Demasiada agua o el contraste de temperaturas, entre los factores que afectan a los árboles en Madrid

0
56
56

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, ha citado hasta seis factores que afectan al arbolado urbano, como veranos calurosos y secos e inviernos largos y fríos en la capital, con cambios bruscos de temperaturas que afectan a la estructura de los árboles, así como el limitado espacio que tienen las raíces para crecer cuando el árbol se planta en alcorque.

La actividad urbana ordinaria, que en ocasiones produce heridas y que pueden ser fuente de aparición de hongos o la coexistencia con edificaciones que en muchas ocasiones impiden el crecimiento vertical del árbol, que tiende a inclinarse para buscar la luz, son otras causas a valorar.

También la existencia de zonas de pradera con aporte hídrico elevado, que hace que el árbol no necesite desarrollar totalmente su sistema radical para buscar agua, además del corte de raíces secundarias del arbolado como consecuencia de obras cercanas.

Sanjuanbenito ha destacado así que "no existe una sola causa por la que las ramas de los árboles se quiebren y caigan". "Tampoco hay una sola causa por la que un árbol, aparentemente sano, se desplome  de raíz en un parque", ha añadido en la comisión del ramo.

El equipo de Gobierno dará información detallada de los resultados y conclusiones del grupo de expertos que vienen trabajando durante estos meses en la comisión extraordinaria monográfica sobre el arbolado urbano.

El titular de Medio Ambiente ha reiterado que la valoración que hace el Gobierno sobre el estado del arbolado de la ciudad es "satisfactoria" ya que, en términos generales, el estado de los aproximadamente dos millones de árboles de conservación municipal y las labores de mantenimiento que se realizan son "adecuados".

Así, ha detallado que los árboles reciben labores de poda y arboricultura necesarias, como pinzados de ramas, terciados, equilibrados de copa... Durante la última campaña de poda se han incrementado las labores de poda en arbolado viario un 60 por ciento con respecto a las efectuadas durante la campaña anterior, ha desgranado.

También se realizan inspecciones continuas para detectar riesgos como pudriciones externas, heridas o ramas mal formadas. En este sentido, solamente entre agosto y septiembre de este año se han realizado más de 170.000 inspecciones, que han dado lugar a 1.853 propuestas de tala y más de 3.500 propuestas de poda.

En relación a los árboles y ramas caídas en los últimos meses, Sanjuabenito ha repetido que "no se trata de hechos excepcionales" ya que los datos demuestran que la caída de árboles o ramas que han dado lugar a expedientes de responsabilidad patrimonial han llegado a ser superiores en años anteriores.

A destacar los 246 en el periodo septiembre 2010-septiembre 2011; los 267 un año después; los 277 el ejercicio posterior y 230 en el periodo septiembre 2013-septiembre 2014. "En el último año, el número de expedientes de responsabilidad patrimonial ha sido un 17 por ciento menor que el del año anterior y es la cifra más baja de los últimos cuatro años", ha declarado.

Otro dato significativo es el del número de avisos recibidos por el SELUR relativo a caída de árboles o ramas, que en los meses de julio y ggosto ha sido también un 17 por ciento inferior al registrado en el mismo periodo de 2013.

Comentarios