Comienzan los trabajos para eliminar la caña invasora y recuperar el bosque de ribera en el Segura

0
392
  • Comienzan trabajos eliminar caña invasora y recuperar bosque ribera Segura
  • Las actuaciones han empezado en las teselas 51 y 52, que tienen una superficie de 5.238 y 8.305 metros cuadrados, respectivamente, y están ubicadas en el municipio de Cieza
  • En total, el proyecto Life+Ripisilvanatura prevé la recuperación de 55 kilómetros delimitados en 53 tramos independientes

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Segura
La Confederación Hidrográfica del Segura es un organismo de cuenca intercomunitaria, creado mediante de Real Decreto el 5 de marzo de 1926 para gestionar las aguas de su demarcación hidrográfica.
392

La caña invasora (Arundo donax) se ha convertido en uno de los principales problemas ecológicos del río. Su expansión, unida a la desaparición del bosque de ribera, supone un gran problema para los ecosistemas ligados al cauce fluvial del río Segura. Ante esta situación, la Confederación Hidrográfica del Segura, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha comenzado los trabajos de ingeniería ecológica para eliminar la caña y recuperar el bosque de ribera. Estas actuaciones, que se enmarcan dentro del proyecto Life+ Ripisilvanatura, han comenzado en las teselas 51 y 52, que se encuentran ubicadas en el municipio de Cieza, y beneficiarán a unos terrenos que abarcan 5.238 y 8.305 metros cuadrados, respectivamente.

Estas zonas, en concreto, están sometidas a una alta presión por cultivos agrícolas, lo que ha derivado en el uso de herbicidas y la quema como método de erradicación de la caña, lo que a su vez ha causado un fuerte retroceso de la vegetación autóctona. En la tesela 51 se hará un desbroce mecanizado de la caña, tras lo que se plantarán especies autóctonas. Además, tras la plantación se llevará a cabo un mantenimiento intensivo, que consiste en cortar cada 20 o 30 días las cañas durante un periodo de seis meses.

En la tesela 52, por su parte, se va a probar otro método de erradicación. De este modo, se va a realizar un desbroce manual de la caña seguido de plantación de especies autóctonas que puedan competir con la caña. Tras la plantación se llevará a cabo un mantenimiento suave, consistente en desbroces sucesivos de manera cuatrimestral durante cuatro años para agotar las reservas de la caña y darle ventaja  a la vegetación autóctona en su competencia con la caña.

Muchas de las actuaciones llevadas a cabo hasta ahora para eliminar la caña invasora se han mostrado ineficaces

Las especies cuya plantación está prevista en estas teselas son las siguientes: Populus alba (chopo o álamo); Salix fragilis (sarga blanca o mimbrera); Salix atrocinerea (sarga negra, bardaguera); Salix neotricha (sarga blanca, mimbrera); Salix purpurea (sarga fina o colorada); Celtis australis (almez); Nerium oleander (baladre, adelfa); Rosa pouzinii, Rosa canina (rosales silvestres); Saccharum ravennae (sin nombre vulgar conocido); Rhamnus alaternus (aladierno); Crataegus monogyna (majuelo).

Recuperación de 55 kilómetros de río

La actuación que afecta a estas dos teselas ubicadas en Cieza se encuadra dentro de un proyecto más amplio gracias al que se actuará en 52 tramos independientes más. En concreto, se trata del Proyecto de actuaciones para el control de especies exóticas invasoras (EEIs) no arbóreas y la restauración de los hábitats riparios autóctonos. Esta actuación es uno de los pilares del proyecto LIFE+ Ripisilvanatura, y  se realizará en un tramo del río de una longitud aproximada de 55 kilómetros entre los municipios de Moratalla, Calasparra y Cieza.

Hay que señalar que muchas de las actuaciones llevadas a cabo hasta ahora para eliminar la caña invasora se han mostrado ineficaces. El hecho de cortarla anualmente, por ejemplo, no sirve sino para reforzar su crecimiento. Es por eso que se están buscando estrategias alternativas y más eficaces. Así, los objetivos del proyecto son:

  • Eliminar de forma progresiva las EEIs no arbóreas, y fundamentalmente la caña, mediante el empleo de diferentes estrategias de ingeniería ecológica, fomentando la competencia directa entre EEIs y la vegetación autóctona de ribera y contribuyendo a la fragmentación y aislamiento de masas de EEIs existentes en el tramo de actuación del proyecto.
  • Consolidar los hábitats riparios autóctonos existentes y la restauración de la Ripisilva permitiendo la recuperación natural del equilibrio y las funciones del ecosistema ribereño.
  • Fomentar la continuidad de los hábitats de interés comunitario presentes en el ámbito de actuación del proyecto, devolviendo al río y sus riberas su papel como corredor ecológico.
  • Alcanzar el buen estado ecológico del río y sus riberas, cumpliendo con ello con las exigencias de la Directiva Marco del Agua.

Además de contra la caña invasora, también se va a trabajar puntualmente en la eliminación del tabaco moruno (Nicotiana glauca). Para una correcta erradicación, los ejemplares pequeños se arrancarán de raíz mientras que a los de mayor tamaño se les realizará un corte en la base e inmediatamente después se aplicará glifosato con la finalidad de secar la planta hasta la raíz. Por último, el proyecto también contempla la plantación de especies de árboles y arbustos autóctonos en aquellas zonas en las que no exista vegetación.

Comentarios