El recrecimiento del canal del Viar para la conexión del embalse de Melonares está "prácticamente finalizado"

0
45
45
  • Viar (Wikipedia).

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha dado por prácticamente terminados los trabajos de recrecimiento de la infraestructura existente en el canal del Viar -se ha finalizado la obra en 29 de los 30 kilómetros sobre los que se actuaba, casi un 97 por ciento-, uno de los pasos que se precisan para la conexión del embalse de Melonares, con el fin de garantizar el abastecimiento de agua a la ciudad de Sevilla y su área metropolitana.

Según han señalado a Europa Press fuentes del organismo de cuenca, al quedar ya finalizado el grueso de estos trabajos -que no se pueden acometer durante la campaña de riego para no estorbar el trasvase de agua a las comunidades de regantes- el foco principal se centra en la balsa que conecta el canal con la tubería, y que funcionará como elemento regulador, con 180.000 metros cúbicos de capacidad. Al margen de ello, quedan pendientes "remates" como algunos elementos electromecánicos, zonas de aislamiento o arquetas.

Se mantiene así el plazo temporal según el cual los trabajos estarían finalizados antes de que termine el presente año 2014: una vez acabadas las obras, y de manera inmediata, comenzará el periodo de pruebas.

Una vez que finalicen estas obras, el embalse de Melonares también se sumará al sistema de abastecimiento de Sevilla

La obra, transferida en su momento a la Junta de Andalucía bajo la premisa de traer el agua hasta Sevilla con la ejecución de dos proyectos -con la utilización del canal del Viar para los 30 primeros kilómetros y la construcción de tuberías para el tramo restante-, con una inversión de más de 40 millones, fue posteriormente devuelta a la CHG con una inversión "mínima" y sin devolver las partidas presupuestarias consignadas, según critica el organismo de cuenca, que da cuenta de los esfuerzos realizados para la reasignación de los fondos europeos que permitieran culminar el trabajo.

De esta forma, el presidente de la CHG, Manuel Romero, ya explicaba que la confederación ha desarrollado las tres cuartas partes de las dos actuaciones en menos de dos años, "mientras que la Junta de Andalucía necesitó tres años para ejecutar solo un 0,7 por ciento de las mismas".

El sistema de abastecimiento de aguas a Sevilla y su zona de influencia está conformado por los embalses de Aracena, Zufre, La Minilla y Gergal, situados en las sierras de Huelva y Sevilla. Todos estos embalses conectan con la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de El Carambolo (Emasesa), desde donde se procede a su distribución para 1,2 millones de personas, a través de la propia Emasesa y de Aljarafesa. Una vez que finalicen estas obras, el embalse de Melonares también se sumará al sistema de abastecimiento de Sevilla para proporcionar un agua de la máxima calidad.

El embalse, de uso exclusivo para abastecimiento urbano, cuenta con una capacidad de almacenamiento de 186 hectómetros cúbicos de agua y proporcionará unos 34 hectómetros cúbicos al año, que se sumarán a los 114 hectómetros cúbicos de capacidad de regulación que tiene en la actualidad el conjunto de embalses que abastecen a Sevilla y a su área de influencia.

La actuación contempla dos obras, ya que el agua deberá recorrer un total de 60 kilómetros desde el embalse de Melonares hasta la ETAP de El Carambolo. En los primeros 30 kilómetros, el agua discurrirá por gravedad por el actual canal del Viar, y los restantes mediante una conducción de nueva construcción en su primer trazado y, posteriormente, por el sistema de abastecimiento en alta ya existente de Emasesa.

Modernización del Canal del Viar 

La modernización del canal del Viar para su uso compartido para riego y abastecimiento a la ciudad de Sevilla cuenta con una inversión de 15,14 millones de euros. Se trata de una actuación que debería haber finalizado la Junta de Andalucía en 2011, aunque cuando la CHG recuperó las competencias del Guadalquivir "ni siquiera se había procedido a su contratación". Tras un complejo proceso administrativo, finalmente el organismo de cuenca inició la actuación en diciembre de 2012.

El actual canal del Viar fue construido en 1953 y tiene una longitud total de 85 kilómetros para regar 12.000 hectáreas situadas en los términos municipales de Cantillana, Villaverde del Río, Alcalá del Río, Burguillos, Guillena y La Algaba, en la provincia de Sevilla.

El embalse de Melonares intersecta el canal del Viar en su punto kilométrico 15,00, por lo que para utilizar esta infraestructura existente para el transporte del agua hasta el sistema de abastecimiento de Sevilla se hacía necesario modernizar el tramo comprendido entre es punto kilométrico (presa de Melonares) hasta el kilómetro 45,200 en las inmediaciones de la balsa de regulación del Alamillo, en la zona regable del Viar. A partir de este punto, el agua destinada al abastecimiento circulará por la conducción de conexión del canal del Viar con el sistema de abastecimiento de la ciudad.

El canal va a poder ser utilizado sin afección alguna durante la próxima campaña de riego, ya que los trabajos que pudieran interferir en la misma se van a paralizar y solo se retomarán una vez finalizada dicha campaña.

Conexión del Canal del Viar con el sistema de abastecimiento

La segunda actuación que simultáneamente desarrolla la CHG en esta zona es la conducción de conexión del Canal del Viar con el sistema de abastecimiento a Sevilla, con una inversión que supera los 27 millones de euros. Se trata de una actuación que debería haber finalizado en 2011 la Junta de Andalucía, pero que la CHG recibió en 2012 con solo un 1,5 por ciento de ejecución.

Contempla ejecutar una nueva tubería a lo largo de 13,7 kilómetros de longitud con capacidad para que circule un caudal medio de dos metros cúbicos por segundo, que conducirá el agua desde su conexión con el Canal del Viar hasta las instalaciones de Emasesa en San Ignacio del Viar. Desde aquí, y a través de infraestructuras ya existentes, se impulsará el agua hasta la Estación de Tratamiento de Agua Potable de El Carambolo.

Comentarios