La CHE y el CITA desarrollan un proyecto pionero en España de control exhaustivo de los sistemas de regadío

0
78
  • Ambas instituciones trabajan desde 2005 en un proyecto pionero en España, fruto de un convenio de colaboración, que permite analizar los retornos de los grandes sistemas de riego
  • El objetivo final de esta colaboración es el fomento de las buenas prácticas agrarias y la definición, por parte de la Administracióncompetente, de planes de mejora y concienciación para reducir la contaminación difusa

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación hidrográfica del Ebro, la CHE, es el organismo de gestión, regulador y mantenedor de las aguas y riegos de la cuenca hidrográfica del Ebro. 
78

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA)  y el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), dependiente del Gobierno de Aragón, han celebrado en la sede de la Confederación en Zaragoza, una jornada técnica para poner en común datos y estudios sobre el impacto medioambiental de las actividades agrarias en sistemas de riego de la Cuenca del Ebro.

En la reunión han participado técnicos de ambas instituciones, así como representantes de las principales comunidades de regantes y técnicos de otras Comunidades Autónomas y organismo de investigación. El encuentro se integra en la serie de jornadas bianuales que se realizan desde 2005, año en el que iniciaron un proyecto conjunto fruto de un convenio de colaboración para desarrollar un control de los retornos de regadío en los grandes sistemas aragoneses y analizar su impacto en la calidad de las aguas superficiales y subterráneas.

Esta colaboración ha permitido el desarrollo de un proyecto pionero en España que permite un control exhaustivo de los sistemas de regadío, y de sus medidas de modernización y su relación con la contaminación difusa o de origen agrario.

Para realizar los análisis se instaló una red de toma-muestras de agua, que recogen datos en continuo en cuatro cuencas donde retornan a ríos o barrancos las aguas de regadío de Riegos del Alto Aragón y Canal de Aragón y Cataluña. El CITA se encarga de recoger los datos y realiza encuestas en el territorio, lo que permite tener información actualizada de las prácticas en los sistemas. Por su parte, la Confederación, además de haber instalado los toma-muestras, aporta análisis más complejos gracias a su red de plaguicidas y a sus redes generales de control de calidad en toda la Cuenca.   

El objetivo final es el fomento de las buenas prácticas agrarias, con la definición de planes efectivos de mejora por parte de la administración competente, en este caso, el Departamento de Agricultura del Gobierno Autonómico.

La información obtenida durante estos años de colaboración ya sirvió como referencia para el Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro.

Comentarios