Tenerife invertirá más de 26 millones de euros en obras hidráulicas

0
90
90
  • Tenerife invertirá más 26 millones euros obras hidráulicas

El Cabildo de Tenerife invertirá a través del Consejo Insular de Aguas unos 26,5 millones de euros en diferentes actuaciones hidráulicas a lo largo del presente año y que van a suponer un "cambio radical" en el sistema de abastecimiento de agua potable en la isla y que van a insistir en la depuración y el saneamiento.

En rueda de prensa, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, destacó que el Consejo Insular de Aguas recupera un tono inversor "muy potente" en función de los retos que marca el Plan Hidrológico, aprobado recientemente y que contempla un plan inversor de unos 500 millones de euros.

Carlos Alonso hizo hincapié en que el Cabildo va a acometer las inversiones que le corresponde, pero quiso dejar claro que "no es el único actor", por lo que solicitó al resto de administraciones -ayuntamientos, Gobierno de Canarias y Gobierno del Estado- que también inviertan en el sistema hidrológico de la isla.

Por su parte, el consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, indicó que las líneas de trabajo de las obras hidráulicas se articularán en cuatro ejes principales: sistemas de abastecimiento de agua potable; saneamiento y depuración; drenaje de aguas pluviales, y planificación y tecnologías.

El primer eje supone una inversión que ronda los 15 millones de euros y su objetivo es asegurar el suministro de agua del sistema insular mejorando su calidad y disminuyendo las pérdidas de agua del sistema.

Las actuaciones más destacables, con un presupuesto que ronda los 12,7 millones de euros, son la entrada en funcionamiento de las desaladoras de Granadilla y Fonsalía, que aportarán al sistema 28.000 m3 de agua diario. Esto garantiza el total abastecimiento del consumo humano hasta la cota de 400 metros sobre el nivel del mar desde Arico hasta San Miguel, para el caso de Granadilla, y desde Guía de Isora hasta Santiago del Teide, en el caso de la desaladora de Fonsalía.

Manuel Martínez destacó que con la entrada en marcha de estas instalaciones "se garantiza un suministro fiable y de calidad en todos los municipios desde Arico hasta Santiago del Teide desde la cota de 400 metros sobre el nivel del mar".

Además, se invertirá en los nuevos depósitos y se mejorará diferentes depósitos en los municipios de Santiago del Teide, Granadilla, Adeje-Arona, La Guancha, El Tanque-Los Silos y San Miguel de Abona. Otras actuaciones están relacionadas con la aducción a la balsa de San Antonio (La Matanza), que mejorará la capacidad de riego de la comarca de Acentejo, y la tubería de conexión de la desaladora de Buenavista del Norte al sistema municipal de aguas.

Asimismo, se realizará apoyo técnico a los municipios que mantienen la gestión directa en el desarrollo de las medidas para disminuir las pérdidas de red aplicando soluciones que ya han demostrado su eficacia en otros municipios. Además, a través del Plan de Empleo destinado al mantenimiento de canales comarcales, se podrá formar y contratar a 17 personas.

Saneamiento y drenaje

En el segundo eje, saneamiento y depuración, la inversión asciende a 10,2 millones de euros y tiene como objetivo complementar y mejorar los sistemas de saneamiento y depuración municipales y comarcales. Dentro de estas actuaciones se incluye la estación de bombeo de Las Maretas (Arico), la estación depuradora de Los Roques (Fasnia), el plan de etapas de la estación de bombeo de Cabo Llanos (Santa Cruz) y el sistema de tratamiento en la Isla Baja (Garachico-Los Silos).

A su vez, se contemplan mejoras en el sistema de saneamiento y depuradora de Adeje-Arona, la mejora de la línea de desodorización de la depuradora del Valle de La Orotava y el colector de aguas residuales de Martíanez (Puerto de la Cruz). También se contempla los trabajos de la primera fase de la depuradora del Valle de Güímar y la cabecera del emisario del Polígono Industrial del Valle de Güímar.

Carlos Alonso comentó que estas actuaciones requieren "de un esfuerzo de todos, incluidos los propios ayuntamientos", de ahí que el Plan de Cooperación Municipal se vaya a orientar hacia ese objetivo. Asimismo, el presidente avanzó que dado que el Plan termina el próximo año, propone que se prorrogue hasta 2019, de forma que los ayuntamientos contribuyan a través de esa inversión al esfuerzo que hay que hacer en materia de saneamiento y depuración.

Alonso también pidió el apoyo financiero del Estado, sobre todo en con aquellas inversiones que tiene que realizar y que ya están comprometidas en Santa Cruz, pero también en otros sistemas de depuración a nivel comarcal que hay que desarrollar para regularizar la situación de Tenerife en materia de depuración.

El consejero insular de Aguas destacó el esfuerzo inversor del Gobierno del Estado con todas estas actuaciones que, junto al área de Cooperación Municipal, pretenden acometer en estos cuatro años la "solución definitiva" a la depuración y reutilización de las aguas en la isla.

En cuanto al tercer eje, drenaje de aguas pluviales, supone una inversión de 873.000 euros y tiene como objetivo la disminución de los riesgos potenciales por escorrentías previstos en la planificación. En este eje se contemplan las actuaciones de la fase final del barranco de Las Huertas, en San Andrés, y de la fase final del barranco de Tío Pino, también en Santa Cruz. Dos actuaciones que se van a realizar en 2016

Por último, el eje relacionado con la planificación y tecnologías recoge actuaciones que suponen una inversión de 433.000 euros y permitirán continuar con la planificación hidráulica insular, así como integrar las infraestructuras hidráulicas críticas en un sistema insular de telecontrol.

En este eje se incluye el censo de galerías y pozos que hay que realizar, la planificación hidrológica (segundo ciclo), así como I+D+i en relación a fenómenos atmosféricos adversos y su implicación con el modelo de escorrentía superficial. También se contemplan el plan de riesgos de inundaciones y la gestión y explotación de señales del sistema hidráulico de abastecimiento insular.

Problema del flúor

Preguntado por los problemas de flúor existentes en la isla, el nuevo gerente del Consejo Insular de Aguas, Javier Davara, señaló que los pocos casos que persisten en la zona sur, desde Arico hasta Santiago del Teide, se eliminarán a corto plazo, por lo menos de cota 400 hacia abajo, lo que permitirá liberar de cota 400 hacia arriba aguas de buena calidad.

En cuanto a la zona norte, precisó que en La Laguna ha habido una considerable disminución del problema del flúor debido al aporte de nuevos caudales subterráneos y se espera que en los próximos meses se vaya reduciendo el índice de flúor que aún hay en el agua.

Respecto a la zona de Acentejo, comentó que aún habría que solucionar los problemas que existen en El Sauzal, en los núcleos altos de la zona del Ravelo, que ya tienen soluciones proyectadas, y en La Matanza, La Victoria y Santa Úrsula también hay medidas que se han aportado con nuevos caudales que solucionarán el problema a corto plazo.

Finalmente, en la zona de la Isla Baja, incluido Icod de los Vinos, Javier Davara indicó que los problemas con el flúor fueron solucionados el año pasado con las estaciones desaladoras del Consejo Insular de Aguas, con lo cual quedarían núcleos muy aislados de cloruro que podrán ser resueltos a corto o medio plazo.

Comentarios