7.000 hectáreas en la Sierra de Segura podrían obtener regadío con la presa de Siles, según Juan Lillo

0
34
34
  • Lillo, que recalca que "la única responsable" en este proceso es la CHG, explica que se verían duplicadas por el tipo de terreno

Unas 7.000 hectáreas ubicadas en siete términos municipales de la Sierra de Segura, en la provincia de Jaén, podrían obtener regadío con la presa de Siles, lo que supondría duplicar prácticamente las previsiones que había "en un principio" y ello debido al tipo de terreno.

Así lo ha señalado este martes en rueda de prensa el subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, después de conocer "sorprendido" una próxima reunión de la comunidad de regantes de La Puerta de Segura "junto con el director general de Regadío e Infraestructura de la Junta" que tiene como uno de los puntos del orden del día la "ampliación de la zona regable" de esta entidad "con cargo de las dotaciones de agua" de la citada presa.

Tras afirmar que ha causado inquietud en otras comunidades, que han contactado con él al conocerla, ha dejado claro que "la única responsable en este asunto es la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir" (CHG), que "ya tiene un plan de riego elaborado", cuya presentación será "en breve". Será entonces, cuando tanto las comunidades existentes como las que se puedan constituir en las poblaciones afectadas por la presa de Siles cuando "podrán empezar a funcionar".

En concreto, los municipios de Arroyo del Ojanco, Benatae, La Puerta de Segura, Orcera, Puente de Génave, Segura de la Sierra, Siles y Torres de Albanchez tendrán derecho a poder disponer "a lo largo del año que viene de los 6.124 hectómetros cúbicos al año que tiene previsto regular" la nueva infraestructura hidráulica.

Eso permitirá que, con la dotación de salida de 1.750 metros cúbicos por hectárea y año previsto en el plan hidrológico, se pueda poner en riego en principio 3.520 hectáreas en todos esos términos. Ahora bien, Lillo ha avanzado que, "tras estas primeras cifras generales", los "últimos estudios realizados más a fondo" han puesto de manifiesto que "parece ser que el tipo de terreno en esa zona podría arreglarse con la mitad", unos 800-900 metros cúbicos por hectárea y año.

"Lo que podría suponer que tuviésemos capacidad para dar riego aproximadamente a 7.000 hectáreas, que son las que están ahora mismo en zona regable de la cota de 700 metros, que es la cota en la que resultaría rentable ese riego", ha comentado Lillo. Eso sí, "si el riego llegase a la cota de 750 metros esas 7.000 hectáreas podrían pasar a ser 11.500 y si se regase hasta la cota 800 habría 15.000 hectáreas con posibilidad de riego", siempre adaptando "al agua que hay disponible en la presa, que son 6.124 hectómetros cúbicos al año".

No adelantar acontecimientos

Así las cosas, ha instado a no crear "falsas expectativas ni adelantar acontecimientos", ya que será una vez que se presente el plan cuando "todo el mundo tendrá derecho a hacer solicitudes" y, tras los análisis pertinentes, se asignarán las dotaciones de agua que correspondan a cada cual.

En este sentido, el subdelegado ha pedido a las comunidades de regantes "que se tranquilicen" y ha incidido en que "en breve" se conocerá el plan de la CHG y, "con esa cifra, empezar a funcionar a partir del año que viene y crear una riqueza muy importante" en esas siete localidades, "que podrán obtener entre 7.000 y 8.000 hectáreas de riego de una forma sensiblemente económica y que mejore su explotación".

Comentarios