Inversión en I+D+i, oportunidad para el sector del agua

  • Representantes del mundo de la financiación y la inversión -privada y pública- destacan las oportunidades de inversión en I+D+i para las empresas de base tecnológica en una jornada organizada por la PTEA en colaboración con Acuamed, Tragsa y Asagua.
  • El sector del agua, un sector con identidad propia, precisa una línea de financiación específica, para lo cual es necesaria una planificación clara y específica teniendo presente los objetivos marcados por la UE.
0
213

Sobre la Entidad

Asociación Española de Empresas de Tecnologías del Agua.
Web
213
  • Inversión I+D+i, oportunidad sector agua

Liana Ardiles, directora general del Agua del Magrama, acompañada por Antolín Aldonza, presidente de la PTEA y representante de Asagua, fueron los encargados de inaugurar la jornada “Financiación privada para la I+D+i en el sector del agua”, organizada el 24 de noviembre por la Plataforma Tecnológica Española del Agua (PTEA), en colaboración con Acuamed, Tragsa y Asagua.

En su discurso, la directora general de Agua insistió en el “agua” como un sector con identidad propia, frente a otros, y que debería contar con su propia línea de financiación, siendo necesaria una planificación clara y específica de lo que se pretende conseguir a futuro, teniendo presente los objetivos marcados por la Unión Europea. Para lograrlo, el primer paso será establecer un equilibrio adecuado entre las políticas y las medidas medioambientales para continuar buscando respuestas a los acontecimientos extremos, como inundaciones y sequías, y conseguir una eficiencia operativa del agua. Así mismo, la directora general del Agua se refirió a la necesidad de lograr un adecuado saneamiento y calidad del agua para toda la ciudadanía.

Teniendo como objetivo abordar las diferentes posibilidades de financiación privada disponibles para las actividades de I+D+i en el sector del agua, los asistentes al evento tuvieron oportunidad de conocer las vías de financiación, fundamentalmente para empresas de base tecnológica e innovadora, así como las oportunidades y beneficios que el desarrollo de la I+D+i puede aportar.

Financiación privada vista desde las sociedades públicas e instrumentos

Acuamed y Tragsa fueron las instituciones encargadas de tratar la financiación privada vista desde las sociedades públicas. Fermín López Unzu, director de Explotación de Acuamed, definió a la entidad como “consumidores de I+D” y especificó que, siendo un operador del sector del agua, cuenta con un plan propio de I+D para lograr la reducción de costes y de pérdidas y mejorar las condiciones ambientales y la eficiencia de los recursos. Acuamed animó a seguir trabajando para lograr la mayor eficiencia energética que, a su juicio, procede de las energías “limpias”.

Por su parte, Antonio Puelles, subdirector de I+D+i de Tragsa, señalaba que las áreas y líneas estratégicas en I+D+i de Tragsa están enfocadas en tecnologías de regadíos, gestión hídrica y calidad de las aguas, y daba a conocer las vías de financiación de la I+D+i que emplean. En este punto afirmó que están empezando a explorar financiación privada mediante innovación responsable, aliándose con pequeñas y medianas empresas como micromecenazgo para proyectos privados innovadores, y como impulsor de proyectos de pymes para, de forma conjunta, optar a financiación de agentes como los “Business Angels”.

En la mesa centrada en las vías e instrumentos de financiación privada se trataron conceptos no habituales en el sector del agua pero que en los últimos tiempos han desarrollado gran importancia, destacando varias ideas como que el capital riesgo está recuperando el apetito inversor por España, que el 78% de las empresas en España se financian por bancos - respecto al 30% en Estados Unidos- y que el capital riesgo no invierte en ideas, sino en empresas.

En este espacio estuvieron presentes la Asociación de Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI), que introdujo el capital riesgo como una fuente de financiación alternativa y complementaria, destacando la inversión de capital riesgo como importante estímulo para la economía, sobre todo pymes con gran potencial innovador; Inveready, el banco de inversión para la innovación en mercados atractivos y en crecimiento, que destacó que importancia de contar con tecnología diferencial y con gran potencial innovador; y Madri+d, que explicó la labor de los Business Angels y su implicación en la fase de arranque de una empresa, subrayando que esta figura no solo aporta dinero, sino también valor añadido en la gestión.

Fondos públicos

Enisa, el Banco Europeo de Inversión, el CDTI y el Ministerio de Economía y Competitividad fueron las instituciones que trataron los fondos públicos para la inversión en I+D+i.

Mientras que Enisa es una entidad de capital público dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, con labor dinamizadora y cofinanciadora para pymes, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la mayor institución financiera internacional, proveedor especializado en financiación de riesgo de pymes innovadoras. En el marco de la jornada, BEI presentó InnovFin, un instrumento para la financianción de la innovación con el que apoya el acceso a la financiación de empresas innovadoras en el marco del Horizonte 2020. Las líneas de acción por las que puesta el BEI son infraestructuras estratégicas, pymes, innovación y acción por el clima.

Por su parte, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial cuenta con el programa Innvierte, una herramienta que permite el desarrollo de empresas innovadoras de rápido crecimiento, actuando como inversor. El Ministerio de Economía y Competitividad desarrolla la actuación Compra Pública Innovadora, una actuación administrativa que se apoya en la contratación pública como instrumento de fomento de la innovación empresarial. Además de los programas InnoCompra e InnoDemanda, cuenta con Patent Box, un incentivo fiscal que premia la innovación y fomenta la creación y explotación de patentes y nuevos diseños.

La jornada “Financiación privada para la I+D+i en el sector del agua” permitió a los asistentes conocer de primera mano las vías de financiación, públicas y privadas, para el desarrollo de proyectos innovadores de base tecnológica en el sector del agua. En la jornada quedó patente que apostar por la I+D+i aporta grandes beneficios, no sólo por la importante inversión a futuro, sino además en el ámbito de las deducciones fiscales.

Comentarios