Gonzalo Rodríguez: "La transmisión del conocimiento propicia una gobernanza del agua sostenible"

0
311
  • Gonzalo Rodríguez: " transmisión conocimiento propicia gobernanza agua sostenible"

Sobre la Entidad

SUEZ Advanced Solutions
SUEZ Advanced Solutions es la línea de negocio de SUEZ que integra todas las actividades relativas a las soluciones y tecnologías del agua. Listos para la revolución de los recursos.

América Latina ha trabajado duramente para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio en lo relativo a agua y saneamiento. En el caso del abastecimiento se han logrado cumplir plenamente las metas y en el caso del saneamiento casi se han alcanzado. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcan nuevos objetivos para incrementar la seguridad hídrica en el mundo y, en concreto, en la región latinoamericana.

El próximo 6 de septiembre, Casa América acogerá en Madrid la segunda edición de los Diálogos del Agua América Latina España, donde se debatirán, entre otros temas, las coberturas de abastecimiento y saneamiento y la seguridad hídrica en la región.

Hoy hablamos con Gonzalo Rodríguez, Director de Suez Water Spain en Madrid.

Pregunta: ¿Cuáles diría que son los principales retos de la seguridad hídrica en la región latinoamericana?

Respuesta: El primer reto es facilitar el acceso de toda la población al agua potable y al saneamiento con los niveles adecuados, pues se estima que más de 13 millones de habitantes urbanos no tienen agua potable con el nivel deseable, y casi 61 millones a un saneamiento adecuado, según datos de 2015. Esta situación se agrava en los medios rurales. Para mejorar la situación, es imprescindible mejorar tanto las infraestructuras de abastecimiento como la calidad del recurso, así como garantizar la disponibilidad futura de recursos.

El segundo reto es la conservación de las masas de agua con una calidad compatible con la protección de la salud de las personas y con la de los ecosistemas. Para ello, es necesario tratar las aguas residuales antes de su vertido a los cauces naturales, regular la contaminación industrial y minera, la contaminación por nitratos, los procesos de salinización por regadío y, en general, conservar los ecosistemas y la biodiversidad.

El tercer reto debe ser asegurar que se dispone de agua suficiente para el desarrollo sostenible, con una explotación racional de los embalses reguladores, con un adecuado control de la erosión de las cuencas, y con políticas de gestión adecuadas para el tratamiento de las situaciones de sequía. Además, en zonas de estrés hídrico, se deberá controlar la sobreexplotación de los acuíferos y regular la conexión entre las aguas superficiales y subterráneas, así como ajustar las demandas a la disponibilidad real de recursos.

El cuarto reto será la protección de personas y bienes frente a los desastres naturales asociados a las inundaciones, por la ocurrencia de fenómenos meteorológicos extremos en la zona, adecuando los sistemas de laminación y drenaje al desarrollo urbano, mediante políticas efectivas de ordenación del territorio y con la utilización de sistemas de prevención y alerta temprana.

Se estima que más de 13 millones de habitantes urbanos no tienen agua potable con el nivel deseable, y casi 61 millones a un saneamiento adecuado

P.- ¿Cómo puede contribuir el sector privado a hacerles frente?

R.- El sector privado puede colaborar para hacer frente a estos retos mediante la participación en asociaciones público-privadas, introduciendo tecnología e innovación para mejorar la calidad de los servicios públicos con una mayor eficiencia operativa. Para ello es necesario que se produzcan modificaciones legislativas en gran parte de los países latinoamericanos que garanticen jurídicamente los contratos que se deriven, garantizando la sostenibilidad de las tarifas y facilitando la planificación y la operación de los sistemas hidráulicos. De esta manera, se minimizarán las discrepancias políticas e hidrológicas existentes y se atraerá la inversión privada, necesaria para poder afrontar las inversiones en infraestructuras hidráulicas precisas para hacer frente a los retos planteados.

El sector privado también puede colaborar, además de con su participación en la captación de inversión y en la gestión de activos, mediante la generación y transmisión de conocimiento, aprovechando su know how.

P.- ¿Cómo cree que América Latina puede beneficiarse de la experiencia española en materia de agua?

R.- América latina puede beneficiarse de la experiencia española en materia de agua en muchos aspectos. Comenzando por la legislación existente sobre la materia, encabezada por la Ley de Aguas y la Directiva Marco que, sin duda, son documentos que pueden aportar muchas ideas sobre la gobernanza del agua que, desde un punto de vista jurídico, está escasamente desarrollada en varios de estos países.

Por otra parte, la organización administrativa española en materia de aguas, tanto intercomunitaria como intracomunitaria, con la experiencia y el conocimiento atesorado por las Confederaciones Hidrográficas puede exportarse a aquellos países que carecen de una gestión integral de sus cuencas.

Otro de los aspectos en los que la experiencia española puede beneficiar a América Latina es en la gestión de los episodios de avenidas y de sequías, en los que España ha trabajado mucho en los últimos años, con tecnologías innovadoras que se han mostrado altamente eficaces para gestionar estos episodios extremos, para los que se han desarrollado programas específicos.

Tampoco debemos olvidar los aspectos relativos al apoyo institucional y a la formación, pues la transmisión del conocimiento, desde la operación a la gestión, propicia la gobernanza de los sistemas de agua de manera eficiente y sostenible.

La existencia de instituciones comunes en materia de agua, como la CODIA, son instrumentos muy eficaces para el intercambio de experiencias y la aportación de conocimiento entre los países miembros.

América latina puede beneficiarse de la experiencia española en materia de agua en muchos aspectos

P.- En este sentido, ¿qué proyectos llevados a cabo por SUEZ WATER Spain destacaría en la región?

R.- Suez participa activamente en Latinoamérica en muchos proyectos relacionados con el agua, entre los más significativos, podemos citar los siguientes:

Como socio de Aguas Andinas, Aguas Cordillera y Aguas Manquehue, gestiona las diferentes etapas del ciclo integral del agua en el área metropolitana de Santiago de Chile, dando servicio a más de 7 millones de personas.

También participa, como socio de ESAL, en el ciclo integral del agua de la zona de Puerto Mont y otras zonas de la 10ª Región de Chile.

En Perú también está presente, en trabajos para SEDAPAL, relacionados con el soporte comercial del ciclo integral del agua, utilizando una aplicación muy avanzada de gestión comercial, de desarrollo propio del Grupo.

En este mismo país, la Fundación AQUAE, asociada con UNICEF, desarrollan el proyecto de “Agua para la Amazonia Peruana”, que contribuye a mejorar las condiciones de acceso al agua potable y al saneamiento de 5 000 familias de esa región.

En Colombia, gestiona el ciclo integral del agua de Cartagena de Indias y de Palmira, y en Paraguay, en Asunción,  también realiza trabajos relacionados con el soporte comercial del ciclo integral.

P.- Desde el punto de vista de la formación, ¿cómo puede contribuir ésta a la mejora de la gestión del agua?

R.- Como se ha comentado anteriormente, la generación y la transmisión del conocimiento son los pilares en los que debe basarse la gestión sostenible y eficiente de los sistemas asociados al ciclo integral del agua. Esta transmisión del conocimiento solamente será efectiva si se lleva a cabo mediante una formación rigurosa orientada al fomento de la innovación en los alumnos, soportada en la tecnología.

La generación y la transmisión del conocimiento son los pilares en los que debe basarse la gestión sostenible y eficiente de los sistemas asociados al ciclo integral del agua

Suez es consciente de estos principios y, mediante su Escuela del Agua, organiza la formación interna de su personal, así como la formación del personal ajeno al Grupo, mediante una oferta variada que cubre todos los aspectos del ciclo integral del agua, en muchas ocasiones realizada a mediad de las necesidades del cliente.

Esta Escuela del Agua tiene amplia presencia en Latinoamérica y, en línea con la apuesta por el conocimiento y la innovación, ofrece Máster, postgrados, programas de especializaciones técnicas y tecnológicas de formación profesional, de maestrías, etc.

La Escuela del Agua combina el rigor académico que aportan prestigiosas Universidades con la experiencia acumulada por el Grupo en la gestión del ciclo integral del agua durante más de 165 años, en distintas geografías.

Concretamente, forma al equipo docente del Master in Water Management en Chile, oferta un programa de Diplomado en gestión Técnica del Agua en Colombia-Caribe, imparte en Quito un Taller de Potabilización, firma una alianza estratégica con la Universidad Utadeo de Colombia para la obtención del título de Diplomado en Gestión Técnica del Agua y Gerencia Estratégica de Empresas de Agua.

Asimismo, ofrece programas de ayuda para impartir estos cursos, para México, Colombia y Perú.

P.- Por último, ¿cuáles son las expectativas de la compañía en esta edición de los Diálogos del Agua?

R.- Nuestras expectativas pasan por el deseo de que se produzca un intercambio real de conocimiento y de experiencias en materia de agua entre los países del ámbito latinoamericano y se abran nuevos campos de colaboración que contribuyan al uso eficaz y sostenible de los recursos.

Además de poder exportar la experiencia española en materia de agua, como se ha expuesto en un epígrafe anterior, también podemos importar modelos de gestión implantados en algunos de estos países que mejorarían el nuestro, sobre todo en lo concerniente a tarifas que garanticen la autosostenibilidad del recurso, a legislación que facilite la planificación y operación, a legislación que de garantías jurídicas y estabilidad a la colaboración público-privada, a la implantación de regulador o reguladores independientes.

La experiencia acumulada por nuestra compañía, con más de 150 años de dedicación al ciclo integral del agua en muchos países del mundo,  proporciona una visión y una capacidad de adaptación a las circunstancias peculiares de cada geografía que permiten desarrollar soluciones tecnológicamente innovadoras que resuelven los problemas asociados a la gestión del agua, confeccionando modelos de gestión sostenibles y eficaces, a medida para cada situación. Esta característica ha sido determinante para el éxito obtenido en nuestra andadura latinoamericana, con la esperanza de continuar y ampliar nuestras perspectivas de desarrollo en la región.

Comentarios