Los Regantes del Condado de Huelva, ahogados por la falta de agua sin el trasvase al Guadalquivir

0
45
  • Regantes Condado Huelva, ahogados falta agua trasvase al Guadalquivir
45

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva ha alertado sobre la pérdida de diversidad del sector de los frutos rojos en el Condado si no se activa el trasvase de 4,99 hectómetros cúbicos de agua superficial. Esta infraestructura, cuyas concesiones de agua se autorizaron en el mes de marzo, está pendiente de la inclusión de más de 200 hectáreas beneficiadas en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). En total, el trasvase regará más de 700 hectáreas de frutos rojos.

El presidente de la plataforma de regantes, Cristóbal Picón, explica en un comunicado que la falta de agua está imposibilitando regar cultivos permanentes como las frambuesas, los arándanos y las moras. Lo que, a su juicio, "pone en peligro la ansiada diversidad de este sector, que busca tener cultivos todo el año y romper la estacionalidad".

Además, Picón ha asegurado que los agricultores están "desesperados por la falta de agua", una situación que se solucionaría con la puesta en marcha del trasvase de 4,99 hectómetros cúbicos de agua entre la cuenca del Tinto, Odiel y Piedras hasta la del Guadalquivir. "Esta infraestructura está acabada desde octubre de 2015, con las concesiones entregadas pero inutilizada desde entonces", ha añadido.

Picón ha recordado además que han sido los propios agricultores los que han aportado el 30 por ciento de su coste, un total de 20,5 millones de euros por lo que llegado a un punto en el que a esta Plataforma "le resulta muy difícil explicarles por qué no se activa la llegada del agua". Picón ha recordado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente entregó en el mes de marzo las concesiones de agua para el trasvase "y aún no hemos conseguido que se ponga en marcha".

En una situación límite

La falta de agua está ocasionando pérdidas importantes a los agricultores que han optado por tener cultivos plurianuales, como el arándano y la mora, que precisan de riego y cuidados durante todo el año. "Parece una broma pero empezamos a estar ahogados por la falta de agua", ha indicado Picón.

Más de 400 pozos se comenzarán a cerrar en la zona beneficiada por el trasvase gracias a la llegada de los 4,99 hectómetros cúbicos de agua superficial, "con el beneficio que ello supone para nuestro entorno, además de para la tranquilidad de los agricultores, que saben que no habrá problemas para regar".

Comentarios