Liana Ardiles: "Hemos conseguido que las empresas españolas del ciclo integral del agua tengan presencia en los cinco continentes”

0
185
185
  • La directora general del Agua ha resaltado que el Gobierno va a seguir defendiendo la Marca España Agua, potenciando y promocionando al sector privado y apostando por la inversión en investigación.
  • Actualmente la industria del agua en España, con presencia en los cinco continentes, factura más de 20.000 millones de euros anuales y emplea a más de 150.000 trabajadores.

(MAGRAMA) La directora general del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Liana Ardiles, ha destacado hoy “el amplio reconocimiento y el proceso de expansión que está experimentando” la Marca España Agua en todo el mundo, de tal modo que “hemos conseguido que las empresas españolas que ofrecen bienes y servicios asociados al ciclo integral del agua tengan presencia en los cinco continentes”.

Ardiles ha presidido la sesión dedicada al “Agua y Empresa” junto al profesor Joaquim Poças, en el marco del II Congreso Internacional de Ingeniería Civil y Territorio que se ha celebrado en Vigo (Pontevedra), organizado por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Galicia y por la Ordem dos Engenheiros de Portugal.

Durante su intervención, Liana Ardiles ha valorado “la extraordinaria experiencia y capacidad tecnológica de la administración pública y del empresariado del agua”, que han conseguido situar a España “a la vanguardia de Europa” en esta materia.

La directora general ha señalado que “la tecnología puntera de las empresas españolas en la prestación de servicios y la producción de bienes asociados al ciclo integral del agua ha demostrado ser una herramienta muy útil y eficaz para proporcionar soluciones técnicas a los problemas asociados a la gestión del agua”, y no sólo en España, sino también en el resto mundo. “Se trata de un sector dinámico que ofrece soluciones y productos innovadores para cada necesidad y para cada país”, ha apuntado.

Actualmente la industria del agua en España factura más de 20.000 millones de euros anuales y emplea a más de 150.000 trabajadores. “Cada día son más las grandes empresas españolas adjudicatarias de importantes contratos para la ejecución y el mantenimiento de infraestructuras hidráulicas en el extranjero y nuestro compromiso pasa por apoyar a las PYMES españolas para que también puedan hacerse un hueco en los mercados del resto del mundo”, ha destacado.

Impulso del Gobierno

“Desde el Gobierno español –ha proseguido Ardiles– estamos promocionando, a través de la Marca España Agua, los bienes y servicios hidráulicos que suministran las empresas españolas, fomentando la cooperación bilateral con los países con los que compartimos intereses comunes y promoviendo y consolidando la cooperación internacional en materia de agua para fortalecer la posición de nuestro país y de la Marca España a nivel mundial”.

Ardiles ha añadido que “vamos a seguir apostando por la defensa de la Marca España Agua, vamos a seguir potenciando y promocionando el buen hacer de nuestro sector privado, y vamos a apostar por la inversión en investigación”.

Inversión en I+D+i

La directora general del Agua, además, ha explicado en su intervención que, a pesar de esa posición de ventaja con la que parte España y las empresas españolas, para mejorar el cumplimiento de la política de la Unión Europea en materia de agua es necesario reforzar la base tecnológica como vía para aumentar le eficiencia y la eficacia en el uso de nuestros recursos. “No podemos dejar de lado la inversión en I+D+i para el conjunto del ciclo integral del agua”, ha afirmado.

“Debemos prestar especial importancia a la inversión en tecnología e innovación, ya que debemos perseguir la eficiencia del uso del agua como recurso cada vez más escaso”, ha asegurado Ardiles. Se trata de una línea iniciada ya con la Estrategia Europa 2020 y la Hoja de Ruta hacia una Europa Eficiente en los Recursos, “y en la que debemos profundizar”, ha añadido.

A su juicio, “Europa tiene margen para desarrollar su potencial de innovación en la gestión del agua, lo que contribuiría de forma apreciable a la creación de empleo, al crecimiento verde y a la competitividad de Europa”.

En esta línea, la directora general ha apuntado que “la Unión Europea debe incentivar, apoyar y promover las necesarias inversiones en I+D+i que permitan al tejido empresarial europeo del sector del agua mantener su acervo tecnológico, su capacidad competitiva tanto dentro de la UE como fuera de ella, y su habilidad para actualizar y profundizar esos desarrollos tecnológicos a fin de disponer en cada momento de las mejores tecnologías posibles”.

Comentarios