Un millón de euros para renovar y mantener el embalse del Gorg Blau en Palma de Mallorca

0
50
50
  • Embalse del Gorg Blau
    Embalse del Gorg Blau

El Ayuntamiento de Palma destinará 1,07 millones de euros a dos actuaciones de renovación y mantenimiento del embalse del Gorg Blau con el objetivo de mejorar sus instalaciones, ganar en seguridad y en capacidad de respuesta y ofrecer un mejor servicio en la ciudad.

Para ello, la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya) está renovando las válvulas y conducciones del sistema de bombeo de agua y saneando la conducción de impulsión entre el embalse y el de Cúber.

Según Cort, el abastecimiento de agua está garantizado para este año ya que los embalses se encuentran al 62 por ciento de su capacidad.

En total, se están actualizando ocho válvulas, 140 metros de conducción y diversas instalaciones adjuntas. Las obras tienen un presupuesto de 824.228 euros más IVA y comenzaron el 15 de octubre de 2014. Se prevé que finalicen a mediados de septiembre.

Más en concreto, las actuaciones que se están realizando afectan a la salida de agua hacia el bombeo que permite abastecer de agua potable Palma y los dos desagües de fondo. Y es que las instalaciones tenían más de 40 años de antigüedad.

De ahí que el principal objetivo de las obras sea sustituir las antiguas válvulas y conducciones por unas nuevas que se adecuen a los estándares de la tecnología actual y que cumplan la vigente normativa de seguridad de presas, mucho más exigente.

Además, con la renovación se ganará también en capacidad de respuesta ante posibles averías y emergencias.

Desde Emaya aseveran que las válvulas son las piezas que abren y cierran la presa y, por tanto, son los elementos de seguridad que permiten sacar y evacuar el agua, de ahí la importancia de su actualización.

La segunda actuación consiste en el saneamiento de la conducción de impulsión entre el Gorg Blau y Cúber, necesaria para que el agua del embalse llegue a Palma tras pasar por Cúber y Lloseta. Unos trabajos que, según Emaya, son de especial complicación ya que la conducción se encuentra en la ladera de una montaña y un acantilado.

La obra comenzó el 9 de junio de 2015 y se prevé que finalice a mediados de septiembre. Se repararán un total de 386 metros de conducción, varios anclajes, válvulas y piezas especiales. El presupuesto es de 248.936 euros más IVA.

Estado de los embalses

Según la empresa municipal, las reservas de los dos embalses se encuentran globalmente en un 62 por ciento de su capacidad, una cifra situada en el umbral de "la normalidad". "Las reservas actuales garantizan el suministro de agua hasta final de año a pesar de que en otoño haya llovido menos", aseveran desde Emaya.

Durante el año, el consumo que se hace en Palma del agua proviene de diferentes orígenes: un 20 por ciento viene de los embalses, otro 20 por ciento de las fuentes, otro 20 por ciento de los pozos de la Serra y, por último, un 20 por ciento de los pozos del Pla.

Para la presidenta de Emaya, Neus Truyol, "es importante hacer un buen mantenimiento del embalse", una infraestructura que "se hizo en los años 70 y que necesitaba una mejora".

"Se ha hecho una gran obra para ser más eficientes energéticamente y para garantizar un buen suministro todo el año y, sobre todo, los meses de verano", que es cuando hay una mayor demanda por el número de turistas que visitan Palma, ha explicado Truyol.

Comentarios