Las especies invasoras cuestan 20 millones de euros al año a los regantes andaluces

0
164
164
  • especies invasoras cuestan 20 millones euros al año regantes andaluces

El secretario general de la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), Pedro Parias, ha señalado este miércoles que las especies invasoras pueden tener un coste para los regantes de unos 20 millones de euros al año, ya que hay especies que atascan y colmatan los sistemas de riego lo que genera sobrecostes en la explotación para reemplazarlos o repararlos

En una rueda de prensa para presentar un proyecto de investigación contra las especies invasoras, Parias ha indicado que actualmente muchos agricultores están realizando cambios en los sistemas de riegos que les cuestan en torno a 20 euros por hectárea, lo que multiplicado por el millón de hectáreas en regadío de la comunidad autónoma andaluza puede suponer un total de 20 millones de euros.

Paria ha señalado a algunas de estas especies, principalmente los briozoos, la almeja asiática y el mejillón cebra, que se reproducen "con mucha celeridad" y en poco tiempo "ya forman parte de los ríos andaluces". Lo que estas especies producen son atascos y colmatamientos en los sistemas de tuberías, filtros y regadíos en general y en muchos casos dejan inservibles los mecanismos de riego.

Paria ha recordado que en la última década los regantes andaluces han invertido más de 5.000 millones de euros en estas técnicas más modernas de regadío, por lo que es "necesario" solventar el problema que ha calificado como "uno de los más graves del sector".

El camalote no tiene efectos para los regantes

Preguntado por los peligros de que otra especie invasora como el camalote, que está haciendo "estragos" en Extremadura pueda llegar a las aguas andaluzas. Paria ha señalado que sí es posible pero ha matizado que sus efectos "son sobretodo nocivos para el medio ambiente y no tanto para los agricultores". Paria ha destacado que en Extremadura ya hay experiencias que permiten que esta planta invasora no se adentre en los regadíos, por lo que cree que en el caso de que llegue a Andalucía, no tendrá efectos graves para los cultivos.

Comentarios