El PSOE quiere modificar tres leyes estatales para reducir los costes energéticos del regadío

0
48
48

El PSOE-A ha registrado ya en el Parlamento andaluz su iniciativa legislativa autonómica, a tramitar en el Congreso de los Diputados, en la que plantea la modificación de tres normas estatales para posibilitar la reducción de los costes energéticos en el regadío andaluz.

Concretamente, el grupo socialista plantea en su iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, la modificación de la ley del Sector energético, de la Ley de Economía sostenible y de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

El PSOE-A propone una modificación de la Ley del Sector eléctrico de cara a ofrecer una alternativa de reducción de los costes energéticos a partir del autoabastecimiento eléctrico y de los contratos de acceso a las redes de transporte y distribución eléctrica para regadíos.

Aboga también por que se flexibilicen las condiciones de contratación del suministro eléctrico para las actividades intensivas en energía y con estacionalidad, como el regadío, adaptándolas a sus necesidades reales y adecuando la facturación a lo que realmente se demanda.

Mediante una modificación de la Ley de Economía Sostenible, se reclaman inversiones que favorezcan la reducción de los costes energéticos sobrevenidos por la reforma energética. Asimismo, plantea que, dado el carácter intensivo en mano de obra del regadío, se aplique un tipo reducido del 10 por ciento del IVA a la factura eléctrica.

En relación con la reforma energética iniciada por el Gobierno de la nación, PSOE-A explica que desde la desaparición de las tarifas eléctricas reguladas específicas para el regadío y, ante la imposibilidad de modificar, en un sector altamente estacional, la potencia contratada en periodos inferiores a los doce meses, el sector ha visto cómo se han disparado sus costes energéticos, habiéndose incrementado el término de potencia, dependiendo de la tarifa contratada, entre el 125 por ciento y el 1.255 por ciento desde 2008, cuando se produjo la liberalización del mercado eléctrico.

Señala que el incremento medio del coste eléctrico en el regadío andaluz será superior al 20 por ciento, llegando en muchos casos a superar el 30 por ciento, lo que es "insostenible para un sector muy castigado por la crisis y que precisamente se ha modernizado para ahorrar agua". "Ahora tiene que asumir un incremento del coste eléctrico desmesurado, que pone en serio peligro la viabilidad de muchas zonas regables modernizadas o en proceso de modernización", según el PSOE-A.

Considera que la medida propuesta por el Gobierno sobre introducción en la reforma fiscal de una exención del 85 por ciento del impuesto especial de la electricidad para los regantes y un ajuste en el régimen de módulos del IRPF, "no es suficiente para recuperar la competitividad de un sector tan estratégico".

Según los datos del PSOE-A, los regadíos andaluces concentran el 25,2 por ciento de la superficie regada de España, lo que supone el 17,4 por ciento de su superficie agraria útil. La superficie regable andaluza ha pasado de unas 670.000 hectáreas en el año 1992 a casi 1.200.000 en la actualidad. Las provincias de Sevilla, Jaén, Granada y Córdoba son las que tienen la mayor proporción de superficie regable, sumando todas ellas el 76 por ciento del total.

En Andalucía existen más de 2.000 Comunidades de regantes, muchas de ellas recién modernizadas o en proceso de modernización, que gestionan el agua destinada al uso agrícola. Desde 1995 hasta 2008 se han modernizado más de 350.000 hectáreas de regadío en Andalucía, lo que representa el 43 por ciento de los regadíos existentes entonces.

Comentarios