El Ayuntamiento de Soria propone alternativas para no perder los fondos europeos de la depuradora

0
71
71

El alcalde de Soria, Carlos Martínez, se ha referido este miércoles a las intervenciones que podrían cubrirse con los fondos europeos (2007-2013) que iban a destinarse a la construcción de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), que finalmente se traslada al horizonte 2014-2020, y que consistirán básicamente en la mejora de la actual depuradora de la capital y la sustitución de colectores en la ciudad.

En la jornada del martes, se celebró en Madrid un encuentro entre los responsables del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, encabezados por el secretario de Estado, Federico Ramos; la directora general del Agua, Liana Artiles; la directora de Acuaes, Aránzazu Vallejo; así como los alcaldes de Soria, Golmayo y Los Rábanos, Carlos Martínez, Benito Serrano y Gustavo Martínez.

El regidor soriano ha explicado que "fue el secretario de Estado quien propuso pasar la ejecución de la nueva depuradora al horizonte de los fondos europeos 2014-2020", planteamiento que se comprometieron a estudiar los representantes de Soria capital y de Golmayo "sin renunciar al porcentaje de financiación del 80 por ciento de fondos europeos y con la propuesta de ejecutar obras hidráulicas con cargo a los actuales fondos", para no perder la totalidad de los 37,5 millones ya conseguidos en el periodo vigente.

A falta de cuantificar y proyectar las obras hidráulicas propuestas por el Ayuntamientos de Soria, según Martínez se salvarían entre diez y 15 millones de euros".

Respecto a las obras que se quieren ejecutar y que deben realizarse antes del 31 de diciembre de 2015, se ha planteado intervenir en la actual depuradora "para adecuarla a la normativa europea en materia de vertidos y eliminar los problemas de olores para los vecinos". Asimismo, se plantea que algunas obras que contempla el plan director del Ayuntamiento de Soria de infraestructuras hidráulicas también se ejecuten el próximo año con cargo a los fondos europeos ya conseguidos.

En concreto, el alcalde de Soria se ha referido a la sustitución de los colectores de la Avenida Valladolid y su conexión con el nuevo centro penitenciario de Las Casas, así como el desarrollo de los colectores desde la dicha avenida a la ronda Suroeste.

"Se trata de hacer tres obras distintas, tres adjudicaciones distintas que corresponden al Gobierno y ajustar las actuaciones para llegar a 31 de diciembre de 2015 aprovechando las condiciones de financiación al 80 por ciento con cargos a fondos europeos", ha apostillado Carlos Martínez.

Para desarrollar esta propuesta está prevista una reunión a finales de semana entre los técnicos de las administraciones implicadas para marcar qué proyectos son asignables a los actuales fondos y susceptibles por tanto de ser financiados.

La nueva depuradora en el horizonte 2014-2020

El alcalde de la capital soriana ha insistido en su comparecencia de este miércoles que "no se renuncia de ninguna forma a la nueva depuradora" prevista en Los Rábanos, si no que "hay que adaptarse a la solución que el Gobierno puso encima de la mesa".

Esta propuesta de pasar el proyecto de la nueva EDAR al escenario de fondos europeos 2014-2020, es "la misma que se ha ofrecido a Santiago de Compostela", ha matizado el alcalde.

Carlos Martínez ha insistido en la "imposibilidad de firmar la adenda al convenio" por los informes negativos de los servicios económicos y jurídicos del Ayuntamiento de Soria, "y ya que se trata de un documento cerrado no abierto a la negociación, según Acuaes, se acepta estudiar la propuesta del Gobierno de España de pasar al horizonte 2014-2020 la ejecución de la EDAR de Soria, Los Rábanos y Golmayo".

La aceptación de la propuesta del Ministerio de Medio Ambiente "no implica la aceptación resignada" de las condiciones de fondos europeos al 50 por ciento con cargo a los mismos y el resto a los usuarios finales, si no que se exigirá una compensación al Gobierno del 30 por ciento restante para igualar las condiciones de financiación que se consiguieron en 2011, para que los sorianos solo tengan que pagar el 20 por ciento del coste total del proyecto.

Los escenarios encima de la mesa

El alcalde ha recordado los escenarios a los que estaba abocado el Ayuntamiento de Soria en una "suicida firma de la adenda al convenio de la EDAR, a pesar de su imposibilidad jurídica".

Por un lado, uno "ficticio" si se ejecutaba la EDAR con un importe de 19,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 20 meses, a pesar de que los fondos deben estar justificados a 31 de diciembre de 2015 para el porcentaje 80 por ciento de fondos europeos y 20 por ciento de los usuarios finales, y para la que "ni siquiera se ha hecho el procedimiento expropiatorio de los terrenos, antes de ese plazo, es decir, en diez meses".

Así se cargarían a Europa 15,5 millones y 3,8 millones a los ayuntamientos, "siempre y cuando además los túneles emisarios por importe de 36 millones de euros y financiados al siguiente periodo de fondos se ejecutaran antes de marzo de 2017 y permitiera la puesta en marcha de la EDAR, ya que de lo contrario los ayuntamientos pagarían el cien por cien del coste de la EDAR", es decir, 19,3 millones.

En el segundo de los escenarios, se podrían comenzar las obras a comienzos de 2015, con lo que "apenas la mitad del proyecto de ejecución, unos 10 millones de euros, podrían acogerse a los mismos".

Por ello, 7,7 millones de euros irían con cargo a Europa, y los 11,5 restantes con cargo a los Ayuntamientos de Soria, Golmayo y Los Rábanos, "siempre y cuando, de nuevo, se ejecutara la obra de los colectores y la planta estuviera en funcionamiento en marzo de 2017, porque de lo contrario se cargaría el cien por cien a los ayuntamientos".

En el tercero de los escenarios, planteado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), el total del proyecto pasa al siguiente periodo de fondos europeos (2014-2020) en condiciones de financiación 50 por ciento Europa y 50 por ciento usuarios finales, "con lo que de los 19,3 millones de euros los ayuntamientos pagarían 9,6 millones de euros, sin riesgo de pagar el 100 por 100 ya que la EDAR no tendría que estar en funcionamiento con los colectores finalizados en marzo de 2017".

El estudio de esta opción ha sido aceptado por los ayuntamientos sin renunciar a la financiación del 80 por ciento, en lugar del 50 por ciento contemplado previsiblemente por los fondos europeos, aun sin aprobar, para lo que se pide que el 30 por ciento restante se compense por el Gobierno de España con fondos propios.

Comentarios