Los Baños de Fortuna, referente en el estudio del termalismo romano, declarados BIC

0
35
  • Baños Fortuna, referente estudio termalismo romano, declarados BIC
    Los actuales Baños de Fortuna, Murcia (Wikipedia/CC)
35

El Consejo de Gobierno ha aprobado, a propuesta de la Consejería de Cultura y Portavocía, la declaración de Los Baños de Fortuna como Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de zona arqueológica.

La zona arqueológica de Los Baños de Fortuna está constituida por el Santuario, la Hospedería y la Cantera, adscritos cultural y cronológicamente al período romano, aunque con sucesivas fases de ocupación en época medieval islámica y moderna. En el perímetro de dichos espacios existe abundante material arqueológico, en su mayoría cerámico, definido por la presencia mayoritaria de producciones romanas y, en menor medida, medieval y moderna.

Los Baños de Fortuna son un referente básico para el estudio del termalismo en la época romana. Se trata de un edificio de carácter monumental, considerado uno de los más importantes de la península lbérica y del que se encuentran paralelos en otras regiones del Mediterráneo como ltalia o Siria.

Ha sido utilizado de manera casi interrumpida desde época ibérica hasta el siglo XlX, momento en que deja de surgir agua termal y el balneario es trasladado 300 metros al sur, lo que ha permitido el estudio de la evolución del termalismo a lo largo de la historia.

El manantial termal de Los Baños de Fortuna ha sido recurrente punto de encuentro y establecimiento de personas a lo largo de la historia y está asociado a la propia esencia cultural de la Región de Murcia. En el entorno del yacimiento existen una gran cantidad de puntos de interés arqueológico en los que se constata la ocupación ininterrumpida desde la Prehistoria.

La consideración como zona arqueológica se deriva de la necesidad de proteger y conservar el patrimonio existente en esa área, dada la relevancia y valor cultural de los restos arqueológicos que la integran, así como por la necesidad de garantizar la integridad del medio físico y ambiental.

El procedimiento para la declaración de BIC con categoría de Zona Arqueológica comenzó en diciembre de 2013 y cuenta con los informes favorables de la Universidad de Murcia y de la Real Academia Alfonso X el Sabio.

Comentarios