El proyecto de Fertiberia para clausurar las balsas de fosfoyesos, 'idóneo' según el MAGRAMA

0
225
  • proyecto Fertiberia clausurar balsas fosfoyesos, 'idóneo' MAGRAMA
    Imagen de WWF.
225

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), mediante un informe con fecha 2 de marzo de 2016, ha atendido el requerimiento realizado por la Audiencia Nacional (AN) y ha declarado "idóneo" el proyecto presentado por Fertiberia para la clausura de las balsas de fosfoyesos en las marimas de Huelva, según recoge el informe de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, consultado por Europa Press.

Este proyecto, según remarcan desde Fertiberia, se centra en garantizar la estabilidad estructural, eliminar la posibilidad de generar contaminación y la restauración del emplazamiento con una capa adicional vegetal con plantas autóctonas para la recuperación paisajística, estando el tiempo de ejecución fijado en diez años y otros 30 de control.

En rueda de prensa, el portavoz y concejal de Mesa de la Ría en el Ayuntamiento de Huelva, Rafael Gavilán, ha lamentado que la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, "haya traicionado a Huelva, condenándola a tener siempre fosfoyesos en la marismas".

"La batalla no ha acabado porque la Audiencia Nacional aún tiene que resolver un recurso presentado por la Mesa de la Ría"

No obstante, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, ya que "la batalla no ha acabado porque la Audiencia Nacional aún tiene que resolver un recurso presentado por la Mesa de la Ría, así como un incidente de ejecución". Del mismo modo, ha anunciado que en los próximos días se opondrán ante el Tribunal Supremo al recurso que presentó Fertiberia contra el aval que le impusiera la AN por un importe de 65,9 millones de euros.

Concretamente, en su apartado duodécimo, el citado informe dice textualmente que "esta dirección general considera oportuno valorar idóneo el proyecto constructivo de clausura de las balsas de fosfoyesos situadas en el término municipal de Huelva", de modo que, a juicio de esta organización, se ha consumado "la traición que desde hacía meses se estaba gestando desde el Gobierno central".

Por ello, ha remarcado que en estos momentos resulta "difícil" de entender la postura del Partido Popular local, quien, "por un lado, se opone al proyecto de Fertiberia acudiendo a la manifestación del pasado 3 de diciembre y, por el otro, aprueba dicho proyecto desde las instituciones donde gobierna".

Desde la Mesa de la Ría consideran que el proyecto de Fertiberia es "inejecutable", no obstante, en los informes aportados al expediente judicial por el Instituto Geológico Minero (IGME) y por la Empresa para la Gestión de Residuos Industriales (Emgrisa) "se ponen de manifiesto nuevas circunstancias que nos hacen preguntarnos cómo resulta posible que el Ministerio de Medio Ambiente le haya dado el visto bueno al citado proyecto", ha precisado Gavilán.

Sin embargo, en el informe el Magrama dice que los ha analizado y que la opción de cobertera ha sido "valorada favorablemente" por ambos organismos, así como que esta valoración incluye "el necesario cumplimiento" por parte de Fertiberia de las observaciones recogidas en estos informes. De igual manera, remarca que esta tramitación exige "el necesario sometimiento" a una evaluación de impacto ambiental.

"Filrtaciones de arsénico"

Respecto a estos informes, Gavilán asegura que en ellos se constatan "las filtraciones de arsénico al río Tinto desde las balsas de fosfoyesos, también la alta radiactividad de las aguas internas de las balsas, además del riesgo de que un hipotético tsunami afecte a la zona y la imposibilidad de que una vez clausuradas las balsas sean compatibles con ningún tipo de uso para la ciudad, entre otras cuestiones".

Del mismo modo, añade Gavilán que "la existencia de arsénico proveniente de las balsas", según concluye el informe IGME, y el hecho de tratarse de un elemento que no contienen los fosfatos, "demuestra la hipótesis mantenida por la Mesa de la Ría de que los fosfoyesos son residuos tóxicos".

En definitiva, a su juicio, confirman las tesis de la Mesa de la Ría en el sentido de que "los impedimentos para que los vertidos de fosfoyesos permanezcan en dicho lugar para siempre son infinitamente superiores a los existentes en el caso de un hipotético traslado, previa descontaminación de los mismos".

Por todo ello, remarcan que todos estos "impedimentos, unidos a la evidente incompatibilidad con el ordenamiento urbanístico de la ciudad", a los miembros de Mesa de la Ría "les hacen ser optimistas en la batalla legal que aún queda por desarrollar".

"La Mesa de la Ría no va a cejar en su empeño hasta conseguir que la marisma del Tinto, desaparecida bajo 120 millones de toneladas de fosfoyesos, vuelva a su estado natural, por nuestra salud, por el futuro de nuestros hijos y porque es de justicia que lo logremos", ha concluido el portavoz y concejal en el Ayuntamiento de la capital onubense.

Comentarios