Las filtraciones en La Turbera de Torrelavega se deben a la circulación subsperficial del agua

0
36
36
  • El Ayuntamiento de Torrelavega ha recibido el estudio elaborado por el IGME a petición del Gobierno de Cantabria, del Ayuntamiento de Torrelavega y de la delegación del Gobierno de la Nación en Cantabria.

El informe del Instituto Geológico Minero de España (IGME) sobre las filtraciones de agua en el barrio La Turbera de Torrelavega ha concluido que el problema es ajeno al proceso de llenado de la mina de Reocín, sino que se debe a la circulación subsuperficial del agua, y recomienda completar las obras de drenaje realizadas.

El Ayuntamiento de Torrelavega ha recibido el estudio elaborado por el IGME a petición del Gobierno de Cantabria, del Ayuntamiento de Torrelavega y de la delegación del Gobierno de la Nación en Cantabria, en cumplimiento de la resolución aprobada en el Parlamento de Cantabria para determinar el origen de las aguas en el barrio de la Turbera y sus posibles soluciones.

El informe, titulado 'Determinación del origen de las aguas y humedades superficiales aparecidas en el barrio de la Turbera y sugerencias de actuaciones para su eliminación', será remitido a la Universidad de Cantabria para su valoración y a los técnicos especializados de las distintas administraciones y organismos públicos con el fin de analizar y contrastar su contenido y tomar las decisiones oportunas.

En el informe se afirma que el proceso de inundación de la mina de Reocín es "ajeno" a la presencia de las filtraciones de agua en el barrio de la Turbera y destaca que son otros factores los que influyen en este fenómeno analizado por el IGME teniendo en cuenta la geología de la zona y el yacimiento minero, así como la hidrología e hidrogeología de este sector.

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) concluye en el estudio que, "desde el punto de vista técnico, el problema planteado "es de circulación subsuperficial del agua", y "la única recomendación que se propone es la ejecución de una obra de drenaje que complete las anteriormente realizadas".

Esponja

En este sentido, los autores del informe destacan que el talud levantado para la construcción de la autovía del Cantábrico (A8) con materiales de una antigua escombrera de la mina situada en esta zona de la Turbera, actúa como una "esponja" absorbiendo el agua de lluvia circulante y drenándola a través de las cunetas.

Además, el estudio señala que la composición química del agua del barrio de la Turbera, es la que presenta mayor similitud con el agua analizada en la zona de la citada escombrera utilizada para la construcción de la autovía, entre todos aquellos puntos muestreados para establecer posibles relaciones.

Asimismo, el informe advierte que la zona de 'La Turbera', también conocida anteriormente por 'Las Llamas' hace referencia en ambos casos a un lugar con abundante presencia de agua acumulada de forma natural por la propia composición geológica del terreno y por una hidrología condicionada asociada a los cambios de nivel del agua en el río.

Por todo ello, el informe del IGME concluye que el problema estudiado es de "circulación subsuperficial del agua" y como única recomendación propone la ejecución de una obra de drenaje que complete las obras anteriormente realizadas.

En este sentido, se propone dar más profundidad a la zanja de drenaje realizada por AZSA y desviarla hasta finalizar en una arqueta propiedad de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Estudio

La decisión de encargar este estudio elaborado por el IGME tuvo lugar el 9 de mayo de 2013 en una reunión de coordinación a la que asistieron responsables políticos y personal técnico de las tres administraciones públicas, cumpliendo así la proposición aprobada por el Parlamento de Cantabria el 19 de abril de 2013 para encargar a la Universidad de Cantabria y/o a un entidad de reconocido prestigio el origen de las aguas en el barrio de la Turbera y sus posibles soluciones.

El IGME es un organismo público de investigación actualmente adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad, que tiene entre sus fundiciones la información, la asistencia técnico-científica y el asesoramiento a las Administraciones públicas, agentes económicos y a la sociedad en general, en geología, hidrogeología, ciencias geoambientales, recursos geológicos, hidrogeológico y minerales.

Comentarios