Santander se mueve hacia el futuro con con el Plan Santander Smart City

0
43
43
  • Santander (Wikipedia/CC)
    Santander (Wikipedia/CC)
  • El nuevo Plan Santander Smart City estará finalizado a principios de abril
  • En la fase de diagnóstico del Plan, se han analizado en torno a 40 servicios municipales

El nuevo Plan Santander Smart City estará finalizado a principios de abril, según ha anunciado este martes el alcalde, Iñigo de la Serna, quien ha explicado que este documento plasmará las acciones y servicios que se van a poner en marcha para el avance como ciudad inteligente, realizando un diagnóstico de la situación actual y estableciendo los proyectos clave para los próximos años.

De la Serna así lo ha indicado en el I Congreso de Ciudades Inteligentes, celebrado en Madrid, y que ha inaugurado junto al secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo-Sotelo, y la primera teniente de alcalde y delegada del área de Gobierno de Economía, Hacienda y Administración del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Dancausa.

Pretendemos fijar una hoja de ruta para que el avance de Santander como ciudad inteligente sea lo más participativo, ágil, eficaz y ambicioso

El alcalde ha explicado que el Plan Santander Smart City se someterá a un proceso de participación ciudadana y entre los grupos políticos municipales, de manera que se puedan recoger sus aportaciones y sugerencias al respecto.

"Pretendemos fijar una hoja de ruta para que el avance de Santander como ciudad inteligente sea lo más participativo, ágil, eficaz y ambicioso posible, de manera que tanto los ciudadanos como las empresas, emprendedores y autónomos de la ciudad se impliquen y se beneficien de este proceso, que ya ha echado a andar y es imparable", ha apuntado el alcalde.

Con ese fin, se ha realizado un diagnóstico inicial para conocer el posicionamiento actual de la ciudad de Santander en aras a convertirse en una smart city, así como los proyectos clave potenciales a abordar en un futuro cercano.

"El desarrollo de este plan será un factor añadido de impulso de la imagen de la ciudad en el exterior y, por tanto, un elemento de atracción de posibles empresas e inversores", ha remarcado el alcalde.

El desarrollo de este plan será un factor añadido de impulso de la imagen de la ciudad en el exterior y de atracción de posibles inversores

De la Serna también ha hecho hincapié en que se trata de un proyecto transversal, que desarrollará planes de actuación específicos para la mejora de cada uno de los servicios a través de la tecnología pero que, más allá de eso, contribuye a la modernización y mejora de la eficiencia global del Ayuntamiento.

Análisis de 40 Servicios Municipales

El alcalde ha explicado que, en la fase de diagnóstico del Plan Santander Smart City, se han analizado en torno a 40 servicios municipales, detectando el grado de implantación tecnológica en cada uno de ellos y estableciendo las necesidades a corto y medio plazo.

Así, se han examinado áreas como la energía, el medio ambiente, las tecnologías y la innovación, la modernización de la administración, el urbanismo y la edificación, la movilidad, la seguridad, el tráfico, la participación ciudadana, el gobierno abierto, la cooperación público privada, el turismo, la cultura, el ocio o la salud.

Este plan define las líneas a abordar por la ciudad para convertirse en una smart city e identifica los proyectos clave potenciales que permitan a Santander avanzar en su posicionamiento en materia de sostenibilidad ambiental, económica y de mejora de la calidad de vida de sus habitantes, así como los posibles plazos para su ejecución.

Se identifican las líneas de trabajo verticales (por servicio) y horizontales (comunes para toda la organización o habilitadoras) necesarias para el avance y posicionamiento internacional de Santander como smart city.

Propone modelos de financiación, en función de cada una de las líneas estratégicas y detalla las redes de smart cities existentes a nivel europeo y las posibilidades de participación en las mismas.

Potenciar la tecnología de los servicios urbanos

Se estructura en torno a 3 líneas estratégicas, como son Gobernanza, Economía y Empleo; Desarrollo Sostenible e Infraestructuras; y Calidad de vida; y uno de los principales proyectos que va a conllevar su desarrollo son la creación de una plataforma tecnológica, que ya ha salido a licitación y que funcionará como "cerebro" de la smart city, haciendo posible una gestión integrada y eficiente de los distintos servicios municipales.

Otro de los ejes de actuación será el denominado Ciudadano 360º, con especial énfasis en la comunicación con los ciudadanos, a través de las redes sociales y del nuevo portal municipal.

"Pretendemos centralizar la gestión de los proyectos smart, optimizando así los recursos municipales; realizar un seguimiento del impacto de los proyectos y el valor para la ciudad; asegurar el encaje estratégico de las iniciativas lanzadas con la estrategia global de la ciudad; y comunicar los beneficios del proyecto a los ciudadanos, que son los destinatarios de todo este proceso y deben estar informados de todo lo que se está haciendo por ellos y por su ciudad", ha remarcado De la Serna.

Otra de las cuestiones que centran el plan es la revisión y modificación de los contratos para maximizar los ahorros de los servicios urbanos (incluyendo cláusulas de innovación, que deben ser cumplidas para asegurar la alimentación de la plataforma.

En este sentido, contempla la progresiva incorporación de la tecnología en los contratos que se formalicen con empresas prestadoras de servicios, como es el caso de la red semafórica, que será el próximo en salir a licitación incluyendo la implantación tecnológica en sus pliegos de condiciones.

Retos de la RECI

Asimismo, ha corrido a cargo del alcalde de Santander la conferencia de apertura del congreso, en la que se ha referido a la situación actual y la estrategia de futuro de las ciudades inteligentes en España y el impulso de la RECI.

De la Serna ha destacado que España se ha convertido en un paradigma a nivel mundial en el ámbito de las smart cities gracias a la RECI, pues se trata de la única experiencia en todo el mundo en la que las ciudades deciden unirse para colaborar y compartir experiencias, conocimientos e incluso recursos para, de este modo, poder avanzar con un paso más firme y decidido hacia el mundo "smart".

Entre los retos de esta Red, que se constituyó formalmente en junio de 2012 con 25 ciudades fundadoras y en la que están integrados a día de hoy 62 municipios, ha mencionado la definición de un modelo único de ciudad inteligente, que establezca los indicadores que permitan conocer el grado de implantación y avance en que se encuentra, algo en lo que se está trabajando junto con AENOR.

También ha apostado por mejorar la comunicación con la ciudadanía, para hacer llegar mejor el mensaje de qué es una ciudad inteligente, en qué consiste y qué beneficios puede obtener de ella; y  por impulsar la modificación de la Ley de Contratos del Sector Público, definiendo nuevos modelos de colaboración público-privada en el ámbito de las smart cities.

Comentarios