Moody's considera positivo el acuerdo de Abengoa para su calificación, aunque ve "incertidumbres"

0
39
  • Moody's considera positivo acuerdo Abengoa calificación, aunque ve "incertidumbres"
    Sede de Abengoa en Sevilla
39

Moody's considera que el acuerdo alcanzado entre Abengoa y sus acreedores para la reestructuración del grupo es positivo para la calificación crediticia de la compañía, aunque advierte de la "incertidumbre" respecto al respaldo que recibirá la propuesta para alcanzar el 75% de adhesión que necesita para evitar el concurso de acreedores.

En un informe, la agencia de calificación señala que el anuncio del acuerdo para su reestructuración supone que se han logrado "avances positivos" en las negociaciones, reduce los riesgos e incrementa la probabilidad de una estructura de capital sostenible.

Sin embargo, Moody's subraya que siguen existiendo "incertidumbres" en lo que se refiere a la adhesión que debe de recibir por parte de al menos el 75% de los acreedores de la compañía los términos y condiciones de la reestructuración para salir del preconcurso.

Para la agencia, la publicación del plan de viabilidad actualizado que dará a conocer el próximo martes, 16 de agosto, la compañía, será "una importante información" para evaluar el valor de la compañía y conocer la rentabilidad prevista, la deuda, las desinversiones o la cartera de pedidos.

Abengoa ha cerrado finalmente su acuerdo de rescate con sus bancos acreedores y los fondos para la reestructuración de su deuda financiera y su recapitalización, que supondrá una inyección de dinero nuevo al grupo de casi 655 millones de euros.

El importe total del dinero nuevo que se prestará al grupo asciende a 1.169,6 millones de euros, aunque esta cantidad incluye los importes refinanciados de los préstamos recibidos por el grupo en septiembre y diciembre de 2015 y en marzo de 2016 --unos 515 millones de euros--.

El reparto del capital de la nueva Abengoa será de en torno al 50% para los bonistas y 'hedge funds' y aproximadamente un 40% para la banca acreedora. Además, otro 5% quedará en manos de los avalistas.

Por su parte, los actuales accionistas, donde destacan los Benjumea con un 51%, se quedarán con una participación del 5% del capital. Esta participación podría elevarse en un 5% adicional si en el plazo de ocho años las cantidades adeudadas se pagan según lo acordado.

Comentarios