Tragsa recuperará el Parque Olivar del Zaudín en Tomares por cerca de 3 millones de euros

  • El objetivo es adecuar el entorno natural de 45 hectáreas y convertirlo en el nuevo pulmón verde del Aljarafe
0
163

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha encomendado a Tragsa por un importe de 2.791.878,05 euros el proyecto para la recuperación del entorno natural del Parque Olivar del  Zaudín, en Tomares (Sevilla), una actuación que quedará plasmada en un convenio de colaboración entre el Organismo de cuenca y el Ayuntamiento de dicha localidad.

Según el convenio de colaboración que suscribirán en breve ambas instituciones, la CHG asumirá, con fondos FEDER, el 80 por ciento de la financiación del proyecto, mientras que el Ayuntamiento de Tomares aportará el 20 por ciento restante.

Este proyecto tiene como finalidad recuperar y adecuar el entorno natural situado al sur de Tomares,  de 45 hectáreas aproximadamente, para mejorar las condiciones de habitabilidad de la zona y que se convierta así en el nuevo pulmón verde del Aljarafe. Los terrenos sobre los que se va a ejecutar el futuro parque se asientan en un entorno natural situado en la cuenca del arroyo Las Fuentes, con cuatro lagunas que, a su vez, cuentan con diversas especies de fauna (aves, principalmente) y flora, lo que supone un gran valor ecológico a conservar. Por tanto, no se trata de introducir un cambio radical de su constitución sino de compatibilizar su esencia natural con el carácter social de cualquier zona verde para ponerlo al servicio del disfrute de los vecinos.

Es por ello que la actuación contempla la recuperación y protección de la avifauna, así como la adecuación del arroyo y de las lagunas que salpican su curso donde han proliferado especies tanto vegetales como animales.

De esta forma, los trabajos prevén la limpieza general y la retirada de escombros y basura, ya que en la zona de actuación (en el tramo paralelo a la calle Rosa de Luxemburgo y el Camino a Villamanrique), se han producido continuados vertidos, tanto de escombros como de basuras, que han dañado la imagen del parque. Además, se eliminarán las especies vegetales alóctonas, con especial atención al cauce del arroyo y a las lagunas, que están completamente invadidas por la enea, elementos vegetales que se encuentran secos en distintos puntos.

Las plantaciones que se van llevar a cabo en el parque se concentrarán en el tramo paralelo a la calle Roma de Luxemburgo y, en este sentido, se distinguirán tres grandes grupos: la plantación de árboles para adecuar la ribera y el entorno del cauce del arroyo; la creación de un cerramiento arbustivo paralelo al trazado de la citada calle; la colocación de un contorno natural para las lagunas que limite el acceso a las mismas, ya que se quiere preservar para proteger el hábitat natural existente, y la consolidación de taludes.

“Aula de la naturaleza”

También se incluye dentro del proyecto una pequeña construcción de nueva planta de 200 metros cuadrados en un punto elevado y centrado en el olivar, que se convertirá en  “Aula de la Naturaleza”, un centro destinado a la enseñanza, divulgación y observación ambiental sobre el medio natural, donde se desarrollarán exposiciones y charlas destinadas a escolares y otros colectivos. Además, se instalarán puntos-miradores del paisaje y de las aves, así como estructuras para que aniden cigüeñas y aves de paso.

El proyecto contempla la instalación de pasarelas y paseos peatonales con el objetivo de recuperar el domino público de esta zona ambiental.

Comentarios