La evaluación ambiental del plan de conservación del humedal de la laguna de A Frouxeira, a información pública

0
77

Sobre la Entidad

La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
  • Para recuperar el funcionamiento natural de la laguna es preciso restaurar en determinadas condiciones, y de manera controlada, el tramo final del canal de desaugüe, siempre sin alterar el sistema dunar y el funcionamiento hídrico- ecológico del humedal.
  • Al final del período invernal deben suspenderse las actuaciones sobre el canal de comunicación con el fin de que la laguna pueda tener un funcionamiento ecológico normal.
  • Durante el período de comunicación entre la laguna y el medio marino se extremarán los controles para asegurar la menor afición al estado ecológico del sistema.
  • El Plan contempla, entre otras, actuaciones de restauración de matorrales y hábitats dunares en zonas que fueran degradadas por el tránsito de vehículos y personas.
  • Para la protección de aves vulnerables se jalonarán los nidos para minimizar la mortalidad por tránsito de vehículos, personas y depredación por parte de los animales de compaña.
  • El Plan alberga la puesta en marcha de una estrategia de control- eliminación de las especies exóticas invasoras a través del establecimiento de los protocolos concretos de actuación para evitar el incremento de las áreas de colonización.
  • El documento puede consultarse en el siguiente enlace.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras inicia el proceso de información pública del documento de inicio para la Evaluación Ambiental Estratégica del Plan de Conservación del Humedal Protegido de la Laguna de A Frouxeira. El proceso de Evaluación Ambiental Estratégica se realiza paralelamente a la elaboración del Plan, garantizando así la integración de los aspectos ambientales y la participación social. El documento se puede consultar en el siguiente enlace.

La Xunta viene desarrollando desde hace años un conjunto de acciones y medidas de conservación de este espacio. En este sentido, se elaboró un plan de conservación de la laguna, que propone directrices sobre la gestión y conservación, y muy especialmente, en lo que respecta al funcionamiento hidro- ecológico, a la conservación de hábitats naturales, a la restauración de las áreas degradadas, a las medidas de conservación de la avifauna, al control de especies exóticas o al uso público y a la información ambiental.

El complejo húmedo de la Frouxeira constituye uno de los lugares de mayor biodiversidad del territorio gallego, tanto por la presencia de hábitats naturales de especial relevancia en el conjunto del territorio de la Unión Europea, como por la existencia de un importante número de especies de flora y fauna protegidas, así como por la normativa europea, estatal y autonómica.

La Xunta viene desarrollando desde hace años un conjunto de acciones y medidas de conservación de este espacio

El Humedal Protegido Laguna y Areal de Valdoviño está situado dentro del territorio del Ayuntamiento de Valdoviño, repartiendo su superficie entre tres parroquias. La zona oriental, que abarca la porción costera ubicada entre Pena da Ovella, Punta Faluchos y la Isla Percebelleira, se sitúa en territorios de la parroquia de Valdoviño. La parte oriental, repartida entre A Punta Frouxeira, O Coto da Pena Longa y el Monte de Meirás, comprende terrenos de la parroquia de Meirás. Finalmente, la zona central del Humedal Protegido, que comprende la Playa de A Frouxeira, A Lagoa da Frouxeira, el esteiro del río Magno y los territorios adyacentes a este, se incluye en la parroquia de Lago.

Canal de comunicación

Con la finalidad de recuperar el funcionamiento natural de la laguna se considera necesario en determinadas condiciones, y de manera controlada, la recuperación del tramo final del canal de desagüe. El mantenimiento del canal debe realizarse sin alterar la estructura del sistema dunar, el funcionamiento hídrico- ecológico del humedal, y del propio sistema de barrera litoral- playa.

En este documento se hace hincapié en no realizar acciones que puedan suponer una afición significativa sobre la barrera litoral. A lo largo de esta última se pueden establecer tres grandes unidades delimitadas en función de su fragilidad y de las consecuencias que se derivarían sobre el estado de conservación del humedal.

  • Sector 1 (Cordón Dunar – Resalte Rocoso). El primer tramo de barrera abarcado entre el pie del cordón dunar y el resalte rocoso coincide con el eje mayor de la apertura y representa el área más frágil del sistema de cierre. Se debe prohibir la circulación de cualquier tipo de vehículo.
  • Sector 2 (Resalte Rocoso – Isla Percebelleira). El segundo tramo se prolonga desde el resalte rocoso a la línea imaginaria, que partiendo desde la Isla de A Pecebelleira discurre hasta el área continental, perpendicular a la playa. Esta zona se considera también frágil y no debe circular ningún tipo de vehículo.
  • Sector 3 (Isla Percebelleira – Agullas Saíñas). El margen W de la línea que discurre desde la Isla Percebelleira al área continental representa una pequeña concha, que pierde cuota altimétrica desde la playa alta a la baja. Esta zona es de menor fragilidad y carece de hábitats prioritarios, la excepción del constituido por el propio medio marino. Constituye un área de fácil recuperación natural o incluso de fácil restauración.

La recuperación del canal deberá efectuarse con un exhaustivo control de cuotas, que se calculan en cada período, adaptándola al nivel de arena depositado entre la barrera y la playa. Como cuota límite en el control del nivel de inundación se formula en torno a los 3,30 metros y en ningún caso descenderá de los 3 metros, ya que esta establecería condiciones anómalas para el período otoño- invierno. Al final del período invernal deben suspenderse las actuaciones sobre el canal de comunicación con el fin de que la laguna pueda tener un funcionamiento ecológico normal.

Como medidas de protección durante el período de comunicación entre la laguna y el medio marino se establecerán las siguientes:

  • Control del uso público. Se evitará la circulación de personas en el área de actuación, en la playa y sobre la barrera litoral.
  • Prohibición de pesca en la laguna y en medio marino adyacente.
  • Se deben extremar las medidas para evitar la presencia de perros sueltos en el humedal.
  • Evitar el uso inadecuado del uso público en las áreas que puedan quedar exoneradas.
  • El acceso de vehículos y maquinaria a la playa será exclusivamente por los caminos ya existentes y no sobre sistemas dunares con vegetación.
  • De producirse un vaciado importante de la laguna, resulta necesario afrontar el cierre de los vanos de la coiraza interna depositando sacos de arena en estos.

Conservación de los hábitats naturales

El Humedal Protegido Laguna y Areal de Valdoviño abarca superficies significativas de tipos de hábitats naturales y seminaturales. En consecuencia, se desarrollarán medidas de conservación sobre los hábitats dunares, fundamentalmente sobre los relacionados con las etapas de mayor madurez de la duna, que fueron objeto de labores de desbroces periódicos mediante el empleo de maquinaria portátil o acoplada a vehículos, lo cual también puede afectar a la especies de interés. Se promoverá el abandono de estas actuaciones para ser sustituidas por otras de carácter compatible.

Por otra parte, también deberán ser implantados los métodos de limpieza de playas que no tengan un efecto apreciable sobre los hábitats naturales y las especies de interés para la conservación, en relevo de los mecanizados, con tractor y arado. El relevo de la limpieza mecanizada por la adopción de métodos manuales y selectivos, permite la minimización del incidente de dichas actuaciones sobre los ciclos vitales de las especies de interés para la conservación, así como evitar que se produzcan afición significativas sobre la estructura, funcionamiento y composición taxonómica de los ecosistemas naturales costeros.

Restauración de áreas degradadas

El Plan contempla actuaciones de restauración de matorrales y hábitats dunares en zonas que fueran degradadas por el tránsito de vehículos y personas. Para tal finalidad, en un primero término deberán ser desarrolladas acciones y medidas encaminadas a impedir el acceso rodado y a pie a los hábitats de matorrales costeros y dunas, a través de los dispositivos de control y de señalización necesarios.

Esta medida se complementará con la colocación de señales informativas sobre las causas de cierre de caminos y aparcamientos, explicando los valores a proteger, así como indicando las zonas que fueron objeto de actuaciones de restauración de la cubierta vegetal. Esto fomentará una mayor concienciación de los usuarios de las playas y matorrales en relación a la necesidad de realizar un uso respetuoso y sostenible de los hábitats costeros de elevado carácter natural.

La recuperación del canal deberá efectuarse con un exhaustivo control de cuotas

Conservación de la avifauna

Los hábitats dunares albergan poblaciones de especies de interés para la conservación, destacando por su singularidad la píllara de las dunas, estando presente solamente en un reducido conjunto de playas de Galicia, lo que provocó que sea incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Gallego de Especies Amenazadas. Para la protección de esta especie se precisará del balizamiento de los nidos de con la intención de minimizar la mortalidad por tránsito de vehículos, personas y depredación por parte de los animales de compaña.

Control de especies invasoras

El Plan contempla la puesta en marcha de una estrategia de control- eliminación de las especies exóticas invasoras a través del establecimiento de los protocolos concretos de actuación para evitar el incremento de las áreas de colonización, minimizando sus efectos y restaurando, en su caso, a las áreas afectadas. Se elegirán los métodos que sean más positivos en tener de rentabilidad, esfuerzo y control de las poblaciones invasoras, para lo cuál se seguirán los principios de cautela ambiental y al amparo de la Directiva 92/43/CEE y de la Directiva 2009/147/CE, actuando la pequeña escala y empleando métodos manuales de bajo incidente en medio siempre que sea posible, en relevo del empleo de biocidas químicos, que deberán ser evitados en la medida de lo posible. 

Comentarios