Las extracciones ilegales de agua en la cuenca del Segura dejan sin agua a los regantes, denuncia IU-Verdes

0
47
47

El responsable de agricultura y agua de IU-Verdes de la Región de Murcia, José María Ortega, ha mostrado su total apoyo a las "justas" reivindicaciones de los regantes de Singla, Navares, Caneja, Las Tosquillas y La Encarnación, que vienen denunciando la merma de caudales de agua destinados a sus comunidades de regantes, las cuales practican el riego tradicional y sostenible.

Para Ortega, sobre el regadío tradicional de la Región, en particular el del Noroeste y del campo de Caravaca, planea la amenaza de la desecación de fuentes naturales y los pozos legales "porque hay determinadas empresas que convierten grandes extensiones de secano en nuevo regadío, y por tanto regadío no autorizado".

Además, explican que se ha constatado que existen "no pocos pozos ilegales en la zona, que amenazan al regadío tradicional y frente a los cuales, la Confederación Hidrográfica del Segura se ha mostrado tradicionalmente poco rigurosa".

"Estas ampliaciones ilegales de regadío, pese a estar a la vista de todo el mundo, han sido tradicionalmente negadas por el Gobierno Regional y en particular por el consejero Cerdá, más aficionado a denunciar a ecologistas que a quienes roban el recurso público que es el agua para riego, en un claro ejemplo de complicidad política con quienes se apropian de lo que es de todos", añade.

Por todo ello, IU-Verdes exige a la CHS, en particular a la Comisaría de Aguas, "que cumpla y haga cumplir la ley, revisando los pozos y regadíos de la zona, sobre cuya legalidad existen fundadas sospechas, y actúe en consecuencia cuando detecte cualquier tipo de ilegalidad".

Comentarios