La Planificación de la Red Natura 2000 en Murcia garantizará que los habitantes sigan desarrollando su actividad

0
45
45
  • Adela Martínez-Cachá.
    Adela Martínez-Cachá.

Las directrices para la elaboración de la Planificación de la Red Natura 2000 en la Región de Murcia dejarán de pensar "solo en los valores del territorio" y pasarán a tener en cuenta las personas que viven en esas zonas y a garantizar que "puedan seguir desarrollando su actividad económica".

Así lo ha hecho saber la consejera de Agricultura y Agua, Adela Martínez-Cachá, acompañada por el presidente del Gobierno regional, Alberto Garre, en un acto al que han asistido, entre otros, el presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM), José María Albarracín, el presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región (Fecoam), Santiago Martínez, y el presidente de Proexport, Juan Marín.

Garre ha reconocido que ha habido "mucha gente comprometida" en sacar adelante estas directrices", que también han dejado "su piel, su trabajo y sus aportaciones" desde todos los sectores de la sociedad murciana, como la patronal y los sindicatos, a quienes ha agradecido el trabajo realizado.

La Región de Murcia "tiene que estar incluida en la red ecológica"

Por su parte, Martínez-Cachá ha rememorado que la Región tuvo que enfrentarse a una serie de normativas que venían impuestas por la Unión Europea y que obligaban al Gobierno regional a comenzar a trabajar en la planificación ambiental.

Ha lamentado que el documento inicial que se presentó "generó discrepancias, recelos y miedos". En cambio, explica que llegó el momento de "pararse y reflexionar", porque lo que se había hecho hasta ese momento era "pensar solo en los valores del territorio", pero "dando la espalda a los que viven en el territorio, a los que trabajan el territorio y a los que su futuro depende del territorio".

"Deben ser ellos y, solo ellos, los auténticos protagonistas, porque no podemos olvidarnos que la historia de los valores ambientales de la Región existe porque los agricultores y ganaderos han defendido ese territorio".

La consejera ha recordado que, cuando tomó posesión del cargo, Garre le encomendó dos tareas urgentes: el agua y el medio ambiente. "Nos pusimos a ello y ha sido muy complicado, porque entendemos la importancia de nuestros espacios naturales", ha aseverado.

"Teníamos que avanzar porque teníamos encima ese aviso de que ya no había tiempo", según Martínez-Cachá, quien cree que solo se podía seguir adelante "con las personas que viven en el territorio, y solo garantizando que pudieran seguir desarrollando su actividad económica".

La consejera ha asegurado que, a partir de ahora, el sello de la casa va a ser "escuchar, recibir ideas, estudiar todas y cada una de ellas, porque hacer política de medio ambiente también es ponerse en la piel de las personas". El objetivo final, añade, es dotar a los territorios de las medidas de conservación necesarias y de mayor seguridad jurídica.

"Queremos cumplir con todos los criterios medioambientales y con la sociedad", según la consejera, quien reconoce que conciliar ambos intereses "es difícil". Admite que "quizá no sea todo lo perfecto", pero defiende que los acuerdos "siempre son alcanzados por los valientes que, sabiendo la responsabilidad que tenemos, sabemos también que tenemos que avanzar".

Se ha mostrado convencida de que la Región de Murcia "tiene que estar incluida en la red ecológica" y, de hecho, ha anunciado que va a luchar para que eso "no sea un impedimento, sino un impulso a nuestros territorios, con el accesos a instrumentos financieros y creación de empleo, revalorización de los productos locales".

Por tanto, ha asegurado que "el medio ambiente va a contribuir al desarrollo de la economía local", y el Gobierno regional, con el apoyo de todos los sectores sociales y empresariales, está haciendo "una apuesta decidida por que el medio ambiente sea una de las grandes oportunidades en las que apoyarse e inspirarse en la creación de desarrollo y prosperidad".

La patronal, satisfecha con el plan

En declaraciones a los medios de comunicación, Albarracín ha mostrado su "satisfacción personal y la de todos los empresarios" por el acuerdo alcanzado en materia de las directrices que van a regular la planificación ambiental".

El presidente de la patronal reconoce que casi se han superado los dos años de negociaciones "duras e intensas" que ha calificado como una "auténtica lucha", pero cree que, si algo caracteriza a los empresarios de la Región es precisamente "la capacidad de sacrificio y de saber que, aportando, al final se consigue".

Ha admitido que una negociación de este tipo "no puede recoger el cien por cien de lo que se pretende", pero "sí que es cierto que se ha avanzado muchísimo y se ha alcanzado el máximo consenso posible".

No obstante, advierte que el trabajo no acaba aquí, sino que ahora "empieza el trabajo de verdad", porque estas directrices "nos marcan el camino a seguir en el desarrollo de todos los planes de la Región de Murcia, que es una de las comunidades más importantes en cuanto a diversidad".

Por su parte, Martínez ha indicado que las cooperativas no pensaban, "ni por asomo", que iban a conseguir el objetivo que se consiguió ayer casi por consenso y que se iba a firmar hoy, por lo que ha dicho estar "de enhorabuena".

Y es que el sector primario "ha salido muy beneficiado del acuerdo", según Martínez, quien explica que la planificación solo les afecta en las modificaciones de los corredores ecológicos. "Podemos cultivar de la forma en la que lo estamos haciendo, y podemos edificar con algún tipo de modificaciones que hay que hacer y que no son significativas".

Por último, el presidente de Proexport, Juan Marín, ha considerado que la nueva planificación es "muy positiva" a pesar de haber nacido "con dificultades". Reconoce que han estado "muy preocupados" durante los dos últimos años, y se ha felicitado por el resultado de las negociaciones, que hacen "prevalecer las actividades existentes y no limita la actividad económica".

Comentarios