Los municipios valencianos invierten 11 millones de euros en saneamiento y abastecimiento

0
41
  • municipios valencianos invierten 11 millones euros saneamiento y abastecimiento
  • En concreto, se han destinado a este fin el 9% del primer Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (PIFS) y el 14% del Plan Provincial de Obras y Servicios de 2016.
  • El presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, recuerda que el abastecimiento de agua potable, a la que se ha destinado la mitad de estas ayudas, sigue siendo una prioridad en muchos municipios de la provincia.

En un contexto de déficit hídrico creciente que afecta a toda la provincia de Valencia, y en especial, comarcas como Requena-Utiel, La Hoya de Buñol-Chiva, La Ribera Alta y La Vall d’Albaida, según datos de la empresa pública Egevasa, dependiente de la Diputación de Valencia, la búsqueda de nuevos puntos de captación y la implantación de sistemas que mejoren la eficiencia de las redes de distribución de agua potable se está convirtiendo en una necesidad cada vez más acuciante en muchos municipios que, sobre todo ante la llegada del verano, se ven en serias dificultades para atender el aumento de demanda provocado por el crecimiento poblacional y deben recurrir a restricciones.

En esta situación se encuentran muchos veranos municipios como Requena, Caudete de las Fuentes, Godelleta, o poblaciones próximas a la falda del Benicadell, en La Ribera, donde los acuíferos han llegado al alcanzar la situación de “agotamiento hídrico estacional”. A esta falta de recursos se suma además la necesidad de actuación permanente en las instalaciones tanto de distribución de agua potable como de saneamiento, para evitar enfrentarse a problemas tales como reventones, fugas y filtraciones.

Por todos estos motivos, cada vez son más los municipios que están optando por destinar parte de su presupuesto de inversiones, cuya financiación procede fundamentalmente de los planes impulsados desde la Diputación de Valencia, a la mejora y actualización de estas redes, así como a la creación de nuevas infraestructuras de captación y a la instalación de sistemas que mejoren la eficiencia y potencien el consumo responsable.

La búsqueda de nuevos puntos de captación y la implantación de sistemas que mejoren la eficiencia de las redes de distribución de agua potable se está convirtiendo en una necesidad

Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles

Así, del primer Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles impulsado por la corporación provincial y que puso en circulación 69 millones de euros procedentes del remanente de tesorería de 2015, que de otro modo hubiera acabado en los bancos, 5.732.997.85 € se destinaron a actuaciones en redes de agua potable y de saneamiento. Esta cifra, que supone el 9% del total del plan, se tradujo en 106 obras en 78 municipios diferentes. De todo este dinero, más de la mitad, 3 millones de euros, se destinaron a inversiones relacionadas directamente con el agua potable, como la construcción de un depósito en Benaguasil, con una inversión global de 440.000 euros, la renovación de las instalaciones de canalización en Canals, Alaquàs, Corbera, Chella, Alginet o Terrateig, con obras que oscilaron entre los 50.000 y los 190.000 euros, o actuaciones enfocadas a la eficiencia en la gestión, vía renovación de contadores, como en Xàtiva, la impermeabilización de depósitos, como en Teresa de Cofrentes, o la sectorización de la red de distribución, como en Alaquàs.

Algunos municipios, como por ejemplo Godelleta, donde son ya varios los veranos que se han atravesado situaciones críticas de abastecimiento, también destinaron el dinero recibido del PIFS a la realización de sondeos para detectar nuevos puntos de extracción de agua.

La intervención en colectores y redes de saneamiento ascendió a 1.272.990,02 euros, cifra similar a la que representaron las inversiones en redes de pluviales, con 1.171.448,93 euros destinados. En el lado contrario se situaron las infraestructuras de riego, con una inversión cercana a 92.000 euros, y las rehabilitaciones y reparaciones de balsas y fuentes, a las que se destinaron 84.323,70 euros.

Plan Provincial de Obras y Servicios

Tras esta primera oleada de actuaciones, ahora en 2016 se prepara una segunda, de la mano en esta ocasión del Plan Provincial de Obras y Servicios (PPOS), del cual según los proyectos presentados por los consistorios, se destinarán 4.723.413,88 euros a la realización de actuaciones en redes de agua y saneamiento, lo que supone un 14% de los casi 34 millones que se repartirán, después de que la Diputación de Valencia decidiera este año doblar el presupuesto total del plan, beneficiando así directamente a los consistorios con más ayudas para la realización de obras e impulso de servicios en sus municipios.

Estos cerca de 5 millones permitirán llevar a cabo en los próximos meses hasta 104 actuaciones en 84 municipios de la provincia. En este caso, el importe se distribuye prácticamente a partes iguales entre la intervención en infraestructuras de captación y distribución agua potable y la actuación sobre redes de saneamiento y pluviales, con algo más de 2.200.000 euros destinados a cada uno de estos apartados.

Las intervenciones en las redes de saneamiento previstas por los ayuntamientos son las que supondrán un mayor desembolso unitario

Respecto a las obras concretas que se desarrollarán, una vez más la renovación de redes de distribución figura en los primeros puestos, con obras que oscilan entre los 40.000 y los 122.000 euros y que se desarrollarán en municipios como Albal, Jarafuel, Miramar, Benagéber, Simat de la Valldigna, Salem, Beneixida, Villargordo del Cabriel, Favara, Benicolet o Bolbaite, entre otros. En Polinyà del Xúquer se destinarán 40.000 euros a la modernización del sistema de lectura de contadores, en Montichelvo se invertirán 22.000 en mejorar la eficiencia de la red hídrica y Titaguas renovará las llaves de paso en diversos puntos del municipio, lo que supondrá un coste de 8.800 euros. Pozos y depósitos también serán objeto de intervención en Alborache, Simat de la Valldigna, Vilamarxant, Oliva o Bèlgida.

Las intervenciones en las redes de saneamiento previstas por los ayuntamientos son las que supondrán un mayor desembolso unitario, por tratarse en la mayoría de los casos de instalaciones muy obsoletas que precisan de actuaciones complejas. Así, hasta 8 municipios realizarán actuaciones por importes que superan los 100.000 euros, entre los que destacan los 199.239,57 euros que costará la reparación del alcantarillado en diversas calles de Manises, y los 190.623,03 euros que ha presupuestado Meliana para desarrollar un proyecto de mejora e impulso de la recogida de aguas residuales en la zona este del municipio.

Las ayudas procedentes del PIFS y del PPOS no es el único dinero que la Diputación de Valencia ha destinado a la mejora de este tipo de infraestructuras en los municipios de la provincia. A lo largo de este año han sido diversos los municipios que se han visto cómo se producían averías o fallos repentinos en sus infraestructuras de captación o distribución de agua potable, que requerían de actuaciones urgentes y para las que han contado con la ayuda económica de la institución provincial. Este es el caso de Sinarcas, Alborache, Palmera, Benicolet, Casas Bajas o Bèlgida, a los que en conjunto se han destinado cerca de 160.000 euros en 2016.

El Presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha asegurado que garantizar el abastecimiento de agua potable a todos los vecinos y vecinas de la provincia de Valencia es una prioridad absoluta para la institución que preside. Asimismo, aseguró que “estas cifras demuestran que los alcaldes y alcaldesas de los municipios de la provincia están concienciados con este tema, por lo que la Diputación no dudará en seguir proporcionando a los municipios el asesoramiento y ayuda que necesiten para dar solución a los problemas con los que puedan encontrarse”.

Comentarios