La falta de gobierno en España retrasa la ratificación del Acuerdo del Clima de París

0
33
  • falta gobierno España retrasa ratificación Acuerdo Clima París
33

España dará este viernes su visto bueno a la ratificación por parte de la Unión Europea del Acuerdo de París, con el que ya se han comprometido 60 países, entre ellos Estados Unidos y China; sin embargo, a nivel nacional no podrá ser ratificado mientras no haya Gobierno.

Según han explicado a Europa Press fuentes ministeriales, España ya "ha ido dando todos los pasos necesarios para avanzar en el proceso interno" y que la ratificación nacional esté lista "en cuanto sea legalmente posible", con la elaboración del expediente administrativo correspondiente.

Esto significa que no se podrá ratificar mientras continúe el Gobierno en funciones, puesto que acuerdos y tratados de ésta índole requieren un Ejecutivo que remita a las Cortes el texto y que el Parlamento de su visto bueno.

En la actualidad, para ratificar un acuerdo que comprometa a España en situación de Gobierno en funciones se debería argumentar jurídicamente que se trata de una cuestión urgente y de interés general.

Para ratificar un acuerdo que comprometa a España en situación de Gobierno en funciones se debería argumentar jurídicamente que se trata de una cuestión urgente y de interés general

El objetivo del Acuerdo del Clima es frenar los efectos del cambio climático de modo que se logre limitar el aumento de la temperatura global en 2 grados centígrados, como máximo, respecto de los niveles preindustriales y si es posible frenar el incremento en 1,5 grados centígrados. Esto conllevará una profunda reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero entre los Veintiocho a lo largo de este siglo y la práctica descarbonización de la economía.

Este viernes 28 de septienbre la Unión Europea acogerá un Consejo Extraordinario de ministros de Medio Ambiente cuyo orden del día abordará, precisamente, la ratificación del Acuerdo del Clima, que ya firmaron los Veintiocho en su conjunto el pasado 22 de abril en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Todo apunta a que habrá acuerdo para seguir con los trámites, que conllevan solicitar el consentimiento del Parlamento Europeo.

Polonia: Posición dudosa

No obstante, la unanimidad no está garantizada, puesto que Polonia ha explicado a sus homólogos europeos que solamente ratificará el Acuerdo bajo sus propios términos. Este mismo lunes, en una carta a la que tuvo acceso la agencia Reuters, el ministro polaco de medio ambiente, Jan Szyszko, afirmó que su país, que depende en gran medida del carbón, solamente consentirá iniciar el proceso de ratificación rápida "bajo unos términos que tengan en cuenta la especificidad de la economía polaca".

A nivel nacional, según han explicado fuentes de la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a Europa Press, España ha defendido la "importancia" de que la UE y sus Estados miembro "estén en posición de ratificar lo antes posible, para mantener así su liderazgo en la agenda internacional".

De este modo, consideran que España y la UE podrán participar "adecuadamente" en la primera sesión de la Conferencia de las Partes que se celebrará en noviembre en Marrakech (Marruecos), una vez que el acuerdo entre en vigor.

En las negociaciones del Consejo de la UE, España defiende la "rápida ratificación" por parte de la Unión Europea para "evitar los riesgos políticos" que se pueden generar frente a EEUU y China, de modo que han confirmado que se lo defenderá este viernes.

Además, han indicado que España considera "importante" tener preparado el instrumento de ratificación para apoyar la lucha mundial contra el cambio climático que se recoge en el Acuerdo de París --adoptado en diciembre de 2015 en la capital gala--.

Una vez que la UE ratifique su compromiso contra el cambio climático, el Acuerdo del Clima de París podrá entrar en vigor, 30 días después, ya que hasta ahora lo han ratificado 60 países --cinco más de los necesarios-- pero entre todos suman el 47,76% de las emisiones globales de efecto invernadero y no alcanzan el mínimo del 55 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

La UE, el tercer emisor mundial, sumaría los puntos necesarios para que el mundo comience a dar pasos firmes para lograr detener el incremento de temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados, de modo que su ratificación es vital.

Comentarios