Las reservas del acuífero Carme-Capellades, en mínimos debido a la sequía pluviométrica

0
59
  • reservas acuífero Carme-Capellades, mínimos debido sequía pluviométrica
    Capellades (Wikipedia/CC)
  • Empeora la situación del acuífero, que este verano ha registrado mínimos similares a los de la sequía 2007-2008.
  • La Agencia Catalana del Agua trabaja con los ayuntamientos para adoptar medidas para garantizar los abastecimientos y el resto de usos del agua.

Sobre la Entidad

Agencia Catalana del Agua
Agencia Catalana del Agua, empresa pública de la Generalitat de Cataluña encargada de su administración hidrálica que actúa como organismo de sus cuencas internas.
59

Aunque las reservas de agua de los embalses de las cuencas internas (actualmente alrededor del 58%) están garantizadas para los próximos meses, el alargamiento de la sequía pluviométrica que vive Cataluña ha generado un impacto directo sobre las reservas de agua de algunos acuíferos y los ha situado en niveles mínimos históricos, en algún caso, a partir de series estadísticas de 40 años. Algunas masas de agua subterránea presentan claros indicios de un periodo asociado a la sequía que afecta a varios ámbitos de las cuencas internas de Cataluña. Corresponden esencialmente en las zonas prelitorales de la Anoia y del Vallès, el Maresme y el Empordà.

La Agencia Catalana del Agua (ACA) analiza y plantea en cada caso las alternativas para garantizar las demandas de agua en aquellos ámbitos que actualmente tienen el acuífero como única fuente de suministro posible y donde el abastecimiento se puede ver afectado y, al mismo tiempo, las medidas para recuperar el estado cuantitativo y cualitativo de cada masa de agua afectada.

Este es el caso del acuífero Carme-Capellades (Anoia). Tiene una extensión de 157 km2 y almacena agua subterránea que sirve para suministrar este recurso a una gran parte de la población e industria de la comarca. El acuífero se llena únicamente con las precipitaciones, esto hace que tenga dependa completamente de la climatología para alcanzar buenos niveles de agua.

Evolución desde 2000 hasta el 2016 de los niveles del acuífero

De acuerdo con la planificación hidrológica vigente y con los criterios de la Directiva Marco del Agua (DMA) está declarado actualmente en mal estado cuantitativo. El agua subterránea procedente de este acuífero es la única fuente de suministro de diversos municipios de las comarcas de la Anoia y del Alt Penedès (Igualada, Òdena, la Torre de Claramunt, La Pobla de Claramunt, Vilanova del Camí , Capellades, Carmen, Mediona, Orpí, de Igualada, La Laguna, Santa Maria de Miralles, Sant Quintí de Mediona, Cabrera d'Anoia, Vallbona d'Anoia y Jorba). La extracción de agua del acuífero con destino al abastecimiento domiciliario de estos municipios y al resto de usuarios conectados (esencialmente industrias y también riego) se sitúa en torno a los 8 hm3 / año, de los cuales 77 % son para el abastecimiento domiciliario.

El impacto de la sequía

En un período de sequía pluviométrica extrema como el que se está viviendo en los últimos veranos el estado del acuífero sufre las consecuencias y llega a niveles mínimos históricos. La evolución en los últimos años y meses confirma el empeoramiento del estado de esta masa de agua. Se está produciendo una bajada progresiva del nivel del agua, especialmente en los últimos 10 años.

Los períodos de sequía recurrente que ha sufrido el territorio han hecho bajar los niveles piezométricos muy por debajo de las demandas para garantizar el abastecimiento a las poblaciones de Carmen, Capellades, Igualada, de Igualada y de la cuenca de Òdena.

Empeoramiento ls últimos dos años

Actualmente, se puede decir que el Carmen-Capellades ha empeorado su situación en los últimos dos años, superando incluso la que presentaba durante la sequía 2007-2008

A partir del año 2009 hasta la actualidad, el nivel piezométrico en el acuífero ha mostrado una evolución anual muy similar, con niveles mínimos en septiembre-octubre (posteriores a la época de estiaje) y recuperación del nivel a el invierno. Sin embargo, se constata que el acuífero sigue en niveles bastante más bajos que los registrados antes del año 2000.

Actualmente, se puede decir que el Carmen-Capellades ha empeorado su situación en los últimos dos años, superando incluso la que presentaba durante la sequía 2007-2008. Según Plan de sequía (que actualmente se encuentra en trámite de información pública) ahora mismo, el acuífero Carme-Capellades estaría en escenario de Excepcionalidad.

La extracción actual del Carmen- Capellades es de aproximadamente 8 hm3 / año. La mayor parte de las extracciones para pozos se concentran en la zona de descarga de la Riera de Carmen y del río Anoia (Capellades), mientras que las surgencias se encuentran diseminadas por todo el territorio. En cuanto a los usos, el abastecimiento supone un 77% del total de las extracciones del acuífero, mientras que el industrial supone un 19%.

En cuanto a las extracciones del acuífero, al igual que en el resto de ámbitos, se han visto reducidas tanto las procedentes de los usos industriales (algunas empresas con captaciones propias han disminuido o cerrado su producción), como las de redes de abastecimiento (también debido a que muchas industrias estaban conectadas). Así, se calcula una reducción de 2 hm3 / año.

La reducción de las extracciones, muy notoria a partir del año 2009, se ha reflejado en los niveles piezométricos, que a partir de ese año se sitúan normalmente por encima de la cota 325 (piezómetro de referencia Carmen-Cementerio). Sin embargo, los niveles alcanzados no son suficientes para garantizar el abastecimiento de agua subterránea desde este acuífero si no se complementa con una fuente externa.

Evolución de los piezómetros.

Alternativas para garantizar el agua

La ACA consciente de la necesidad de cubrir la demanda en el suministro de este ámbito y teniendo en cuenta que se trata de un sistema claramente deficitario, ha planificado y ejecutado un conjunto de infraestructuras hidráulicas orientadas a mejorar la garantía del suministro y disminuir la presión sobre el acuífero para preservar su calidad. Así, se dispone de un ramal de la red de ATLL procedente de Abrera y una traída de aguas desde la Llosa del Cavall (de 200 l/s), la cual se prevé que entre en servicio a principios de la próximo año.

El Plan de Gestión del Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña, actualmente en fase de información pública, define unas reglas de explotación coordinadas entre los recursos superficiales y subterráneos de aquellos abastecimientos que captan de un acuífero que se encuentra dentro de una masa de agua subterránea declarada en mal estado o en riesgo de estarlo, y que disponen de una conexión a una red de abastecimiento en alta.

Esta situación es especialmente significativa en el sistema Ter-Llobregat donde la implantación progresiva de las reglas de explotación debe permitir mejorar la garantía tanto del ámbito local como del regional y, en consecuencia, el estado de la masa de agua.

Distribución de los usos del acuífero.

Comentarios