La CHE publica una nueva versión de su Manual de control para instalaciones afectadas por mejillón cebra

0
55
  • El documento que apoya la asesoría gratuita que desarrolla el Organismo con los afectados por esta especie invasora, se editó por primera vez en 2007
  • Entre las novedades: se han revisado los métodos para tratamientos contra el mejillón cebra en infraestructuras; se hacen recomendaciones para nuevas instalaciones, apostando por la prevención y se introducen casos prácticos que la Confederación ha asesorado desde la expansión de esta especie

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación hidrográfica del Ebro, la CHE, es el organismo de gestión, regulador y mantenedor de las aguas y riegos de la cuenca hidrográfica del Ebro. 
55

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha organizado una jornada técnica de presentación de su nuevo “Manual de control para instalaciones afectadas por mejillón cebra”, la revisión de un documento que editó por primera vez en julio de 2007 como medida divulgativa en la lucha contra esta especie invasora. La presentación ha corrido a cargo del presidente de la Confederación, Xavier de Pedro y ha contado con la participación de expertos y técnicos del propio Organismo y de sistemas de usuarios afectados

A esta jornada, celebrada en la sede del Organismo, han asistido cerca de 60 representantes de Administraciones, de usuarios del agua (regadíos e hidroeléctricos) y expertos de empresas especializadas, así como usuarios afectados que han contado sus casos prácticos. 

El manual, de consulta a través de la página web de la Confederación www.chebro.es,  recoge de manera organizada los métodos más eficaces que existen ahora para prevenir y para reaccionar contra la presencia del mejillón cebra, en las instalaciones de los diversos usos que se le da al agua en la cuenca del Ebro. Realiza una exposición detallada de los métodos de control físicos y químicos, tanto para acciones preventivas como reactivas, y cual es el de mayor eficacia en cada caso.

Con el manual se pretende ayudar a cualquier usuario afectado que se enfrente por primera vez a esta plaga y se ha elaborado con la experiencia acumulada por técnicos de la Colaboración, en colaboración con usuarios, en el seguimiento del mejillón cebra.

La invasión del mejillón cebra supone un grave riesgo ambiental y económico. Esta especie crece en cualquier tipo de estructura hidráulica, como tuberías, paredes, fondos, rejas, depósitos, conducciones, etc., lo que comporta un mal funcionamiento de estas instalaciones. Como consecuencia, pueden producirse efectos no deseados como cortes en el suministro de agua o calentamiento de las estructuras.

Novedades

La revisión del documento de 2007 ha supuesto un avance en la presentación de la información ya que su nueva estructura pretende que resulte más práctico.

Además, se han revisado, a la vista de los avances técnicos durante los últimos años y también a la luz de la experiencia adquirida, todos los métodos que se ofrecen para la lucha contra el mejillón cebra en instalaciones, incluyendo métodos  físicos, químico y nuevas tendencias en desarrollo.

La información se estructura según el tipo de instalación afectada (captaciones, sistemas de bombeo o redes de distribución) y se incluye un apartado de particularidades en instalaciones como sistemas de regadío y agua para uso animal, estaciones de tratamiento de agua potable, industrias con proceso de acondicionamiento de agua e industrias sin ese proceso.

Por último, existe un apartado de casos prácticos que reflejan algunas de las situaciones que ha tratado la Confederación a través de su asesoría gratuita para afectados que lleva funcionando desde el año 2006.

Hay que recordar que el Organismo de Cuenca participa de forma activa en actividades de control, normativas, divulgativas y de investigación. La mayoría de ellas se realizan en coordinación con las Comunidades Autónomas, administraciones que tienen la competencia ambiental y por tanto, el control de las especies invasoras. Estos proyectos están destinados a ofrecer herramientas para los afectados y para realizar la vigilancia sobre las masas de agua.

Entre las principales actuaciones de control se encuentran el servicio de asesoramiento gratuito a usuarios afectados por la presencia de esta plaga; las campañas de control larvario; el control mensual por parte de la guardería fluvial para prospectar los embalses y ríos susceptibles de ser invadidos; las 27 estaciones de desinfección de embalses gestionadas por Administraciones o entidades privadas, disponibles al objeto de cumplir con los protocolos de desinfección de embarcaciones que se recoge en las normas de navegación de la Cuenca del Ebro; las pruebas de las biobalas y distintas actuaciones divulgativas.

Además, uno de los principales objetivos de las actividades es la concienciación de los usuarios lúdicos de los embalses, donde se insiste en la necesidad de responder a los protocolos de desinfección para reducir así las posibilidades de contagio entre masas de agua.

Comentarios