrográfica del Duero ha manifestado que la colaboración con este tipo de entidades resulta de especial interés en un contexto de crisis económica como el actual, que demanda la búsqueda de nuevas fórmulas de creación de valor, en este caso valores ambientales, distintas de mera aportación de fondos públicos, que generen además la progresiva implicación de la sociedad civil en la protección y defensa de los recursos naturales.

El acuerdo firmado, por su carácter pionero, ha generado mucha expectación entre las entidades y redes de custodia del territorio y cuenta con el apoyo expreso de la Fundación Biodiversidad, responsable de la Plataforma Nacional de Custodia del Territorio, que pretende animar a través del mismo a otras Confederaciones y entidades de custodia a suscribir acuerdos similares. De hecho, la propia Confederación Hidrográfica del Duero tiene ya en estudio la suscripción de otros dos acuerdos de custodia fluvial, en este caso vinculados a los ríos Arlanza en Burgos y Riaza en Segovia.

La Fundación Tormes-EB tiene una consolidada trayectoria en la suscripción de acuerdos de este tipo y no en vano su Director, Raúl de Tapia, es el presidente de la Red de Custodia de Castilla y León.

Comentarios