El Parlament catalán encargará una auditoría sobre el coste del Canal Segarra-Garrigues

0
107
107
  • Canal Segarra-Garrigues
    Canal Segarra-Garrigues

El Parlament ha acordado este jueves hacer una auditoría independiente sobre el coste del Canal Segarra-Garrigues que evalúe la gestión de este proyecto, a cargo de la empresa Reg Sistema Segarra-Garrigues SAU (Regsega), entre 2003 y 2014.

Así lo establece un punto de una moción presentada por ICV-EUiA que han apoyado todos los partidos salvo el PSC, que se ha abstenido, y en el texto se precisa que esta fiscalización no debe afectar al calendario de ejecución de las obras.

La moción también pide celebrar en junio de 2015 en la Comisión de Agricultura del Parlament un debate monográfico con todos los agentes implicados sobre el futuro del canal y su sostenibilidad económica y ambiental.

En esta sesión, se presentarán dos informes: uno que hizo el Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible (Cads) de la Generalitat del año 2013 que cuestionaba la viabilidad económica de la obra, y otro de la Sindicatura de Cuentas, relativo a las cuentas de Regsega entre los años 2010 y 2011.

A mediados de enero, la Sindicatura detectó en estos dos años que la información medioambiental que había aportado la empresa no era suficiente, y apreció registros incorrectos en la liquidación del presupuesto.

Demanda de transparencia

Durante el debate parlamentario, Sara Vilà (ICV-EUiA) ha asegurado que hasta ahora la gestión de ese proyecto ha sido considerada como "algo intocable", por lo que celebra que se haga un ejercicio de transparencia que ve necesario.

Dolors López (PP) ha recalcado que defiende el canal y su futuro, y que debe poder ser "compatible" la protección del medio ambiente con el desarrollo económico de las comarcas por las que discurre.

Jordi Ciureneta (CiU) ha destacado también la importancia de extender el regadío en las comarcas de Ponent, mientras que Dionís Guiteras (ERC) ha defendido el canal como una "estructura de Estado" vital para el desarrollo rural y el equilibrio territorial.

Matías Alonso ha apreciado que en este proyecto ha habido "disfunciones", y Quim Arrufat (CUP) ha calificado de desastre esta iniciativa, y se ha preguntado si habrá la suficiente agua en el Río Segre cuando el canal entre a pleno funcionamiento.

Comentarios