La CH Cantábrico tendrá que devolver a Solvay el canon de regulación del uso del bitrasvase

0
103
103
  • Bitrasvase Ebro-Besaya (Fuente: CH Ebro)
    Bitrasvase Ebro-Besaya (Fuente: CH Ebro)

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) tendrá que devolver a Solvay Química S.L. 285.250 euros correspondientes a la liquidación del canon de regulación (tributo que grava la toma de agua del bitrasvase Ebro-Besaya) del año 2010.

Esta es, según Solvay, la consecuencia directa de una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que estima parcialmente el recurso de la empresa y anula la citada liquidación de 2010, aprobada el 17 de diciembre de ese año y publicada en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) el 31 de diciembre.

La sentencia, recogida por Europa Press, se remite a jurisprudencia del Tribunal Supremo que señala que al comienzo de cada ejercicio el usuario debe conocer el montante económico que le va a suponer la utilización de las aguas, es decir que "la tasa de un ejercicio no puede aprobarse en ese año sino antes".

En sentencias anteriores, la propia Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC señala que la normativa "impide girar liquidaciones referidas a ejercicios consumidos y ajustadas a cánones y tarifas aprobadas con posterioridad a esa consunción".

"En este caso, se pretende el cobro en 2011 de una tasa del ejercicio de 2010 aprobada en diciembre de 2010, con una retroactividad no permitida por el ordenamiento jurídico", concluye el TSJC en una sentencia que no especifica si se puede recurrir o no en una instancia superior.

Con en este mismo criterio, Solvay ha recurrido también las liquidaciones del canon de regulación de 2011, 2012 y 2013, por importes que giran en torno a los 250.000 euros, según han confirmado a Europa Press fuentes de la empresa.

SNIACE

En su recurso contra la liquidación de 2010, Solvay también pedía la nulidad de una renuncia de aprovechamiento de 1.200 litros por segundo realizada por Sniace años antes, pero el TSJC lo desestima.

Solvay argumentaba su petición en las consecuencias de esa renuncia en el equilibrio del canon de regulación. De hecho, "defendía la necesidad de modificar las reglas iniciales de reparto del canon en el supuesto de aceptarse la renuncia de Sniace".

La compañía que preside Blas Mezquita se defendió alegando que "al haber derruido las obras de aprovechamiento hidráulico en 2008, no se puede beneficiar del trasvase en 2010", y que Solvay no había impugnado su renuncia por vía administrativa.

Solvay también demandó a la Sociedad Estatal de Aguas de la Cuenca del Norte (Acuanorte) por la inclusión en el cálculo del canon de los costes de construcción y mantenimiento de la estación de filtrado para proteger el trasvase de la invasión del mejillón cebra, al entender que es una obra "independiente" del trasvase. El TSJC también desestima este argumento al entender que el canon de regulación grava una obra hidráulica y todas sus obras dependientes.

Comentarios