Arcos de la Frontera reclama una adecuada depuración de las aguas residuales

0
65

Una adecuada depuración de las aguas residuales de Arcos

Sobre la Entidad

Ecologistas en Acción es una confederación de más de 300 grupos ecologistas de todo el Estado español. Forma parte del llamado ecologismo social.
iResiduo

La Directiva 91/271/CEE del Consejo de la Comunidad Europea y el Real Decreto-Ley 11/1995 obligan a proteger el medio ambiente de los efectos negativos de los vertidos de las aguas residuales urbanas. Han pasado más de 20 años y el cumplimiento de este mandato deja todavía mucho que desear en los municipios andaluces.

La respuesta de España confirma lo que la Comisión Europea considera una infracción sistemática de la normativa de la UE, ya que son más de 600 las pequeñas aglomeraciones de España que aún presentan carencias, por lo que se ha enviado un “dictamen motivado”, el mecanismo previo a la adopción de sanciones. Al no tomar medidas concretas para solventar el problema lo antes posible, la Comisión ha pedido al Tribunal de Justicia de la UE que imponga una multa a tanto alzado por un importe de 46.522.999 €. La Comisión propone también una multa diaria de 171.217,40 € si no se logra el pleno cumplimiento en la fecha en que el Tribunal dicte su segunda resolución. Las sanciones propuestas tienen en cuenta la duración de la infracción, su gravedad y el tamaño del Estado miembro.

Aunque Arcos cuenta con depuradora, los datos de Sólidos en Suspensión, Nitrógeno, Fósforo y Demanda Química de Oxígeno superan en algunos casos los límites legales, por lo que podemos afirmar que esa estación depuradora de aguas residuales no depura correctamente y necesita una modernización. Además, todavía existen pedanías y explotaciones agrícolas arcenses que no tiene conectados sus colectores a la depuradora, por lo que los vertidos llegan a los ríos Guadalete y Majaceite sin el adecuado saneamiento.

Por otro lado, AMANATURA y Ecologistas en Acción, reclaman de la ciudadanía, de los usuarios del río y del propio ayuntamiento de Arcos una defensa y protección activa del río Guadalete (y de su afluente Majaceite), puesto que deben volver a ser cursos fluviales vivos. No solo las aguas sino también las riberas y todo el ecosistema fluvial ha de ser recuperado y preservado, con toda la población comprometida en el disfrute y la preservación de este patrimonio natural que a toda costa tiene que ser dignificado.

Comentarios