Se repararán las erosiones por las últimas crecidas del Ebro en la mota aguas abajo de Boquiñeni

0
22
  • Se repararán erosiones últimas crecidas Ebro mota aguas abajo Boquiñeni
  • Se reforzarán y repondrán los tres puntos afectados por la erosión y se realizará un tratamiento en toda la mota con estaquillado de sauces y tamarices
  • La mota afectada había sido rebajada recientemente para reducir la presión del río sobre el núcleo urbano, un objetivo cumplido en las crecidas de marzo

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación hidrográfica del Ebro, la CHE, es el organismo de gestión, regulador y mantenedor de las aguas y riegos de la cuenca hidrográfica del Ebro. 
22

La Confederación Hidrográfica del Ebro, Organismo autónomo adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), reparará la mota situada en la margen derecha del río Ebro, aguas abajo del núcleo urbano de Boquiñeni (Zaragoza), que ha resultado dañada durante las últimas crecidas del río de este mes de marzo.

La mota afectada había sido reparada y posteriormente rebajada recientemente en una actuación de emergencia acordada tras las avenidas de 2015, con el objetivo de reducir la presión de los caudales de avenida sobre el núcleo urbano, una medida consensuada con el Ayuntamiento de la localidad, que ha sido fundamental para poder afrontar las nuevas lluvias de marzo.

El hecho de que los terrenos todavía no estuvieran totalmente asentados durante este último episodio de lluvias ha sido el principal motivo de los nuevos daños que en breve el Organismo de cuenca procederá a reparar, como así se había informado ya al Ayuntamiento de la localidad.

En concreto se repondrán los tres puntos (de unos 20-30 metros cada uno) que han resultado afectados, y se completará la actuación con un refuerzo que consiste en un tratamiento de aplacado con escollera del paramento interior de la mota, para evitar la acción erosiva cuando el agua sobrepase esta defensa.

Además, la Confederación plantea una acción general en toda la mota (de unos 1.200 metros) que consiste en un tratamiento del talud interior con estaquillado de sauces y tamarices para mejorar su resistencia a la erosión durante el proceso de vertido de caudales.

Comentarios