Alejandro Maceira: "En 2015 superaremos por primera vez el millón de usuarios únicos anuales"

0
247
  • Alejandro Maceira, director de iAgua

Sobre la Entidad

Alejandro Maceira es el Fundador y Director de iAgua.
247

Personalidades

Faro de Vigo, diario decano de la prensa nacional, entrevistaba este domingo a Alejandro Maceira, director de iAgua, que repasó en una conversación con el periodista Lois Docampo la trayectoria de iAgua desde su fundación, su situación actual y sus perspectivas de futuro. A continuación, adjuntamos el contenido íntegro de la entrevista. 

Pregunta.- Explíquenos que es iAgua.

Respuesta.- En pocas palabras: el medio de comunicación sobre el sector del agua líder en España y Latinoamérica. Profundizando algo más: una plataforma multimedia que cubre cada día la actualidad de las administraciones, empresas y profesionales relacionados con la gestión del agua: servicios, infraestructuras, políticas, empresas, empleo, formación, etc…

P.- ¿Cómo se embarcó en este proyecto y cómo empezó todo?

Las redes sociales han sido, son y serán una de las claves de nuestro proyecto

R.- Es difícil entender iAgua sin echar la vista atrás y repasar mi trayectoria profesional. En el año 2003 comencé a trabajar en Adantia, una consultora compostelana muy vinculada con el mundo del agua. En principio me ocupé de la gestión del Canon de Saneamiento, un impuesto que recauda la Xunta a los operadores e industrias gallegas. Más adelante, pasé a trabajar en temas de planificación hidrológica y en esta etapa establecí relaciones con responsables de otras comunidades autónomas y también con la administración nacional. Tras las reuniones que manteníamos, se echaba de menos un punto de encuentro en internet dónde recoger y debatir los hechos relevantes para nuestro sector. Combinando esa necesidad con mi pasión por la información en la red, puse en marcha iAgua a la altura de 2008.

P.- A partir de su idea inicial fueron sin embargo evolucionando. Destaca su apuesta por las redes sociales. ¿Hasta qué punto las considera importantes en la sociedad de la información actual?

R.- Las redes sociales han sido, son y serán una de las claves de nuestro proyecto. Probablemente, la herramienta decisiva en nuestra consolidación. En ese sentido, nos ha ayudado ser “nativos digitales”, ya que no hemos tenido que adaptarnos a los cambios de hábitos de la audiencia, sino que nosotros mismos la hemos ido empujando hacia las redes. Por poner algunos ejemplos: aterrizamos en Twitter en 2008, cuando había menos de 15 millones de usuarios activos en el mundo (ahora hay casi 400 millones). Actualmente tenemos más de 40 cuentas que superan los 100.000 seguidores. Otra plataforma fundamental para iAgua, por su carácter profesional, es Linkedin, en la cual gestionamos el mayor grupo de expertos del mundo hispano, con más de 7.200 miembros.

Además de utilizar las plataformas sociales más conocidas, fomentamos la participación en nuestra propia web, fundamentalmente a través de nuestra sección de blogs, que acoge a más de 300 blogueros que analizan toda la actualidad del sector.

Toda esta actividad social nos ha permitido crear una auténtica comunidad en torno a iAgua, lo que se conoce como #Waterpeople.

P.- Su último paso ha sido la revista iAgua Magazine ¿cómo está siendo la experiencia del salto al papel?

La primera portada de iAgua Magazine fue un auténtico shock que removió los cimientos de la comunicación en el sector

R.- Como he explicado anteriormente, el nacimiento y consolidación del proyecto iAgua fue puramente digital. Sin embargo, y al revés que la mayoría de medios en estos tiempos, en 2013 consideramos que había un hueco claro para una revista en papel. Un producto que con una periodicidad trimestral y una cuidada edición pudiese analizar en profundidad los temas más candentes de la actualidad, y, sobre todo, un producto que pusiera cara a los protagonistas del sector del agua. Hay que tener en cuenta que las publicaciones en papel que existían hasta entonces, algunas de ellas con una larga y respetada trayectoria, tenían un perfil muy técnico y se centraban casi exclusivamente en infraestructuras y tecnologías. Por ello, la primera portada de iAgua Magazine, en noviembre de 2013, que mostró al por entonces ministro Miguel Arias Cañete con los ojos cerrados, fue un auténtico shock que removió los cimientos de la comunicación en este ámbito.

Desde entonces, hemos editado 7 números, cada uno con un eje temático muy definido en torno al que giran los contenidos (desalación, huella hídrica, tratamiento de agua, smart cities, etc,…) y un protagonista principal que ocupa la portada. Para la presentación de cada número organizamos eventos a los que asiste un promedio de 180 personas y en los que se debate sobre cada uno de estos ejes temáticos.

P.- ¿Hasta dónde llega iAgua? ¿Cuál es su impacto a nivel global?

Nuestro objetivo es que las personas que toman decisiones se informen a través de iAgua

R.- Quizás la mejor medida de nuestro impacto está en las cifras de audiencia de la web. Durante 2014 nos visitaron más de 943.000 personas y, en este 2015, el crecimiento interanual está en torno al 20%, por lo que superaremos por primera vez el millón de “usuarios únicos anuales”.

De esta audiencia, en torno a un 60% procede de España, pero nuestro mayor ámbito de crecimiento es, sin duda, Latinoamérica, donde residen más de un 30% de los visitantes de la web.

La ventaja de poner en marcha un proyecto de información en Internet es que tu audiencia potencial no está en tu pueblo, ni en tu región, ni en tu país. En nuestro caso, a golpe de click tenemos a 600 millones de personas que hablan el mismo idioma y se preocupan tanto o más que nosotros por los problemas del agua. Por todo ello, hemos apostado desde el principio por cubrir lo mejor posible toda la actualidad del agua en el continente americano y es frecuente ver en iAgua entrevistas con altos dirigentes de países como México, Colombia, Perú, Chile o Argentina.

En este sentido, las redes sociales han jugado también un papel fundamental, al permitirnos segmentar la información con perfiles creados exprofeso para cada país en Twitter y Facebook.

P.- Llegados a un punto de difusión como el suyo ¿cree que un medio así es capaz de incluir y marcar tendencia dentro de su sector?

Tanto mi socio, David Escobar, como yo mismo, somos unos auténticos apasionados de todo lo que rodea al agua

R.- Siempre hemos trabajado para ser influyentes. Nuestro objetivo es que las personas que toman decisiones se informen a través de iAgua. Recuerdo una anécdota, de cuando empezábamos, con un presidente de una importante asociación española. En un encuentro nos comentó que cuando iba a países latinoamericanos y se reunía con ministros o directores generales sólo veía revistas anglosajonas encima de las mesas de sus despachos. Y nos dijo que teníamos que cambiarlo. En ello estamos.

P.- Ofrecen información sobre gestión del agua a nivel mundial pero no deja de ser un marco muy específico y reducido. Eso les obligará a profundizar mucho en los temas pero también a estar siempre al día de las novedades.

R.- Absolutamente. Creo que uno de los rasgos más distintivos de iAgua es que tanto mi socio, David Escobar, como yo mismo, somos unos auténticos apasionados de todo lo que rodea al agua. Esa pasión nos lleva a estar permanentemente conectados a todo lo que se “cuece” en el sector. Además, a través de los años, hemos establecido una amplia red de contactos que nos permite disponer de información de calidad en el tiempo y forma precisos.

P.- Su proyecto demuestra que es viable y sostenible un proyecto de información especializada en internet. Supongo que se lo habrán preguntado muchas veces pero, ¿cuál es su secreto?

R.- No creo que exista una fórmula mágica. Pero si podría mencionar algunos ingredientes sin los cuáles un proyecto como iAgua no hubiera salido adelante. En primer lugar, como he mencionado anteriormente, hacer algo que te apasiona. En segundo lugar, ser atrevido, imaginar cómo será el futuro y dirigir a tu proyecto en esa dirección. En tercer lugar, rodearte de las personas adecuadas. Por último, pero fundamental, creer en lo que haces y persistir cuando vienen mal dadas.

P.- Sorprende ver a un gallego tan preocupado por la gestión del agua. ¿Cree que en su tierra no se valora el agua de manera adecuada por su abundancia?

El siglo XXI es el de las ‘Smart Cities’ y los cortes de agua debería ser un mal recuerdo del pasado.

R.- Es una pregunta que me hacen habitualmente. En este sentido podríamos recurrir a un dicho ancestral: “no se valora lo que se tiene hasta que se pierde”. En Galicia nos pasa algo similar con el agua. En general la disfrutamos en cantidad y calidad y, por ello, sólo la valoramos cuando los servicios no funcionan adecuadamente o cuando, de forma menos habitual, hay una amenaza de sequía.

Cuando hablas con un murciano o un valenciano te das cuenta de hasta qué punto tienen interiorizada la importancia de la disponibilidad de agua para sus vidas. Es el resultado de una cultura milenaria marcada por la escasez del recurso para el uso doméstico o agrario.

Y qué decir de tantas zonas del planeta en las que no se dispone de acceso a agua potable y saneamiento. Conocer mejor esa realidad sirve para darse cuenta de la riqueza de la que dispone Galicia en este sentido.

P.- Desde fuera se le ve como un emprendedor que, saliendo de un pequeño pueblo de Galicia, ha conseguido triunfar siguiendo y hablando sobre aquello que más le gustaba. ¿Se siente así?

R.- Si por “triunfar” se entiende levantarte cada día feliz por lo que haces y estar permanentemente ilusionado con poner en marcha nuevas iniciativas que mejoren nuestro proyecto, la respuesta es afirmativa.

La verdad es que la vida me ha llevado por un camino que no esperaba transitar cuando iba al Pérez Viondi o al Manuel García Barros, pero, desde luego, no me puedo quejar en absoluto.

P.- Su vida lo ha llevado muy lejos de A Estrada pero aquí también tenemos nuestros problemas con el agua. Traídas, saneamientos, cortes de agua, desbordes urbanos y rurales… Nos podría venir bien su asesoramiento…

R.- Estoy un poco lejos, pero para nada desconectado. Voy a A Estrada a menudo a ver a mi familia y amigos y sigo permanentemente la prensa local para estar al día.

En cuanto a los problemas del agua en el pueblo, estoy seguro de que las administraciones competentes (Concello, Xunta y Diputación) trabajan con magníficos técnicos que conocen perfectamente las soluciones a aplicar para solventarlos. Otra cosa es que no haya voluntad política o capacidad financiera para hacerlo. En este sentido, la ciudadanía debería ser exigente: el siglo XXI es el de las ‘Smart Cities’ y los cortes de agua debería ser un mal recuerdo del pasado.

Comentarios