La incertidumbre por las inundaciones en San Sebastián se acabarán cuando se actúe en el Urumea, según su alcalde

0
31
  • Río Uruema a su paso por San Sebastián (Wikipedia/CC).
    Río Uruema a su paso por San Sebastián (Wikipedia/CC).
31

El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, cree que "la incertidumbre y la tensión" de los vecinos de barrios como el de Martutene y Txomin ante posibles lluvias que puedan provocar inundaciones acabará cuando se actúe "definitivamente" en el río Urumea.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogido por Europa Press, Izagirre ha afirmado que, quien se haya visto afectado por las inundaciones en la capital guipuzcoana, debe dar parte a su seguro, contactar con el consorcio y hacer una valoración de los daños.

A su juicio, "lo más inminente ya se ha hecho, como son las limpiezas y la recogida de fotos y documentos gráficos", con el fin de valorar los daños y realizar las reclamaciones por los gastos ocasionados. En este sentido, ha señalado que es pronto para conocer las cifras de desperfectos, pero ha precisado que, en todo caso, no alcanzarán las cifras de 2011.

"Ése es un dato cuantitativo, quien cualitativamente se ha quedado sin su garaje, su local o su vivienda inundada, siete centímetros arriba o abajo, o aquellos que han vivido la tensión de que igual no se llegó a inundar, pero existía el riesgo, yo creo que eso es difícil de medir y, en estos barrios, sigue existiendo esa incertidumbre, esa sensación de impotencia, que creemos que estará resuelta aproximadamente en 30 ó 34 meses, teniendo en cuenta que en abril se van a comenzar las obras, y eso es difícil de medir", ha añadido.

Juan Karlos Izagirre considera que, "de estas experiencias, siempre se aprende y se intenta mejorar". "En 2011 se hizo una labor importantísima con los vecinos de Martutene y Txomin para saber cómo mejorar los planes de emergencia, aparte del compromiso de que se iba a actuar ya en la comisión interinstitucional", ha apuntado.

A su entender, "en cada experiencia se mejora" y, por ello, ha subrayado "la actitud de los vecinos, tanto en el proceso de elaboración de mejoras de los planes de emergencia, como estando en la crisis de emergencia, siendo conocedores de todo lo que pasa, tomando decisiones, y también su implicación de estos vecinos en la solución definitiva en esta comisión interinstitucional".

"Yo creo que la mesa de crisis ha mejorado mucho, la coordinación entre departamentos ha funcionado mucho, la coordinación con SOS Deiak y Cruz Roja ha mejorado también y la consecuencia es que hay que felicitar a todas las instituciones que forman parte", ha señalado.

No obstante, ha apuntado que, pese a que esto da una seguridad, "el gran problema, la incertidumbre y la tensión en estos barrios cada vez que llueve un poco, se solucionará cuando se actúe definitivamente en el Urumea".

Comentarios