Navarra pide participar en la declaración de impacto ambiental de una mina de potasa en Sangüesa

0
35
35
  • Navarra pide participar declaración impacto ambiental mina potasa Sangüesa
    Río Aragón a su paso por Sangüesa (Wikipedia/CC).
  • También ha presentado diez alegaciones al proyecto y ha pedido a la empresa realizar un plan de participación ciudadana

Navarra ha solicitado al Estado participar en la declaración de impacto ambiental de un proyecto de mina de potasa en la zona de Sangüesa y Javier, y que afecta también a terrenos de Aragón. Además, ha presentado diez alegaciones al proyecto y ha pedido a la empresa realizar un plan de participación ciudadana.

Estos y otros extremos han sido trasladados por técnicos del Ejecutivo a la corporación municipal de Sangüesa, en una reunión mantenida esta semana en el Ayuntamiento de la localidad, ha informado el Gobierno foral a través de un comunicado.

El proyecto, denominado 'Mina Muga', está promovido por la empresa 'Geoalcali'. Además de Sangüesa y Javier, incluye a los términos municipales de Undués de Lerda y Urriés (Zaragoza).

En concreto, el Gobierno de Navarra ha solicitado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente poder participar en el proceso de declaración de impacto ambiental, competencia del Estado al tratarse de un proyecto que afecta a dos comunidades.

Además, el Ejecutivo foral ha presentado diez alegaciones al proyecto en el proceso de evaluación ambiental, como "definir mejor el proceso de rellenado del hueco minero con los propios residuos; el sellado del vertedero por fases, de manera progresiva y sin esperar al final, o que se garantice la inexistencia de afecciones a los edificios y terrenos en superficie".

También se pide otra solución al tendido eléctrico previsto, que pasa por una ZEP (Zona de Especial Protección) y por el tramo medio del río Aragón; así como que se construya una variante de accesos. La Comunidad foral también solicita "mejorar el estudio paisajístico y replantear la distribución de las instalaciones en superficie, así como construirlas lo más al sur posible del Camino de Santiago".

Otras alegaciones hacen referencia a "la necesidad de un estudio de campo de la fauna catalogada, al cumplimiento de la legislación en materia de ruido y la vigilancia ambiental del proyecto".

Por otro lado, el Gobierno de Navarra ha realizado una solicitud a la empresa para realizar un plan de participación ciudadana sobre el proyecto definitivo, "al alcance de todos los agentes sociales y la ciudadanía interesada, al menos con una base informativa, una fase de diagnosis con sesiones deliberativas, recogida de propuestas y fase de retorno".

Proyecto

La empresa 'Geoalcali' plantea una inversión de 356 millones de euros, de los que 201 millones irían destinados a la construcción y el resto se invertiría en la fase de explotación (155 millones).

La firma tiene previsto la creación de más de 500 empleos en la fase de explotación de la mina, cuya plena producción se alcanzaría en 2018. Los ingresos se estiman en 4.600 millones por la venta de potasa y sal común.

Las dos bocaminas estarán situadas en territorio aragonés, en concreto en Undués de Lerda, mientras que la planta de tratamiento se ubicará en Sangüesa.

La superficie prevista de ocupación será de 230 hectáreas, con una producción media anual de 1.050.000 toneladas de potasa y 1 millón de toneladas de sal sódica, con una vida estimada para la actividad minera de 20 años.

Comentarios