En marcha la II fase del proyecto "Smart water" en Santander

0
83

Sobre la Entidad

El Ayuntamiento de Santander es la entidad encarga de gobernar la ciudad y el municipio de Santander
Web
83
  • Santander (Wikipedia/CC).
    Santander (Wikipedia/CC).
  • La concejala de Medio Ambiente explica que cuenta con un presupuesto de 260.000 euros y un plazo de ejecución de 4 meses y tiene como finalidad continuar impulsando la modernización y automatización de la red de abastecimiento de la ciudad.
  • Tejerina asiste al inicio de las obras de la calle Navas de Tolosa, donde se implantará este sistema de gestión inteligente del agua, al igual que en Calderón de la Barca, Cádiz, Isabel II y Méndez Núñez, dando continuidad a la primera fase desplegada en Nueva Montaña.
  • En este sentido, incide en que la implantación del Smart Water en esta zona es una oportunidad para analizar los parámetros de consumo de un amplio abanico de usuarios, desde las viviendas y establecimientos de hostelería a grandes edificios, como hoteles o las estaciones de autobuses, RENFE y FEVE.

El Ayuntamiento de Santander, en colaboración con la Universidad de Cantabria (UC), ha puesto en marcha la II fase del Proyecto "Smart Water", que cuenta con una inversión de más de 260.000 euros y un plazo de ejecución de 4 meses, tiene como finalidad continuar impulsando la modernización y automatización de la red de abastecimiento de la ciudad.

Así lo anunció la concejala de Medio Ambiente, María Tejerina, con motivo de su visita al inicio de las obras de implantación de este sistema de gestión en la calle Navas de Tolosa.

Tejerina recordó que, tras la primera experiencia desarrollada en el barrio de Nueva Montaña, el equipo de gobierno, junto con la UC, seguirá desarrollándolo en cinco nuevas calles: Calderón de la Barca; Cádiz, en su extremo sur con Lealtad; en Isabel II, en el extremo este con Antonio López y Castilla; en Méndez Núñez, además de en Navas de Tolosa.

La responsable de Medio Ambiente incidió en que se trata de cinco calles que, en su conjunto, engloban a unos 1.229 usuarios del servicio, lo que supone unos 3.500 vecinos.

Asimismo, incidió en que la implantación del Smart Water es una oportunidad para analizar los parámetros de consumo de un amplio abanico de usuarios, desde las viviendas y establecimientos de hostelería a grandes edificios, como hoteles o las estaciones de autobuses, RENFE y FEVE.

"El despliegue de sensores proyectado permitirá instalar en la red equipos inteligentes para monitorizar el nivel de la red de saneamiento, la presión de dicha red, las bocas de riego, los caudalímetros y las lecturas de parámetros de calidad de agua tales como cloro, turbidez y PH", concretó.

Tejerina hizo hincapié en que, de esta forma, será posible equilibrar la gestión de la demanda del suministro, adaptándose a los condicionantes actuales y futuros de cambio climático y, además, toda esta información monitorizada será mostrada a los ciudadanos a través de las aplicaciones.

Mejoras app

"En esta nueva fase del proyecto también se plantean una serie de mejoras sobre la aplicación para dispositivos móviles que ya existe, con el fin dotarla de una mayor funcionalidad e interacción con los aplicativos al ciudadano", avanzó la edil.

De hecho, destacó que cualquier ciudadano podrá, mediante la citada App consultar parámetros de interés de la red de agua mediante la lectura de códigos BIDI o NFC distribuidos por la ciudad o solicitar asistencia técnica, ya que desde la aplicación, el ciudadano tendrá la capacidad de solicitar una llamada por parte de la gestora de la red de agua para solventar cualquier incidencia en su suministro, o consultar gráficos con información de interés de la red de agua.

"Para los usuarios registrados, es decir, aquellos donde se despliega la sensorización, también se mejorarán la aplicación, ya que además de poder consultar su consumo, la calidad del agua, la presión del sector y sus variaciones o ver posibles incidencias se les dotará de la capacidad de visualizar el consumo de agua en forma de contador virtual", apuntó la edil.

La responsable de Medio Ambiente aseguró que, con todas estas evoluciones, se busca involucrar a todos los vecinos de Santander, tanto aquellos que pertenecen a la zona en la que ya está implantado el sistema de gestión de agua inteligente como a los que no, para que puedan optimizar su consumo de agua, notificar de incidencias, ser avisados de posibles problemas con su suministro, conocer parámetros de calidad del suministro, y todo ello de una forma interactiva a través de sus dispositivos móviles.

Comentarios