Málaga refuerza la lucha conta la proliferación de mosquitos en los márgenes del Guadalhorce

0
18
  • Málaga refuerza lucha conta proliferación mosquitos márgenes Guadalhorce
  • El Servicio de Vigilancia Sanitario Animal solicitó hace 10 días autorización a la Junta de Andalucía para entrar al Paraje Natural del Guadalhorce pero no se ha podido iniciar hasta hoy el tratamiento en esta zona.

Sobre la Entidad

18

El Área de Sostenibilidad Medioambiental ha reforzado el trabajo de prevención y control de mosquitos a ambos márgenes de la desembocadura del Guadalhorce, mediante la impregnación de productos larvicidas en el alcantarillado y los aliviaderos de aguas pluviales. La actuación está siendo desarrollada por Athisa, la empresa externa que se hace cargo de este servicio, que ha incrementado el habitual refuerzo del verano hasta alcanzar en esta zona las dos intervenciones semanales con las que se cubre completamente las necesidades para las zonas tratadas, dado que el efecto de las sustancias empleadas se prolonga durante varios días desde que se depositan. Este sistema se emplea en sustitución de la fumigación directa al aire con el fin de evitar riesgos para la salud de los ciudadanos.

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, ha explicado que el problema de la presencia de mosquitos en el entorno del río no va a finalizar hasta que no se pueda realizar un control efectivo de su presencia en las zonas húmedas del Paraje Natural del Guadalhorce. “Los mosquitos crían y están en sus humedales”, ha señalado el concejal, lo que ha llevado al Ayuntamiento a poner sus medios a disposición de la Junta de Andalucía, responsabe del Paraje, para intentar controlar el problema.

En este sentido, el concejal ha informado que ayer, 1 de agosto, fue el primer día que Athisa ha podido entrar al Paraje Natural del Guadalhorce, a pesar de que el Ayuntamiento solicitó hace ya diez días la autorización para actuar. Según la inspección realizada hoy en 32 puntos del Paraje, el nivel del agua ha bajado en las lagunas debido a la desaparición natural este fin de semana de una barrera de arena que estaba taponando la desembocadura. Esta circunstancia ha producido que ya no queden larvas, pero sí un importante número de mosquitos adultos contra los que no es posible intervenir directamente debido a los niveles de protección ambiental que rigen en la zona debido a su condición de Paraje Natural.

El Ayuntamiento de Málaga atiende todas las peticiones ciudadanas llegadas por teléfono o cualquier otra vía de contacto con el Servicio de Vigilancia Ambiental solicitando una intervención en este ámbito. 

Comentarios