XTF denuncia a Sacyr por dejar de invertir 137 millones de euros en la empresa de aguas de Tenerife

0
72
72

Por Tenerife (XTF) ha presentado ante el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Santa Cruz de Tenerife la ampliación de una denuncia contra Sacyr Vallehermoso, adjudicataria de la Empresa Mixta de Aguas (Emmasa), por dejar de invertir más de 137 millones de euros entre los años 2006 y 2012, incurriendo así en una supuesta "estafa" a la ciudad.

La ampliación de la denuncia, según ha explicado en rueda de prensa el concejal de XTF, José Manuel Corrales, se basa en el informe de justificación de la intervención de Emmasa que ha realizado el Ayuntamiento, donde se reconoce que hay un incumplimiento "clamoroso" del contrato por parte de Sacyr, y en la auditoría que encargó el propio Consistorio sobre la gestión de la Empresa Municipal de Aguas.

Según Corrales, el informe de la intervención reconoce que Sacyr sólo ha ejecutado el 9 por ciento de las inversiones comprometidas, lo que significa que "ha estafado al pueblo de Santa Cruz el 91 por ciento de las inversiones", así como que al menos hay "cien irregularidades" en las subcontrataciones realizadas por el grupo.

Respecto a la auditoría, el edil explicó que Sacyr estaba comprometida a invertir más de 150 millones desde 2006 a 2012 y lo que dice la auditoría es que sólo se admitieron como inversiones 13,5 millones. Esto supone una diferencia entre el importe admitido por la auditoría en concepto de inversiones y el importe ofertado por Sacyr cuando se le adjudicó el servicio de 136,8 millones de euros que se han dejado de invertir entre 2006 y 2012, precisó Corrales.

El edil precisó que sólo en 2012 Sacyr Vallehermoso dejó de invertir 29 millones, por lo que si siguiera esa tendencia en 2013 y 2014, supondría que "habría dejado de invertir en Santa Cruz casi 200 millones de euros, el equivalente al presupuesto de un año del Ayuntamiento".

La auditoría añade, además, que en 2006 Sacyr tomó una empresa con más de 1 millón de euros de superávit y en 2008 tuvo unas pérdidas de casi 2,5 millones, lo que supone, según el concejal de XTF, que la privatización de Emmasa "no ha sido para nada beneficiosa sino que ha repercutido negativamente en las pérdidas y en la situación contable de la empresa".

Para Corrales, "resulta gravísimo que algunos hayan estado mirando para otro lado mientras Sacyr dejaba de invertir 137 millones en la ciudad, por lo que eso supone para la creación de empleo y generación actividad económica", y se preguntó "qué recibieron los cómplices políticos [de la empresa] a cambio de mirar para otro lado".

Detalle jurídico de la denuncia

En la rueda de prensa, el abogado Felipe Campos explicó que no hacer las inversiones que Sacyr tenía comprometidas en el contrato de adjudicación significaba la resolución del mismo, "cosa que no se ha hecho", de lo que responsabilizó a Julio Pérez, exprimer teniente de alcalde, que, según Campos, "tenía que velar por el exacto cumplimiento del contrato y cuyo despacho tenía un contrato jurídico con Sacyr Vallehermoso".

El letrado también acusó al grupo de haber cometido un presunto delito societario al transferir toda su actividad a empresas filiales "fingiendo" pérdidas para "subir las tarifas", lo que, dijo, "no fue advertido por Julio Pérez".

A la vista de estos hechos, el Ayuntamiento abrió hace un año un expediente cuyo informe fue firmado por el funcionario Víctor Reyes, jefe de servicio en la Concejalía de Proyectos Urbanos, Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, donde, según Campos, "se inventó los pliegos del contrato para beneficiar descaradamente a Sacyr".

A este respecto, el abogado explicó que Víctor Reyes percibió en dicho informe que "sólo había 13 subcontrataciones celebrados por Sacyr y entendía que éstas no afectaban al objeto esencial del contrato, sino que eran accesorias y que fueron hechas sin autorización del Ayuntamiento, lo que suponía la resolución del contrato, la recuperación del servicio público, además de la correspondiente sanción".

Sin embargo, Felipe Campos aseguró que el funcionario se "inventó" el pliego al decir que la resolución del contrato "queda reservada para los casos en los que se ceda el objeto esencial del contrato y no en el caso de las accesorias, donde sólo cabe una sanción, lo que no figura en el pliego de contratación, por lo que constituiría un presunto delito de prevaricación".

Frente al informe de Víctor Reyes, el abogado detalló que la auditoría encargada por el Ayuntamiento habla de 226 subcontrataciones, y no de 13, y añadió que existe otro informe técnico del Consistorio donde se reconoce que de esas 226 subcontrataciones, hay 12 que versan sobre el objeto principal del contrato, 8 de ellas con empresas filiales del grupo.

"Esto significa --según el letrado-- que habría que resolver el contrato con Sacyr no sólo porque no se ha advertido las inversiones comprometidas, sino porque se ha incumplido el mismo descaradamente", y considera que no bastaría con la intervención de Emmasa, sino que habría que recuperar el servicio público porque "hay causa legal suficiente".

Por último, se refirió a que en el informe de la auditoría llama la atención que Emmasa no facilitó diversa documentación, por lo que han pedido al juzgado que requiera a Emmasa y a Sacyr Vallehermoso documentos que se han negado a facilitar a los propios auditores, como los presupuestos de la Empresa Mixta de Aguas.

Comentarios