El proyecto Remembrane continuará investigando la recuperación de membranas de desaladoras hasta finales de 2015

0
179
179

El proyecto europeo de I+D+i 'Remembrane' para la recuperación de membranas de desalinizadoras al final de su vida útil, que desarrolla su tercera fase desde el inicio de 2014 en la depuradora de Aguas de Valdefuentes de Talavera de la Reina y que tenía previsto finalizar en junio, se ampliará hasta finales de 2015 tras los primeros resultados del proyecto, llevados a distintos foros, por lo que serán "dos años investigando en la ciudad".

Así lo ha indicado el alcalde, Jaime Ramos, en su visita a las instalaciones, acompañado de responsables del proyecto en Aqualia, donde ha conocido la pequeña estación 'piloto' de tratamiento de agua potable (ETAP) que cuenta ya con tecnología Remembrane, para ver el comportamiento y establecer resultados.

El Ayuntamiento colabora ofreciendo las instalaciones para ver "la fiabilidad de estas membranas reutilizadas", pero en el total del proyecto, ha destacado, han participado más de 150 científicos para conseguir la recuperación de los cartuchos de las membranas de las desaladoras con el fin de reciclarlas y aumentar su vida útil.

Este proyecto de investigación, desarrollo e innovación, englobado en el programa Life+ de La Unión Europea, cuenta de forma global con 1,9 millones de euros, que aportan la Unión Europea en un 50 por ciento, y empresas y agencias medioambientales.

El responsable del proyecto en Talavera, Massoud El-Mansour, ha destacado que lo que se pretende es reutilizar las membranas para "el tratamiento de aguas potables" y los resultados "son buenos y estamos mejorando el proceso de tratamiento" para conseguir un proceso adecuado comparando las membranas para mejorar la calidad del agua. En estos momentos, además de comprobar los resultados, se está estudiando el coste del tratamiento, ha dicho.

Utilizar aguas en aguas de riego

En cuanto a la técnica, se trata de un proyecto para la recuperación de las membranas de ósmosis inversa que han finalizado su ciclo de vida útil en plantas desalinizadoras y que se convierte en residuo, por lo que se está estudiando su reutilización a través de tratamientos mecánicos y químicos que permitan recuperar estas membranas para su reutilización en la desalinización o en otras aplicaciones, como tratamientos terciarios de aguas residuales para riego, o agua industrial.

En este sentido, Remembrane propone una tecnología innovadora que respeta el medioambiente, alargando la vida útil de la membrana y cuenta con tres fases, y es la última de ellas, relacionada con las pruebas de estabilidad del producto, la que se realiza en Talavera.

La primera fase, de diagnosis de membranas se ha realizado en Valencia y Sevilla, y la segunda, de aplicación del tratamiento para limpiar dichas membranas, en Medina del Campo y Nogales.

Comentarios