Asturias asegura que la EDAR de Villaviciosa cumple la directiva de aguas residuales urbanas

0
15
  • Asturias asegura que EDAR Villaviciosa cumple directiva aguas residuales urbanas
    Ría de Villaviciosa (Wikipedia/CC)
15

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ha asegurado que la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Villaviciosa se ajusta escrupulosamente a la directiva de aguas residuales urbanas desde finales de 2015 y cumple con la normativa vigente.

Así lo refleja la Secretaría de Estado de Medio Ambiente en un informe del 28 de marzo con el que da respuesta a una carta de emplazamiento por un proceso de infracción de la Unión Europea por incumplimientos en materia de aguas, en el que estaban incluidas numerosas instalaciones del país.

El Principado ha salido así al paso después de que la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) denegase la bandera azul a la playa de Rodiles, un extremo que contradicen tanto el documento del ministerio como los datos que maneja la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente.

Así lo refleja la Secretaría de Estado de Medio Ambiente en un informe del 28 de marzo con el que da respuesta a una carta de emplazamiento por un proceso de infracción de la Unión Europea

El documento recoge que, con las actuaciones llevadas a cabo, "el efluente de la EDAR de Villaviciosa es conforme con los valores de concentración y los requerimientos sobre las muestras exigidos en la directiva". También descarta que se requieran medidas adicionales.

La planta depuradora se encuentra situada al sureste de la punta de Rodiles, en el alto del acantilado de la ensenada de la Conejera. Su construcción finalizó en mayo de 2002 y en ella se depuraban, sin tratamiento secundario, las aguas residuales de Villaviciosa y otros núcleos de la margen izquierda de la ría. El 3 de noviembre de 2010 se contrató la obra de reforma de la estación y la incorporación del saneamiento de las parroquias de Selorio, Carda y Tornón, con el fin de ampliar el sistema de colectores para las aguas residuales del concejo a la margen derecha de la ría y ajustar la EDAR a la normativa incorporando un tratamiento biológico.

Según figura en el informe de la Secretaría de Estado, la empresa adjudicataria de las obras inició en julio de 2015 la explotación de la depuradora ampliada, evitando así las infracciones ambientales en las que se puede incurrir cuando no se tratan suficientemente las aguas residuales antes de su vertido al mar. Además, en este caso, dicho vertido se realiza por un emisario submarino a más de un kilómetro de la playa.

Comentarios